Público
Público

Vacunación irregular El obispo de Tenerife que se vacunó engañando a Sanidad

El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer alegando que vivía en una residencia en la que ni siquiera tiene contacto con los internos.

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, durante la peregrinación al Santuario del Sagrado Corazón del Cerro de los Ángeles en Getafe
El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, durante la peregrinación al Santuario del Sagrado Corazón del Cerro de los Ángeles en Getafe. Ricardo Rubio / Europa Press

El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer el pasado 13 de enero, junto a los sacerdotes mayores que viven en la residencia sacerdotal San Juan de Ávila, las religiosas, responsables del centro, personal de la casa y de la empresa externa que se ocupa de la limpieza. Álvarez engañó a Sanidad asegurando que residía en el geriátrico, sin embargo, vive en una casa contigua, donde no tiene ningún contacto con los internos del centro

El Obispado Nivariense informó, aun así, en un comunicado y "ante las informaciones publicadas sobre la vacunación de la covid-19" que Bernardo Álvarez estaba incluido en el listado enviado a las autoridades sanitarias

El obispo no forma parte de los grupos de riesgo establecidos por el Ministerio y la Consejería de Sanidad, donde sí están los residentes y el personal laboral de la residencia. La justificación tanto de Álvarez como del Obispado es que al mantener su domicilio en ese lugar, en concreto en un apartamento adjunto, con cuyos residentes tiene frecuentes contactos y comparte algunos servicios que se prestan, fue añadido a lista de vacunación. 

Pero el obispo, no obstante, no vive en la residencia sacerdotal San Juan de Ávila, por lo que no mantienen ningún contacto con los internos, tal y como ha recogido el diario El Día. El sacerdote vive a cien metros de las instalaciones, en un bloque independiente al del geriátrico, aunque comparte un patio interior.  

Algunas de las trabajadoras que sí viven en el centro aseguraron que el cura no vive allí y que ni siquiera "desayuna, ni come, ni cena". "No tiene contacto con los internos", afirmó una de las monjas cuidadoras de los residentes. 

Cinco cargos locales también se saltaron el protocolo

Además, la concejal de Arafo (Tenerife) Virginia Rodríguez; el concejal de Garachico (Tenerife) Elvis de León; la concejal de Puntallana (La Palma) María Eugenia Rodríguez; la concejal de Puntagorda (La Palma) Mercedes Candelario; y la consejera del Cabildo de La Palma, Susana Machín también se vacunaron irregularmente.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, ha dado esta información en comisión parlamentaria después de escuchar las quejas de los portavoces de los grupos políticos contra las personas que han aprovechado su situación para vacunarse irregularmente.

Trujillo ha indicado que todas estas vacunaciones "no se ajustan a los criterios establecidos" y, a preguntas del representante de CC-PNC, José Alberto Díaz-Estévanez, ha asegurado que ningún miembro del Gobierno de Canarias ha recibido la vacuna.

Más noticias