Público
Público

Medio Ambiente Una ONG graba más de mil de camiones con soja saliendo de la Amazonía quemada

Las imágenes grabadas por Igualdad Animal despiertan algunas dudas sobre la posible conexión entre la deforestación y los incendios con la actividad agrícola y ganadera de Brasil, primer exportador mundial de soja. 

Publicidad
Media: 4.15
Votos: 13

La larga hilera de camiones entrando en la zona de Pará (Brasil), camino del Puerto de Itaituba. / Igualdad Animal

Más de mil camiones en la región de Pará en Brasil con el puerto Puerto de Itaituba como destino y "cargados con soja", según Igualdad Animal. Estas son la imágenes captadas por un equipo de la ONG cuando viajó a la zona para obtener documentación sobre "el aumento de la deforestación en la selva amazónica y su conexión con la ganadería", tal y como afirman desde la propia organización. 

La zona de Pará fue una de las afectadas por los incendios de este verano, que aumentaron exponencialmente con respecto a cifras de los últimos años, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales brasileño (INPE). Por lo tanto, es probable que el fuego de meses atrás y estas imágenes guarden una conexión directa. ¿Cómo funciona dicha conexión?

El primer paso de esta unión llega con la deforestación. Contrariamente a lo que suele dictar el pensamiento popular, la tala de los bosques de la Amazonía llega normalmente antes que los incendios, según demuestra una investigación de la iniciativa Monitoring the Andean Amazon Project (MAAP). En este estudio, gracias a la grabación de imágenes satélite de zonas concretas de la selva se puede ver cómo la deforestación precede a la quema. 

Siguiendo ese campo, los datos ofrecidos por DETER, servicio de monitorización desarrollado por el INPE, prueban que las alertas por deforestación han incrementado este verano bajo el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro. Y por la relación entre fuego y tala, con la deforestación han aumentado los focos de incendios.

Las alertas de deforestación aumentaron un 321,69% este agosto con respecto al año anterior

Concretamente, en el pasado agosto se identificaron 1.664,1 kilómetros cuadrados bajo alerta de deforestación, un 321,69% más que los 517,38 registrados el año anterior.  Cabe puntualizar, sin embargo, que los datos del DETER no son definitivos, pues se trata de un sistema de alerta y los concluyentes son ofrecidos por el sistema Prodes, también dependiente del INPE, que publica resultados anuales a finales del último semestre. No obstante, son un buen indicativo de la situación de la Amazonía en el minuto a minuto. 

Aclarado este punto, tanto la tala como la quema pertenecen a una práctica ganadera, conocida como 'queimada' en Brasil, que sirve para despejar el terreno boscoso para la crianza de animales y hacerlo más fértil a través del fuego para la agricultura y el cultivo de diferentes productos, soja en el caso de las imágenes captadas por Igualdad Animal.

Según el Observatorio de Complejidad Económica, Brasil es el mayor exportador mundial de soja, controlando 45% de las ventas por encima de EEUU (38%). Además, desde Igualdad Animal aseguran que "alrededor del 79% de la soja del mundo se tritura para la alimentación animal". Por lo tanto, la relación entre los incendios de la Amazonía podría ir más allá de la soja e incluso guardar relación con la producción de carne.