Público
Público

La policía mata al presunto autor de los tiroteos en Dinamarca

Los agentes abatieron al sospechoso de los ataques terroristas en una sinagoga y en un centro cultural que acabaron con la vida de dos personas  en Copenhague.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Imagen del presunto sospechoso de los tiroteos difundida por la Policía danesa. REUTERS

COPENHAGUE.- La Policía danesa cree que el hombre abatido a tiros esta madrugada en el barrio de Norrebro (Copenhague) es la misma persona que protagonizó dos tiroteos horas antes en una sinagoga y un centro cultural de la ciudad y en los que murieron dos personas y otras cinco resultaron heridas de levedad.

"Nuestra hipótesis es que se trata del autor de los dos tiroteos", dijo hoy en rueda de prensa el inspector Jorgen Skov, que apuntó que nada indica que contara con ayuda y que se mantendrá la presencia "masiva" de agentes en el centro de la capital danesa.

El individuo abatido -descrito como un joven de entre 25 y 30 años de "rasgos árabes"- permaneció unos veinte minutos frente a la sinagoga. Fue localizado gracias a la ayuda de un taxista que le trasladó al centro de la capital, donde de madrugada mató a un joven judío delante de una sinagoga e hirió a dos agentes. 

"Hay varias cosas que apuntan a que así sucedió, y nada indica todavía que haya tenido colaboradores, aunque es algo que debemos investigar más en detalle", dijo Skov en una breve comparecencia en la que la Policía no aceptó preguntas. Las autoridades no han facilitado más datos sobre la identidad o los motivos del sospechoso.

Poco después de las 5.00 de la madrugada, hora (española) en que los agentes abatieron al sospechoso todavía no se había confirmado que éste fuera el autor de los ataques terroristas. Ni siquiera que ambos tiroteos estuvieran relacionados entre sí. Ahora la Policía de Dinamarca se ha decantado por esta hipótesis.

En cuanto a la operación que terminó con su vida, el hombre fue advertido con anterioridad por los agentes pero abrió fuego, según un comunicado policial.  "La Policía ha tenido bajo observación desde hace horas una dirección en Norrebro. En un momento llegó una persona que podía ser interesante para la investigación. El hombre fue advertido, abrió fuego contra la Policía y luego se le disparó. Está muerto. Ningún policía resultó herido", consta en un comunicado.

Dos muertos y cinco heridos


Un civil de 55 años murió y tres agentes resultaron heridos en el primer ataque, el sábado por la tarde, efectuado contra un centro cultural en el que se celebraba un debate sobre islamismo y la libertad de expresión al que estaba invitado el artista sueco Lars Vilks.

La Policía  tildó el tiroteo en el centro cultural de atentado terrorista, pero no pudo confirmar si el objetivo era Vilks, que vive desde hace años bajo protección policial por las amenazas de grupos islámicos tras dibujar a Mahoma como un perro.

Horas después, cerca de la sinagoga de Copenhague, un joven judío moría tras recibir un disparo en la cabeza y otros dos agentes resultaban heridos.

Las autoridades danesas han elevado al máximo la alerta en Copenhague, con un despliegue masivo de policías.