Público
Público

El Senado de Paraguay destituye al presidente Fernando Lugo

Fernando Lugo fue declarado "culpable" por mal desempeño del cargo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Senado de Paraguay destituyó ayer viernes al presidente Fernando Lugo tras considerarle 'culpable' en un 'juicio político' de mal desempeño de sus funciones en el enfrentamiento que costó la vida a seis policías y 11 campesinos durante el desalojo de una hacienda del nordeste del país el pasado día 15.

'Se declara culpable al acusado Fernando Lugo Méndez, y por lo tanto queda separado de pleno derecho de su cargo', anunció uno de los secretarios de la Cámara Alta. Un total de 39 senadores votaron en contra del mandatario, mientras sólo cuatro dieron su voto a favor en una sesión con dos ausentes.

Tras su destitución, Lugo será sustituido por el vicepresidente, Federico Franco, hasta la celebración de nuevas elecciones en abril de 2013. Cientos de personas están congregadas en el centro de Asunción, frente a la sede legislativa, en apoyo del destituido presidente, y un grupo de indignados también se había concentrado frente a la sede de la Vicepresidencia para protestar por la destitución de Lugo.

Lugo ha calificado su proceso de 'golpe de Estado exprés' Fuertes contingentes policiales han sido desplegados en el centro de la capital paraguaya para salvaguardar el orden.

Lugo ha calificado su proceso de 'golpe de Estado exprés', una definición que compartieron hoy los representantes de Nicaragua, Bolivia y Venezuela durante una sesión extraordinaria sobre el caso en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por su parte, el nuevo presidente del país, Federico Franco, pidió a los líderes vecinos, en particular a los socios del Mercosur, que 'entiendan' la situación creada en Paraguay y acepten que hará 'el mayor de los esfuerzos' para que la situación 'se normalice'. En una rueda de prensa, Franco anunció sus primeros dos nombramientos de ministros: Interior y Exteriores, cargos que recayeron en Carmelo Caballero y José Félix Fernández Estigarribia, respectivamente.

El objetivo es, dijo, dejar claro el mensaje de que Paraguay tiene 'un norte que orienta su política exterior' así como la voluntad del nuevo Gobierno de 'devolver seguridad a la ciudadanía', informa Efe. Franco aludió a la inminente cumbre de Mercosur en Argentina, dando a entender que no acudirá pues, dijo, 'lo más importante es quedarnos a organizar la casa' y 'si es necesario irá el canciller'. Para el resto de los nombramientos en su Ejecutivo, dijo, se tomará 'un poco de tiempo', y hablará incluso con los ministros que siguen en funciones tras la destitución de Lugo.

Franco dio a entender que no acudirá a la próxima cumbre de Mercosur

Franco afirmó que le 'encantaría' formar un 'gabinete multicromático' con los 'mejores paraguayos, sin tener en cuenta su afiliación política'. Una solución 'inmediata' al conflicto de la tierra fue la primera promesa del gobernante, que también ofreció a su antecesor 'que se quede el tiempo necesario' en la residencia presidencial hasta que pueda organizar su mudanza, así como 'las garantías constitucionales que le corresponden'.