Público
Público

Reino Unido Miles de personas marchan en Londres contra Boris Johnson

Al grito de ‘No a Boris. Sí a Europa’, han mostrado su rechazo al hombre que, con toda probabilidad, se convertirá en el nuevo Primer Ministro británico.

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7

Manifestación en Londres contra Boris Johnson. CRISTINA CASERO.

Aún quedan tres días para que se conozca el nombre del sucesor de Theresa May al frente del gobierno británico pero hay tan pocas dudas de que el elegido será Boris Johnson –ha sido el favorito desde que comenzó la carrera por el relevo–.

Los que dan por seguro su aterrizaje en Downing Street creen que pondrá a Reino Unido en una situación que definen como ‘emergencia nacional’, por lo que no han querido esperar más para alzar la voz: “Queremos decirle al país, a los miembros del Partido Conservador y a los representantes de la Unión Europea que este señor y su gobierno no nos representan”, asegura a Público desde la cabeza de la manifestación Tom Brufatto, que hace tres años dejó su trabajo de Ingeniero Aeroespacial para dedicarse al cien por cien al grupo ‘Britain For Europe’, organizador de la marcha.

“Queremos pedirle también a la Unión Europea que no nos cierre la puerta porque desde 2016 este país ha cambiado de opinión y ahora somos mayoría los que no queremos abandonar la UE”, continúa Tom. Y han querido hacerlo cuanto antes -antes incluso del nombramiento oficial- porque el tiempo se agota: “Lo van a anunciar el martes y dos días después el parlamento se va a ir de vacaciones. Eso va a dejar vía libre a Johnson para poner toda la maquinaria del gobierno al servicio de su campaña a favor de un brexit sin acuerdo”, sostiene Tom, que añade: “no va a tener a los diputados haciéndole oposición por eso queremos hacerle ver que nosotros, el pueblo, vamos a estar aquí y vamos a ser la oposición”.

Para que no quede ninguna duda, al grito de ‘No a Boris. Sí a Europa’ miles de personas llegadas desde distintos puntos del país en trenes y autobuses y en avión desde otros países han marchado este sábado por el centro de Londres, desde Park Lane hasta el Palacio de Westminster, contra todo lo que representa un hombre que ha hecho comentarios sexistas, homófobos, racistas y clasistas; que miente sin pudor; que ha asegurado que la salida de Reino Unido de la Unión Europea se producirá sí o sí el próximo 31 de Octubre con o sin acuerdo; y al que Donald Trump le ha mostrado públicamente su apoyo.

Son tan parecidos el uno del otro que, al igual que hace unas semanas los manifestantes elevaron el famoso ‘Trump Baby’  -el globo que ridiculiza al presidente estadounidense- durante las protestas por su visita de Estado al país, este sábado han presentado en sociedad al ‘Dirigible Boris’, una réplica del político conservador con su melena rubia despeinada, su sonrisa abierta y una camiseta roja con el mensaje ‘350 millones de libras’, en alusión al dinero que Johnson aseguró que Reino Unido podría destinar a su servicio nacional de salud si abandonaba la UE durante la campaña del referéndum; una afirmación por la que todavía tiene pendiente dar explicaciones ante los tribunales.

¿Con apoyo popular?

Para Nick, que luce un chaleco con el mensaje de la marcha y sostiene una pancarta a favor de la permanencia de Reino Unido en la UE, Boris Johnson “representa lo peor de Inglaterra”. No sabe cómo pero está convencido de que el brexit nunca será una realidad porque “todo esto es muy estúpido y nuestro sistema está completamente bloqueado”, asegura.

A sólo unos metros de él, rodeada de banderas de la Unión Europea, Eva Zurrón se emociona cuando habla de Reino Unido: “Me da mucha pena porque este país va a ir para atrás”. Nacida en Galicia, Eva llegó a Londres hace 29 años para estudiar Farmacia y lleva aquí desde entonces. Responde rotunda que no se ha planteado en ningún momento volver a España, a pesar de que en los últimos años ha tenido que escuchar comentarios “de gente estúpida” que no había oído antes: “me han dicho que no me preocupe tanto y que me vuelva a mi casa y yo les respondo: ¿después de 29 años aquí me vas a decir tú a mí donde está mi casa?”.

Como ha sostenido la cómica, escritora, actriz, presentadora y fundadora del Partido por la Igualdad de las Mujeres Sandi Toksvig, que hace días ya aseguró que asistiría a la marcha: “Algunos de los mayores problemas políticos a los que nos enfrentamos como la emergencia climática, el delito cibernético o la violencia contra las mujeres y las niñas, son verdaderamente globales; no podemos luchar contra ellos solos y no podemos luchar contra ellos fuera de Europa”.

De ahí que junto a Nick, a Tom, a Eva y a un enorme cabezudo que representa al radical Nigel Farage -líder del Partido del Brexit- manejando los hilos de Boris y su contrincante, Jeremy Hunt, han marchado también miembros de distintos partidos políticos, asociaciones de mujeres, de científicos, de personas LGTBIQ+, grupos en defensa de los derechos de los inmigrantes o sindicatos de trabajadores; porque todos ellos se sienten amenazados por el inminente desembarco de un hombre que se va a poner al frente del país sin que el país lo haya elegido.

Son las reglas de la democracia británica, que establecen que tras la dimisión de Theresa May su sucesor al frente del Partido Conservador pasa a relevarla también automáticamente como Primer Ministro aunque sólo puedan elegirle sus 160.000 militantes; un grupo que apenas representa el 0,24% de la población británica, del que el 71% son hombres, el 97% son blancos y el 44% son mayores de 65 años. Un grupo que claramente no representa la realidad del país que va a gobernar.