Público
Público

Igualdad de género La primera mujer al frente del machista Consejo Islámico Británico: "Estamos en condiciones de empoderar a las jóvenes"

Zara Mohammed, escocesa de Glasgow de 29 años y abogada de Derechos Humanos, ha sido elegida por 107 votos contra los 60 obtenidos por rival, un hombre. "Mi elección es un paso adelante para combatir los estereotipos, las concepciones erróneas y la islamofobia", declara Zara.

Zara Mohammed, nueva secretaria general del Consejo Islámico Británico. - Twitter
Zara Mohammed, nueva secretaria general del Consejo Islámico Británico. Twitter

El Muslim Council of Britain (siglas en inglés MCB) es la mayor federación de organizaciones musulmanas de Gran Bretaña, reúne a más de 500 entidades: escuelas, mezquitas y asociaciones de todo tipo. Por lo tanto, da voz a la mayoría de los casi tres millones de musulmanes censados en el país. Su dirigente es Zara Mohammed, la primera mujer y la persona más joven en el cargo con 29 años de edad. Una sorpresa para todos, puesto que la religión islámica o los rituales en torno a ella, como la asistencia a las mezquitas, están dominados por los hombres y relegan a las mujeres a espacios secundarios o adyacentes.

"Mi elección demuestra que las mujeres musulmanas pueden dirigir y que estamos en condiciones de empoderar a las jóvenes y a los que son diferentes. Mi elección es un paso adelante para combatir los estereotipos, las concepciones erróneas y la islamofobia", dice Zara atendiendo a la cola de entrevistas solicitadas desde su elección.

"Mi elección demuestra que las mujeres musulmanas pueden dirigir"

Zara era adjunta al secretario general saliente. No las tenía todas de ser elegida porque tenía un rival popular –Ajmal Masroor, de buena imagen, imam, profesor y tertuliano radio televisivo– y el electorado era mayoritariamente masculino, así y todo ha ganado por 107 votos contra 60 en una sesión virtual de la que dice: "Me conmovió primero la aprobación de mi candidatura, la elección ha sido un honor y una bendición; me presenté porque sabía que puedo introducir diferencias y porque los miembros me han inculcado los cambios que puede hacer el MCB". El objetivo del MCB, según sus estatutos, es "ayudar a construir una sociedad unida". El listón está alto para tal aspiración.

"Mis prioridades aquí y ahora son la covid-19 y el papel activo del MCB para salvar vidas y apoyar a nuestras asociaciones. No obstante, tenemos que encararnos ahora más que nunca a la expansión global de la islamofobia y las consecuencias de la continuada marginación socioeconómica que padece nuestra comunidad", explica Zara enfatizando cada dos por tres la diversidad en la comunidad musulmana británica, que va más allá de lo puramente religioso.

"Los musulmanes británicos son diversos en su formación; por bagaje, etnia o cultura, y necesitamos mostrar estas diferencias como un beneficio y un valor que aportamos a la sociedad", explica Zara, quien añade que "con la pandemia hemos visto que la comunidad musulmana se ha integrado a la primera fila en la lucha para proteger a la sociedad de la que forma parte, desde plantar cara a la desinformación hasta acceder a los recursos necesarios para protegerse".

Zara Mohammed es escocesa de Glasgow, tiene 29 años de edad y es abogada de Derechos Humanos. Twitter

El organismo que encabeza la abogada de Derechos Humanos representa a la mayoría de sectores moderados, que se han visto manchados por el llamado terrorismo yihadista o por las conocidas como novias de ISIS o mujeres británicas que se incorporaron al conocido como Estado Islámico en la guerra de Siria o en otros países. Algunas de ellas, como la londinense Shamima Begun, luchan ahora en los juzgados para que se les devuelva la nacionalidad británica mientras permanecen en el campo de refugiados al-Hawl, en el norte de Siria.

Sobre este caso concreto, la nueva secretaria general del Consejo Islámico Británico dice que "yo creo en el cumplimiento de la ley y en los principios de justicia e imparcialidad, por lo tanto, es competencia de los juzgados y del sistema judicial que se pronuncien sobre este caso específico y el resto de los casos parecidos basándose en los Derechos Humanos y el sistema judicial con el que nos amalgamamos como sociedad".

"En ningún momento mi género o mi edad ha sido una barrera para mi trabajo"

El cargo al frente de la Secretaría General del Consejo Islámico Británico dura dos años con opción a un segundo mandato. En total un máximo de cuatro años, un período no muy largo para hacer todos los cambios que parece proponerse la nueva dirigente.

Llegar a donde está no ha sido fácil, aunque Zara cree que se lo ha trabajado. "Tengo una larga experiencia en encabezar organizaciones y trabajar en círculos de base para hacer cambios positivos, llevo más de dos años en el MCB y he demostrado que soy capaz de llevar la organización hacia adelante, en ningún momento mi género o mi edad ha sido una barrera para mi trabajo, y tengo que agradecer la confianza que han puesto en mí los afiliados para liderar la organización hacia el futuro", explica Zara Mohammed ante el reto que tiene delante.

Más noticias de Internacional