Público
Público

Privacidad El Parlamento británico pide supervisión ética independiente y más sanciones para Facebook y otras redes sociales

En un duro informe, informa, califica de 'gánsteres digitales' a los gigantes de la red que aprovechan su posición dominante para aplastar a los competidores. Asimismo, acusa a Zuckerberg de mentir cuando dice que no vende datos de usuarios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Zuckerberg, durante una conferencia de Facebook. REUTERS/Stephen Lam

Un año y medio de investigación es lo que ha necesitado un comité parlamentario en el Reino Unido para emitir un demoledor informe sobre las prácticas contra la privacidad de los ciudadanos que supone el modelo de negocio de Facebook y otras grandes compañías de internet. Tras subrayar que el gigante de Mark Zuckerberg actúa de "mala fe" y tachar el comportamiento de las empresas de redes sociales como 'gánsteres digitales', exige que tengan responsabilidad directa por la distribución de desinformación.

El informe, que ha sido llevado a cabo por el Comité Digital, de Cultura, Medios y Deporte, insta a la autoridad de protección de datos de Reino Unido a que investigue la utilización real de los datos de los usuarios de Facebook que, reza el texto, opera un modelo de negocio basado en la venta de accesos abusivos a esos datos.

"Consideramos que la transferencia de datos es el modelo de negocios de Facebook (con una alusión directa al escándalo Six4Three) y que la declaración de Mark Zuckerberg de que 'nunca hemos vendido los datos de nadie' es simplemente falsa", afirma el comité.

Además, el documento considera que Zuckerberg carece de liderazgo y esquiva su responsabilidad personal, al constatar que la compañía se ha visto incapaz de detener el contenido dañino y la desinformación en sus plataformas. "Facebook a menudo ha intentado frustrar nuestro trabajo deliberadamente, al dar información incompleta, falsa y, a veces, engañosa a nuestras preguntas", dijo en un comunicado el presidente del comité, Damian Collins.

Para él , la democracia está en riesgo por la falta de confianza en la información, y las plataformas de redes sociales no actúan para luchar contra la desinformación y por privacidad de los usuarios.

"Facebook actúa solo cuando las violaciones graves se hacen públicas"

El informe, de 108 páginas, es notablemente negativo para la red social, a la que acusa de seguir priorizando el beneficio económico sobre todo. "Facebook continúa eligiendo ganancias por encima de la seguridad de los datos, y asume riesgos para priorizar su objetivo de ganar dinero con los datos de los usuarios", señala, y asegura que la compañía tapa problemas de seguridad y fugas de datos aposta. "Nos parece claro que Facebook actúa solo cuando las violaciones graves se hacen públicas", subraya.

El texto también muestra preocupación por la amenaza que suponen los gigantes digitales para la libre competencia y la creación de nuevas compañías. "A las empresas como Facebook no se les debe permitir comportarse como 'gánsteres digitales' en la red, considerando que están por delante y por encima de la ley", afirma el documento, por lo que pide también una investigación por posibles prácticas anticompetitivas, especialmente "para decidir si Facebook está utilizando de manera injusta su posición dominante en el mercado en las redes sociales para decidir qué empresas deben tener éxito o fracasar".

"No se debe permitir que las grandes empresas de tecnología se expandan de manera exponencial, sin restricciones o supervisión regulatoria adecuada", agrega.

Entre las recomendaciones del informe, destacan el establecimiento de un código ético para estas compañías de obligado cumplimiento y con importantes sanciones. También, que se investiguen tanto las prácticas de la plataforma de Facebook con los datos del usuario como la publicidad online, para ver si Facebook ha participado específicamente en prácticas anticompetitivas.

Asimismo, pide cambios normativos para tener en cuenta las campañas políticas en el mundo digital para que sean transparentes, estudiar si existe una manipulación de votantes mediante desinformación y exigir a las redes sociales que desarrollen herramientas para poder distinguir entre "periodismo de calidad" y "fuentes de contenido de baja calidad".

Facebook, a favor de cambios legislativos

En un comunicado, el responsable de políticas públicas de Facebook, Karim Palant, afirma que la empresa comparte “las preocupaciones del Comité sobre las noticias falsas y la integridad de las elecciones". "Nos complace haber realizado una contribución significativa a su investigación durante los últimos 18 meses, respondiendo a más de 700 preguntas y con cuatro de nuestros ejecutivos más importantes aportando pruebas".

“Si bien aún tenemos más por hacer, no somos la misma empresa que hace un año"

“Estamos abiertos a una regulación significativa y apoyamos la recomendación del comité para la reforma de la ley electoral", afirma este responsable, que afirma que Facebook ya se ha "adelantado" al realizar "cambios sustanciales para que todos los anuncios políticos en Facebook deban ser autorizados, indique quién los está pagando y queden almacenados en un archivo de búsqueda durante siete años".

"Ningún otro canal para la publicidad política es tan transparente y ofrece las herramientas que hacemos", añade, y enfatiza: "También respaldamos la legislación de privacidad efectiva que establece que las empresas cumplan con altos estándares en el uso de datos y la transparencia para los usuarios".

“Si bien aún tenemos más por hacer", reconoce, "no somos la misma empresa que hace un año". "Hemos triplicado el tamaño del equipo que trabaja para detectar y proteger a los usuarios de contenido inadecuado hasta las 30.000 personas, y hemos invertido mucho en aprendizaje automático, inteligencia artificial y tecnología de visión para ayudar a prevenir este tipo de abuso".