Público
Público
BREXIT

Miles de británicos anuncian su boicot a la moneda conmemorativa del brexit

Tres millones de monedas de 50 peniques conmemorando la salida de Reino Unido de la Unión Europea entrarán en circulación el próximo viernes coincidiendo con el brexit. Miles de británicos se niegan a usarla y llaman al boicot, no sólo por lo que simboliza sino también porque dicen que contiene una errata.

Foto de archivo de manifestantes contrarios al Brexit. REUTERS/Henry Nicholls
Foto de archivo de manifestantes contrarios al Brexit. REUTERS/Henry Nicholls

The Royal Mint, el equivalente a la Real Fábrica de Moneda y Timbre española, ha vivido pegado a la actualidad del brexit como pocos. Desde que hace más de un año se anunciaron sus planes para poner en circulación una moneda que conmemoraría la salida de Reino Unido de la UE el 29 de marzo de 2019 -la primera fecha acordada para el brexit-, cada prórroga alcanzada entre Londres y Bruselas ha supuesto un dolor de cabeza para sus responsables.

El pasado mes de octubre ya tenían acuñados varios miles de ejemplares con la fecha del día 31 -otro de los deadlines que nunca llegaron a cumplirse- así que cuando Boris Johnson se tragó sus palabras - "prefiero estar muerto en una zanja que pedir una extensión", había dicho- y acabó solicitándola, se vieron obligados a fundirlas

Esta vez en la Royal Mint respiran tranquilos. Saben que no habrá marcha atrás. Cuando el próximo viernes los relojes del país den las once de la noche -las doce en Bruselas-, Reino Unido dejará finalmente de ser miembro de la Unión Europea y, esta vez sí, tres millones de monedas de 50 peniques -otros siete millones lo harán durante el resto del año- grabadas con el mensaje Paz, prosperidad y amistad con todas las naciones y la fecha del 31 de enero de 2020 comenzarán a pasar de mano en mano entre los británicos. O no.

Imagen del diseño de la moneda conmemorativa con las fecha inicial del brexit, previsto para el 29 de marzo de 2019.- TESORO DE REINO UNIDO

Cierto es que a esta hora ya los hay dispuestos a buscarla incansablemente para conservarla como recuerdo -o como artículo de colección a la espera de que se revalorice algún día-, que cerca de 13.000 han solicitado información sobre como conseguirla, según el gobierno, y que incluso hay quienes han agotado los tours que la Royal Mint ha programado durante las 24 horas del viernes por sus instalaciones durante los que ellos mismos podrán acuñar la suya propia.

Pero frente a ellos también hay miles de británicos que han anunciado públicamente sus planes para boicotearla. ¿Cómo? No aceptándola si se la dan en el banco o en algún comercio, o no pasándola cuando llegue hasta ellos. La razón que argumenta la mayoría es su rechazo a lo que simboliza pero también los hay que piden el boicot como denuncia a su diseño; están indignados porque dicen que contiene una errata imperdonable.

La supuesta errata

Atendiendo simplemente a cuestiones ortográficas hay quien considera que ese Paz, prosperidad y amistad con todas las naciones es un error. Que lo correcto sería: Paz, prosperidad, y amistad con todas las naciones. Así, con una coma antes de la ‘y’. Lo que aquí se conoce como la coma Oxford, que la Fundéu también recomienda en caso de que la enumeración pueda generar dudas. Y es que… ¿Lo que el mensaje reclama para todas las naciones es paz, prosperidad y amistad, o simplemente amistad? 

Se llama coma Oxford porque, a diferencia de lo que ocurre con el castellano, el inglés no cuenta con una institución como la Real Academia Española de la Lengua que establezca las normas de uso y redacte un diccionario oficial. Los que editan las universidades de Cambridge y Oxford, así como sus guías de estilo, son los que se suelen utilizar como referencia en todo el país. La editorial Oxford University Press la incluyó por primera vez en una guía para sus trabajadores de 1905 y se ha mantenido desde entonces, pero a la vista está que más de un siglo después no todos siguen sus instrucciones de la misma manera; ya sea por diferencia de criterio o por desconocimiento.

"A la moneda del brexit le falta una coma Oxford y debería ser boicoteada por cualquiera que no sea analfabeto", ha publicado en su cuenta de Twitter Philip Pullman, autor de la popular trilogía de novelas La Materia Oscura en alusión a las instrucciones de la mejor universidad del mundo, según The Word University Ranking.

Y Pullman no es el único que está escandalizado con este asunto. Stig Abell, editor del suplemento literario del diario The Times, está de su lado: "La ausencia de una coma después de ‘prosperidad’ me está matando", ha escrito en su cuenta.

Miles se han sumado ya al boicot

Sea por la ausencia de coma o por desacuerdo con lo que simboliza, miles de británicos han anunciado públicamente que se sumarán al boicot.

En un encendido mensaje, el escritor y comunicador, así como portavoz y principal asesor de Tony Blair durante su mandato como primer ministro, Alistair Campbell, ha dicho en su cuenta de Twitter: "Pediré en las tiendas que me la cambien por dos monedas de 20 y una de 10 si me dan una de éstas, que aseguran que el brexit trata de la paz, prosperidad y amistad con todas las naciones cuando lo que hace es poner en riesgo esas tres cosas. Si insisten, les remitiré a este hombre" (en alusión a un vídeo que él mismo ha subido en el que alguien grita a la cámara: "¡Vete a la mierda!".

Miles de británicos se han sumado a su mensaje, incluidos representantes políticos de la oposición contrarios al brexit. La mayoría asegura que pondrán la moneda fuera de circulación si llega a sus manos pero también los hay que prefieren aprovechar su valor y han anunciado que la donarán a organizaciones que ayuden, por ejemplo, a los refugiados que llegan al país.

Más noticias de Internacional