Público
Público

Hungría y Reino Unido, últimos escollos para que eche a andar la nueva Comisión Europea

Bruselas lanza un procedimiento de infracción contra Londres por negarse a designar comisario hasta dentro de un mes, mientras el el candidato húngaro tendrá que responder a preguntas adicionales escritas tras no pasar el examen de la Eurocámara.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La futura presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, a su llegada a la última Cumbre de la Unión Europea en Bruselas. REUTERS/Piroschka van de Wouw

El camino de Ursula von der Leyen para tomar posesión como presidenta de la Comisión Europea sigue encontrando más obstáculos de los esperados, pero la alemana aún tiene posibilidades de tomar el relevo de Jean-Claude Juncker el 1 de diciembre como pretende.

Su último problema: Londres envió una carta este miércoles en el que anunciaba que no designaría a nadie para el nuevo equipo Ejecutivo de Bruselas hasta después de sus elecciones, previstas para el 12 de diciembre, ya que su legislación aconseja no nombrar candidatos para “puestos internacionales de alto nivel” en período preelectoral.

La reacción de la Comisión ha llegado este jueves por la tarde, unas 24 horas después del aviso de Londres: Bruselas ha abierto un proceso de infracción contra el Reino Unido. La Comisión ha enviado una carta formal a Londres por "violar sus obligaciones con el tratado” y le dan hasta el viernes 22 para responder. En su carta, Bruselas cita jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la UE por la que un Estado miembro "no puede invocar una regla nacional para excusarse por no cumplir sus obligaciones”.

Si el Reino Unido se niega a nombrar a un comisario, Bruselas podría llegar a denunciar el caso ante la justicia comunitaria, que en última instancia podría imponer sanciones contra ese país.

Pero Von der Leyen no va a esperar sentada a que Reino Unido  responda a la carta. A pesar de que la negativa de Londres abre una situación compleja y sin precedentes, los técnicos de la Comisión están estudiando cómo la alemana podría tomar posesión aún sin representante británico en su equipo.

“Estamos discutiendo todas las opciones en estos momentos para ver cómo conseguir que la nueva Comisión tome posesión el 1 de diciembre teniendo en cuenta la posición del Reino Unido”, concluía la portavoz Dana Spinant este jueves, antes de que la Comisión anunciara el proceso de infracción.

Hay precedentes de que la Comisión haya funcionado sin miembros de todos los países. Por ejemplo, en julio, los comisarios Andrus Ansip y Corina Cretu dimitieron tras resultar elegidos como eurodiputados en las últimas elecciones europeas. Desde entonces, Estonia y Rumanía no tienen representantes en el colegio de comisarios, a la espera de que se confirme el nuevo equipo.

Hungría, único candidato suspendido por la Eurocámara

La segunda piedra en el zapato de Von der Leyen se llama Hungría. El Parlamento Europeo ha suspendido el examen de Olivér Varhélyi, uno de los tres últimos candidatos a formar parte del equipo de la alemana que se enfrentaban hoy al escrutinio de la cámara. Los otros dos eran la rumana Adina Valean y el francés Thierry Breton (quien todos pensaban que sería el que más iba a sufrir en el examen por sus posibles conflictos de interés).

El húngaro Oliver Varhelyi, durante su examen en el Parlamento Europeo para formar parte de la nueva Comision Europea. REUTERS/Francois Lenoir

En contra de Varhélyi han votado los grupos de los liberales, verdes, socialistas e Izquierda Unitaria. Tenían recelos de entregar una cartera que controlará el ritmo de acceso a la UE de los Balcanes a un candidato cercano al gobierno del primer ministro ultraderechista Viktor Orbán. “Le hemos dado oportunidades de emanciparse de Orbán en una bandeja dorada y Varhélyi las ha seguido tirando a la basura”, ha resumido el diputado verde Sergey Lagodinsky.

El húngaro tendrá hasta el lunes para responder una serie de preguntas por escrito. Entonces los diputados decidirán si lo acaban aceptando, o si le pedirán que se someta a otra hora y media de interrogatorio oral, tras el cual podrían rechazarlo definitivamente.

Contra muchos pronósticos ha ido el aprobado de Thierry Breton, candidato francés a la cartera de Mercado Interior, a pesar de que las acusaciones en su contra de conflictos de interés. Hasta ahora, Breton era el director ejecutivo de Atos, una de las mayores empresas tecnológicas de Europa, especializada en pagos electrónicos y servicios para mercados financieros (temas que formarán parte de su cartera).

Varios eurodiputados, sobre todo entre los verdes, socialistas y la izquierda veían conflictos de interés en la labor que el francés realizaría como comisario, a pesar de que Breton ha vendido sus acciones, por las que ha embolsado más de 45 millones de euros, según Corporate Europe, una oenegé por la transparencia de Bruselas.

Ante las dudas expresadas por varios diputados, Breton ha llegado a comprometerse a no recibir solo en su oficina a ningún representante de empresas para las que haya trabajado anteriormente. “Nunca, nunca, nunca”.

Concesiones en los nombres de las carteras

Otro de los escollos a los que von der Leyen se enfrentaba era el nombre que había dado a algunas de las carteras. Sobre todo la del griego Margaritis Schinas: Proteger el Estilo de Vida Europeo. Von der Leyen decidió este miércoles cambiar el verbo del título por “Promover”.

Además, añadió una mención a los derechos sociales en la cartera del luxemburgués Nicolas Schimit, socialista, que ahora se llamará Empleo y Derechos Sociales. También añadió la referencia a la pesca la cartera del comisario verde, Virginius Sinkevičius, que ahora se llamará Medio Ambiente, Océanos, y Pesca.

Los cambios en los títulos responden a la petición del grupo socialista en la Eurocámara, que había condicionado su apoyo a que Von der Leyen modificara los títulos, sobre todo el de Schinas. “Todos estamos de acuerdo en que el estilo de vida europeo es un logro que debemos preservar, pero no necesita ser defendido sino promovido”, dijo la presidenta del grupo de los Socialistas y Demócratas en la Eurocámara, Iratxe García.

El 1 de diciembre aún es posible

Estos últimos acontecimientos no truncan del todo la voluntad de Von der Leyen de tomar posesión como presidenta de la Comisión Europea el próximo 1 de diciembre. Si la cámara acaba dando la luz verde al húngaro tras las aclaraciones escritas, habría tiempo para que el equipo al completo, incluido Josep Borrell (candidato a jefe de la diplomacia), se presente a la prueba final. El 27 de noviembre el pleno de la Eurocámara votaría si ratifica al colegio de comisarios en su conjunto.

Los candidatos que se han enfrentado al escrutinio de la cámara este jueves son los nombres que Francia, Hungría y Rumanía propusieron a Von der Leyen después de la que el Parlamento Europeo rechazara a sus anteriores candidatos por considerar que tenían conflictos de interés y casos de dudosa gestión pública en su pasado. El resto de candidatos ya pasaron el filtro de la cámara hace unas semanas y están a falta de la ratificación final al equipo al completo en el pleno.

Un traspiés del húngaro retrasaría todo el proceso. Y nadie sabe cómo puede terminar la disputa con el Reino Unido, a pesar de que Londres se había comprometido a colaborar con el funcionamiento de la Unión tras recibir una nueva prórroga para el brexit hasta el 31 de enero.

Más noticias de Internacional