Público
Público

La crisis del coronavirus Así afrontan los países de la UE la crisis del Covid-19

Los países de la Unión han ido tomando decisiones cada vez más severas y drásticas a medida que el coronavirus se expandía por todo el continente. Aquí se recoge un resumen de las principales medidas tomadas país a país

¿Por qué resulta tan complicado frenar al coronavirus?
El coronavirus

raúl bocanegra

Los países de la Unión Europea han ido tomando decisiones cada vez más drásticas a medida que el coronavirus se expandía por todo el continente. Hoy, prácticamente toda Europa ha tomado serias y drásticas determinaciones para frenar el avance del Covid-19, salvo, de momento, las notables excepciones de Suecia y Reino Unido.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha adoptado, entre otras estas medidas, para afrontar la crisis la garantía de 100.000 millones de euros en avales para que las empresas tengan liquidez y, por esta vía, mantengan los empleos. También aprobó el Ejecutivo una moratoria en el pago de las hipotecas y en el suministro de luz y agua para personas sin ingresos; además, los afectados por ERTE cobrarán el paro sin que compute el tiempo de prestación; también los autónomos podrán dejar de pagar la cuota "si sus ingresos se reducen"; se creará un fondo especifico de contingencia para reforzar la atención a personas mayores, sin techo y en residencias de mayores y dependientes, y también se destinará a la flexibilización de la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan usar su superávit si lo invierten en partidas de atención social.

Lo que sigue es una recopilación, elaborada por Público, de la situación y de las principales resoluciones adoptadas por los países de la UE, a los que se añade Reino Unido, que, consumado el Brexit, está en vías de salir de manera definitiva de la Unión. 

Portugal

El Gobierno de Portugal implantó el viernes el "estado de alerta" en el país para actuar frente a la crisis del coronavirus. Se ha anunciado cierre de colegios y discotecas y la limitación de aforo en restaurantes.  Existen también limitaciones "de frecuencia" en centros comerciales y también las visitas a residencias de ancianos en todo el país para proteger a una población "particularmente vulnerable". También, se han acotado los permisos de atraque a cruceros turísticos, que serán solo para abastecimiento, "no para desembarco de pasajeros", con excepción de aquellos viajeros que residan en Portugal. La frontera con España está también cerrada, salvo para el paso de mercancías.

Al estado de alerta, una medida que en Portugal se toma para reorganizar las fuerzas de seguridad ante eventos imprevistos, el Gobierno luso ha añadido medidas como que los trabajadores que se queden al cuidado de los hijos en casa por la suspensión escolar recibirán el 66 % de su salario. También se ha simplificado el proceso de contratación de médicos, pudiendo incorporarse personal jubilado.

Se trata de acciones que buscan contener en virus en medio de lo que el presidente Antonio Costa ha denominado como "una lucha por la supervivencia". 

Francia

Emmanuel Macron ha decretado medidas de choque inéditas hasta ahora y ha puesto a Francia en guerra contra el coronavirus. El Estado francés dedicará 300.000 millones de euros a las empresas para evitar quiebras; suspenderá el pago de impuestos y cotizaciones sociales; y también el de las facturas de agua, luz y gas y los alquileres

Francia también, al igual que España, ha restringido los movimientos de sus ciudadanos. Solo se permiten desplazamientos para proveerse de alimentos, ir al médico, al trabajo y realizar un cierto ejercicio físico. Los contactos deben evitarse y no se permiten las reuniones en la calle.

La frontera con España está cerrada para las personas, tan solo abierta para el cruce de mercancías.

Bélgica

Béligica ha ordenado, desde el sábado pasado, el cierre de bares, restaurantes y discotecas por un tiempo de tres semanas. El Estado ha prohibido también los espectáciulos de ocio, de cualquier tipo. Así, gimnasios, cines y teatros no pueden abrir. Los fines de semana solo podrán ofrecer sus servicios farmacias, supermercados y tiendas de comida para animales.

Las clases también quedan suspendidas, salvo las guarderías. Sin embargo, a diferencia de España, los colegios quedarán abiertos para los hijos de los trabajadores sanitarios y de las familias que solo tengan abuelos disponibles. El transporte público sigue funcionando. El Gobierno recomienda no usarlo.

Holanda

El primer ministro holandés, Mark Rutte, anunció el domingo medidas de excepción, eso sí, no tan estrictas como en España, para contener el coronavirus. Las escuelas quedan cerradas y los profesores estarán encargados de organizar el aprendizaje a distancia del alumnado. Cafés y restaurantes quedarán cerrados, al igual que los gimnasios y los garitos en los que se ofrecen servicios sexuales. Los museos, teatros, y salas de conciertos para más de 100 personas también se cierran. Las iglesias también deben cancelar sus servicios.

El Gobierno recomienda además que la gente se mantenga a un metro y medio de distancia y  que se evite el contacto con la gente mayor. 

El primer ministro Rutte consideré necesario "evitar a toda costa" un contagio masivo, ya que saturaría el sistema médico. "No hay una salida simple" a la crisis, que está destinada a infectar a una gran parte de la población en los Países Bajos, dijo Rutte.

Alemania

El pasado lunes el Gobierno federal y los Länder acordaron cerrar prácticamente todos los comercios no esenciales para cubrir las necesidades básicas de la población por un tiempo indefinido. Así, solo podrán abrir establecimientos de comestibles y los de bebidas, los supermercados, las farmacias, las droguerías, las peluquerías, las tintorerías y las lavanderías. También pueden seguir operando las  gasolineras, los bancos, los kioscos de prensa, los servicios de reparto y las tiendas de suministros para animales.

La hostelería podrá abrir tan sólo entre seis de la mañana y seis de la tarde, mientras centros deportivos, culturales y religiosos, así como locales de ocio nocturno y burdeles deberán cerrar. Los Länder ya habían suspendido la actividad escolar antes de este lunes. 

"Son medidas extraordinarias que nunca antes habíamos tenido. Nuestro día a día cambiará durante un tiempo indeterminado", manifestó Merkel esta semana. 

Austria

El Gobierno austríaco, según la web dw.com, introdujo este domingo severas restricciones al movimiento en espacios públicos y prohibió las reuniones de más de cinco personas. También ha restringido las entradas desde el extranjero, con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus. Los restaurantes también están obligados a cerrar. 

"Llamamos a los austríacos a que se aíslen", dijo la oficina del canciller de Austria, Sebastian Kurz, en un comunicado. Ello significa tener contacto social únicamente con las personas con las que viven".

La gente solo debería abandonar su casa para el trabajo que no pueda ser pospuesto, para comprar alimentos y para ayudar a otras personas, de acuerdo con el comunicado. Quien quiera salir fuera urgentemente "puede hacerlo, pero únicamente en solitario o con gente con quien cohabite", dijo Kurz a la agencia de noticias APA. Y agregó que las fuerzas de seguridad estarán desplegadas en diferentes lugares públicos desde este mismo domingo para pedir a los grupos grandes que se disuelvan.

Italia

El país más afectado, de momento, por la crisis del coronavirus, fue el primero en tomar drásticas medidas. Giussepe Conte, el primer ministro aisló el país entero la semana pasada. Los desplazamientos quedaron prohibidos y solo se permite el movimiento por motivos justificados de trabajo, por cuestiones de salud y por otras razones de urgencia debidamente acreditadas. La actividad escolar está también suspendida. Son medidas similares a las tomadas por el Gobierno que preside Pedro Sánchez estos días. 

Además, a la vista del desarrollo de los acontecimientos, Italia ha establecido una moratoria de 60 días a contar desde el pasado 23 de febrero para los despidos por causas objetivas, por lo que las empresas no podrán prescindir de sus empleados alegando motivos económicos. El Gobierno italiano ha destinado 10.000 millones de una partida total de 25.000 millones de euros a diversas medidas en el mercado laboral.

Entre ellas, se contempla el pago de un bono de 600 euros para los que hayan perdido su trabajo y, durante un periodo de dos meses, la ampliación de tres a quince días al mes los permisos para los trabajadores discapacitados y aquellos al cuidado de familiares dependientes. Además, se facilitará en la medida de lo posible su acceso al teletrabajo.

Asimismo, los padres con hijos de hasta 12 años de edad podrán solicitar una nueva baja parental de hasta 15 días con una indemnización equivalente al 50% del sueldo siempre que uno de los miembros de la pareja siga trabajando y no se encuentre en situación de desempleo o sea perceptor de otras medidas de apoyo a los ingresos.

Reino Unido

La política que el ejecutivo de Boris Johnson, primer ministro británico, ha decidido poner en práctica ante la epidemia del coronavirus ha causado intensas polémicas y, según recoge la periodista Cristina Casero en esta crónica en Publico.es podría acabar provocando lo que no logró ni con el brexit: que miles de ciudadanos comunitarios residentes en Reino Unido decidan abandonar el país y regresar a sus lugares de origen.

El país no está en estado de emergencia o alarma, los centros educativos siguen abiertos y ni siquiera se prohíben los eventos multitudinarios. Con la realidad de los países de su entorno sobre la mesa, lo máximo que ha hecho el Gobierno británico ha sido recomendar el teletrabajo y pedir que se eviten los viajes, las visitas a los pubs, las reuniones, el contacto con otras personas "que no sea esencial" y que los mayores de 70 años y aquellos que presenten síntomas se autoaislen en casa, recoge Casero.

El propio Johnson ha reconocido que el Covid-19 provocará miles de muertos en el país y que muchos británicos perderán a sus seres queridos "antes de tiempo" por culpa del virus, pero aún así su estrategia pasa por que la mayoría de la población se contagie y desarrolle inmunidad frente al virus con el fin de evitar así el colapso del sistema sanitario y, por tanto, de la economía británica.

Irlanda

El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, anunció el jueves pasado, según recoge Europa Press, el cierre de centros educativos e instituciones públicas en todo el país, dentro de una serie de medidas para combatir el coronavirus que incluyen también límites a las aglomeraciones.

Las medidas entraron en vigor a las 18.00 de este jueves y estarán en principio en vigor hasta el 29 de marzo.

Las reuniones de más de 500 personas al aire libre estarán prohibidas y, en el caso de que sea bajo techo, el aforo se reduce a solo un centenar, según la cadena pública RTE.

El Gobierno también ha recomendado el trabajo a distancia en el caso de que sea posible y limitar las relaciones sociales para evitar el riesgo de contagios. Varadkar ha apelado a la colaboración tanto de ciudadanos como de empresas.

Dinamarca

El Folketing (Parlamento danés) aprobó  por unanimidad en una sesión extraordinaria un paquete de medidas urgentes por la crisis del coronavirus (Covid-19) que permitirán aislamientos o ingresos hospitalarios forzosos de infectados.

El Ministerio de Sanidad podrá obligar a personas contagiadas o que se cree puedan estarlo a ser examinados por un médico, y en caso de no hacerlo, la policía puede usar la fuerza "necesaria" para asegurar el cumplimiento de esas medidas o facilitar un ingreso hospitalario, según recoge la agencia Efe.

El Gobierno podrá prohibir el acceso a instituciones oficiales, supermercados y tiendas, asilos, hospitales e introducir restricciones en los medios de transporte.
El paquete no incluye sin embargo una polémica medida que aparecía en el proyecto de ley inicial para que las autoridades puedan entrar en viviendas privadas sin orden judicial, si hay sospecha de infección por COVID-19.

Dinamarca ya había decretado el cierre de escuelas, guarderías y universidades, además de prohibir las concentraciones de más de 100 personas. El brote de coronavirus ha provocado la cancelación de todas las competiciones deportivas y que hayan sido suspendidos los actos del 80 aniversario de la reina Margarita II, que se iban a desarrollar durante la primera quincena de abril. 

Suecia

Suecia mantiene, de momento, al igual que Reino Unido, una estrategia diferente respecto al coronavirus que el resto de países de la UE. Según recoge la periodista Núria Vila en esta crónica en La Vanguardia, "lávate las manos, quédate en casa si tienes síntomas, aunque sean mínimos, y evita las visitas a hospitales y residencias de ancianos":  "Esta sigue siendo la principal estrategia de Suecia para combatir el coronavirus".

En Suecia, guarderías, escuelas y universidades permanecen abiertas, los negocios siguen abiertos, y lo único que se ha decretado es la prohibición de los actos con más de 500 personas.

El primer ministro, Stefan Löfven, admitió ayer que "las próximas semanas serán cruciales" y apeló a la "solidaridad" y a la responsabilidad individual. Aseguró que el Gobierno "no dudará" en tomar nuevas medidas si es necesario.

Según recoge La Vanguardia, el epidemiólogo jefe de la Agencia de Salud Pública, Anders Tegnell, la principal voz científica al mando, ha puesto en duda reiteradamente las medidas drásticas que están tomando la mayoría de países europeos, argumentando que no son sostenibles en el tiempo.

Tegnell argumenta que la propagación del virus en Suecia esta aún en una etapa temprana y es posible retrasarla si todo el mundo sigue los consejos de protección. El Gobierno hará llegar folletos informativos a todos los hogares, según La Vanguardia.

Finlandia

El Gobierno de Finlandia ha decretado este lunes el estado de emergencia y ha anunciado un paquete de medidas que incluye el cierre de las fronteras y la clausura de todos los centros educativos del país para frenar la expansión de la epidemia de coronavirus, recoge la agencia Efe.

El anuncio fue realizado en una rueda de prensa a la que asistieron las cinco mujeres que lideran los partidos de la coalición gubernamental de centro-izquierda, con la primera ministra Sanna Marin a la cabeza.

El decreto, que debe ser refrendado el martes por el Eduskunta (Parlamento finlandés), estará en vigor hasta el próximo 13 de abril y supone la aplicación del estado de emergencia por primera vez en la historia de la nación nórdica, según explicó la ministra de Justicia, Anna-Maja Henriksson.

Las medidas aprobadas tienen como objetivo proteger en lo posible a la población de la epidemia, especialmente a los ciudadanos de más edad, y salvaguardar el funcionamiento de la sociedad y la economía, asegura el Ejecutivo.

El decreto establece el cierre de las escuelas, institutos de bachillerato, centros de formación profesional y universidades de todo el país a partir del miércoles y durante un mes, salvo contadas excepciones.

No obstante, se mantendrán abiertas las guarderías y centros de preescolar para permitir que los padres a quienes no les sea posible trabajar de forma telemática puedan acudir a sus centros de trabajo.

El Ejecutivo prohibió las reuniones de más de diez personas y recomendó evitar acudir a lugares públicos sin una razón de peso, mientras que decretó el cierre de museos, teatros, bibliotecas, instalaciones deportivas y otros centros de esparcimiento.

También estarán prohibidas las visitas a los asilos de ancianos y otros centros donde residan grupos de riesgo, quienes deberán guardar cuarentena para su propia seguridad.

Asimismo, el decreto establece el cierre de las fronteras al tráfico de personas -no al de mercancías- en cuanto sea posible, a excepción de los ciudadanos finlandeses o residentes en Finlandia que quieran regresar al país.

La restricción de movimientos también supondrá que las personas residentes en Finlandia no podrán salir del país, excepto quienes vivan en las zonas fronterizas con Suecia y Noruega y tengan obligaciones laborales o de otro tipo en estos países.

Chequia

El Gobierno de República Checa ha prohibido este viernes la entrada de cualquier extranjero al país, así como los viajes de sus nacionales a otros países, durante un plazo de 90 días, en el marco de las medidas adoptadas para evitar el contagio del coronavirus, recoge Europa Press.

El Ejecutivo del presidente Andrej Babis tiene previsto prohibir las reuniones masivas, incluidos los eventos deportivos, y las visitas a las cárceles y se cerrarán los centros de día para la tercera edad.

Babis ha pedido a los checos que no pierdan la calma, solicitando expresamente que cesen las comprar compulsivas de productos de primera necesidad.

El gobierno checo anunció el domingo que limitará durante ocho días la libre circulación de las personas para tratar de frenar la propagación del coronavirus.

Los checos estarán autorizados a ir a trabajar, al médico, a comprar, visitar a familiares, cuidar de las mascotas, comprar gasolina o salir a caminar por la naturaleza.

"Estas medidas están destinadas a restringir la libre circulación de personas y prevenir la propagación del virus", afirmó Babis en una rueda de prensa limitada a ciertos medios para reducir el riesgo de contagio.

Babis pidió a los empresarios que permitan el teletrabajo y que todos los checos se mantengan a dos metros de distancia de las demás personas, así como que usen tarjetas bancarias en lugar de efectivo.

Eslovaquia

El primer ministro eslovaco, Peter Pellegrini, indicó en una rueda de prensa la semana pasada que todos los ciudadanos que regresen del extranjero se someterán a una cuarentena como medida de prevención frente al coronavirus, recoge Efe.

Además, los tres aeropuertos internacionales del país se cierran para el transporte de pasajeros, mientras que las conexiones con el exterior de ferrocarriles y autobuses se interrumpen, excepto para el suministro de mercancías.

Escuelas y otras instituciones educativas permanecerán cerradas durante dos semanas a partir del lunes 16 de marzo.

Instituciones sociales y culturales también estarán cerrados durante ese tiempo, al igual que estaciones de esquí, parques acuáticos, centros comerciales y otros lugares de ocio, informa el diario SME. Permanecerán abiertos bares y supermercados.

Después de declarar el estado de excepción el miércoles, las autoridades sanitarias pueden obligar a las empresas privadas a vender el material requerido al estado, incluso si ya ha sido pedido por clientes extranjeros.

Bulgaria

La Asamblea Nacional de Bulgaria declaró el viernes el estado de emergencia por la pandemia del coronavirus, después de que el Gobierno propusiera la adopción de esta medida, recoge Europa Press.

Las medidas incluyen el cierre de museos, discotecas, bares, tiendas y centros comerciales, excluyendo las farmacias y tiendas de alimentación. También se han suspendido las clases en colegios, escuelas y universidades y se han cancelado todos los eventos masivos.

El Ejecutivo ha recomendado que todos los trabajadores que puedan hagan su trabajo desde el domicilio.

Rumanía

Rumanía declaró el sábado el estado de emergencia por el avance de la pandemia del coronavirus, según anunció el presidente rumano Klaus Iohannis. Esta medida permite al Gobierno tomar las acciones legales necesarias para afrontar esta crisis, además de poder cerrar fronteras e imponer restricciones en los viajes, recoge Europa Press.

Croacia

Según el ministerio de Exteriores español, no se permite ninguna reunión pública con más de 100 personas. Por el momento, las reuniones menores podrán llevarse a cabo siempre que se cumplan las normas higiénicas y sanitarias. Además, los bares, restaurantes, pubs y gimnasios seguirán abiertos (excepto en la región de Istria), aunque se aconseja a los ciudadanos que reduzcan su presencia en los mismos. El transporte público sigue funcionando.

Este lunes se suspendieron las clases en las escuelas primarias y secundarias durante dos semanas. Los estudiantes de primaria de los grados 1 a 4 asistirán a las clases a través de transmisiones especiales de la Radio Televisión Croata. Los grados 5 a 8 y las escuelas secundarias tendrán clases en línea, con el respaldo adicional de la transmisión por televisión.

Las universidades, colegios y jardines de infancia también fueron suspendidos durante dos semanas, a partir del lunes. Las escuelas y los jardines de infancia permanecerán abiertos para aquellos niños cuyos padres no puedan cuidarlos durante el horario de trabajo.

El Gobierno de Croacia ha adoptado también medidas extraordinarias para controlar los precios de mercado de 28 artículos, entre ellos harina, huevos, azúcar, aceite de cocina, carne fresca, pescado, medicamentos y productos sanitarios. Esta decisión abarca a todos los sujetos económicos registrados en Croacia. El Ministro de Economía, Empresa y Artesanía está autorizado a limitar la exportación de esos productos en caso de escasez.

Eslovenia

El Gobierno de Eslovenia, según la web de noticias notimerica.com, suspendió este domingo el transporte público para intentar contener la expansión del nuevo coronavirus en el país. En un comunicado, publicado en su página web, anunció que la medida afecta al transporte de pasajeros a nivel nacional e internacional, a excepción de los taxis, si bien sólo estará permitido "si antes de aceptar a un pasajero, el conductor adopta las medidas para desinfectar las partes del vehículo en contacto físico con el pasajero”.

Asimismo, "cualquier tipo de transporte necesario para los servicios de emergencia del sector público estarán exentos". Eso sí, "tanto el organizador como el operador deberán garantizar la protección adecuada para conductores y pasajeros". El Gobierno ha prohíbido igualmente las operaciones de teleféricos, funiculares y trolebuses, salvo casos de emergencia y para permitir el regreso a casa de personas que iniciaran su viaje antes de la publicación de la orden.

Hungría

El Gobierno de Hungría declaró el pasado miércoles el estado de emergencia a causa del nuevo coronavirus y activó un plan de respuesta, que recogía el cierre de todos los centros educativos, para hacer frente al brote. Este lunes, además, el Ejecutivo cerró sus fronteras y prohibió todos los eventos masivos. Los que se celebren tendrán que hacerlo a puerta cerrada, recoge Europa Press. El presidente Víktor Orban pidió a los mayores que sean "extremadamente cautelosos". "Debemos hacer todo lo posible para reducir la velocidad de contagio del virus", remachó Orbán.

Grecia

El Gobierno griego implementó este lunes nuevas medidas de cuarentena para limitar la propagación del coronavirus. La portavoz adjunta del Gobierno, Aristotelia Peloni, anunció el cierre de todos los comercios con la excepción de supermercados, farmacias, entidades bancarias, gasolineras y talleres mecánicos, con el fin de paliar el avance del virus, recoge Efe. Además, todas las personas que entren al país tendrán que ponerse en cuarentena durante 14 días.

En el caso de los supermercados, se ampliarán los horarios de apertura, además de establecer las medidas higiénicas necesarias y una serie de restricciones en cuanto a la cantidad de gente que podrá entrar en las tiendas a la vez.

Además se ha instaurado un límite de 3 productos desinfectantes por persona y compra para evitar el desabastecimiento.

También se aplicarán restricciones de acceso en el Parlamento griego, donde se cancelarán todas las sesiones de control y solo podrá ir un portavoz y un diputado de cada partido, además de los presidentes y un ministro, después de conocerse que un diputado de Nueva Democracia, el partido en el Gobierno, está contagiado y ha sido hospitalizado.

Otra de las medidas anunciadas ha sido la contratación de casi un millar de médicos y personal sanitario para los hospitales públicos. El Gobierno, por otro lado, requisará todo el remanente de mascarillas y material de desinfección que se encuentre en almacenes.

Este domingo Grecia blindó sus fronteras con Albania y Macedonia del Norte, suspendió los vuelos con España y prohibió la entrada de cruceros y veleros a sus puertos.

Además, la semana pasada el Gobierno ya cerró colegios, museos, sitios arqueológicos y todo tipo de actos culturales y deportivos.

Chipre

Todas las personas que no sean chipriotas y que no vivan legalmente en Chipre o en la Unión Europea no podrán entrar en el país durante un periodo de 15 días, que comenzó el domingo pasado. Las clases en los colegios públicos y privados están, además suspendidas hasta el próximo 10 de abril, recoge Europa Press.

Polonia

Polonia cerrará todas las escuelas, universidades, cines, teatros y museos durante dos semanas a partir del jueves para reducir la propagación del coronavirus, dijeron representantes del Gobierno, recoge el portal Infobae.com.

En una conferencia conjunta después de una reunión especial del Ejecutivo sobre el coronavirus, los ministros dijeron que los preescolares y las escuelas dejarían de impartir clases el jueves, pero que durante esta semana se seguiría prestando atención limitada para los niños más pequeños.

Las universidades, museos, teatros y cines también cerrarán a partir del jueves, durante dos semanas.

Estonia

El Gobierno de Estonia declaró a partir del pasado lunes el estado de emergencia y ordenó una batería de medidas para combatir el brote de coronavirus, entre ellas la imposición de controles fronterizos y el cierre de todos los centros educativos.

Todos los actos públicos están prohibidos. Además, se instalarán controles de temperatura en las fronteras y se obligará a un aislamiento de 14 días a quienes lleguen de zonas en riesgo, recoge Europa Press.

Letonia

El primer ministro letón, Krisjanis Karins, anunció el fin de semana pasado que quedarán prohibidos todos los eventos públicos hasta el próximo 14 de abril o hasta que finalice la situación de alerta, que ya fue declarada el pasado 12 de marzo, recoge Efe.

Además, toda reunión espontánea, por ejemplo en bares, restaurantes y lugares públicos de ocio, quedará limitada a un máximo de cincuenta personas, frente a las doscientas permitidas aún el día en que se declaró la situación de emergencia.

Los bares, clubes nocturnos y restaurantes deberán cerrar además a las 23.00 horas como más tarde.

El primer ministro subrayó que todas estas medidas son necesarias para contener la propagación del coronavirus.

Karins anunció asimismo que los exámenes centralizados de selectividad para alumnos de secundaria, que debían celebrarse la semana que viene, quedan pospuestos hasta mayo, mientras que las escuelas y otras instituciones educativas irán cerrando según se estableció ya en la declaración de la situación de emergencia.

Lituania

El Gobierno de Lituania decidió el sábado pasado que pondrá a todo el país en cuarentena durante dos semanas en su intento por combatir la propagación del coronavirus. El Ejecutivo también ha declarado el estado de emergencia en el país.

Luxemburgo

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, anunció este martes que Luxemburgo, donde hay 140 casos confirmados de coronavirus (en un país con una población de 600.000 habitantes), tiene previsto declarar el estado de emergencia para evitar la propagación del virus, recoge la agencia Efe.

La decisión debe aún ser aprobada por el Parlamento y el Consejo de Estado de Luxemburgo.

"Quédense en casa y eviten el contacto con otros. No deberían reunirse fuera, es una señal equivocada. Sé que con este tiempo quieren hacer otras cosas. No es correcto", dijo Bettel en declaraciones recogidas por el diario Luxembourg Times.

El estado de emergencia permitirá al Gobierno luxemburgués disponer de poderes adicionales para adoptar decisiones que de otra manera se demorarían, al tener que ser aprobadas por el Parlamento.

Malta

Las guarderías, escuelas y universidades están cerradas desde el viernes pasado hasta el 23 de marzo, como mínimo. El gobierno pone en cuarentena también a todos los pasajeros de vuelos que lleguen a Malta, sea del país que sea.