Público
Público

Unión Europea Macron: "Francia y Alemania tienen la obligación de no dejar que el mundo se vea abocado al caos"

Francia y Alemania vuelven a escenificar su acercamiento con otro acto en Berlín en el que el presidente francés hace una encendida defensa de la unidad europea en contraposición al brexit aunque no lo cita.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente Macron y la canciller Merkel en Berlín. (FABRIZIO BENSCH)

Apenas unos días después de que la canciller alemana Angela Merkel visitara Francia para conmemorar el centenario del final de la I Guerra Mundial, Francia y Alemania han dado otra muestra de sus estrechas relaciones: este domingo el presidente francés, Emmanuel Macron, estuvo en Berlín con motivo del Día del Duelo Nacional. Macron pronunció un discurso ante el Parlamento alemán en el que apeló a la unidad de Europa para enfrentar los desafíos globales y subrayó la responsabilidad franco-alemana para dotar a la Unión Europea de mayor soberanía.

Macron señaló que existen muchas potencias que quieren frenar a Europa —clara referencia a los partidarios del brexit— y que pretenden poner a sus miembros los unos contra los otros.

En este orden mundial, que hay que tomarse muy en serio, "nuestra verdadera fuerza reside en la unidad", dijo Macron, quien reconoció que ciertamente "Europa no fue siempre y en todo un ejemplo".

Según el presidente francés, la UE tiene que aceptar que existen "ritmos diferentes" y alianzas determinadas, pero que éstas se deben crear siempre "en un espíritu de transparencia mutua" y teniendo en consideración "los intereses de una Europa unida".

Para Macron, los países miembros y Francia y Alemania deben encontrar el "coraje" de "abrir un nuevo capítulo en la historia de Europa".

En ese sentido, recordó que la UE no fue concebida para desafíos como la inseguridad, el cambio climático, la digitalización, la revolución de la inteligencia artificial, la transformación agrícola o la migración.

Criticó que la política de fronteras, la defensa común, el mundo digital y la independencia monetaria son ámbitos descuidados por las leyes europeas y afirmó que la UE "aborda estos temas con el temor de un principiante".

Es aquí,"en el establecimiento de una soberanía moderna, eficiente y democrática, donde "esta nueva responsabilidad franco-alemana", que debe dotar a Europa de los instrumentos necesarios, entra en juego, dijo.

Afirmó que el miedo es natural, pero planteo por un lado si "es aconsejable no actuar en estas cuestiones" y preguntó si los antecesores de esta UE lo tuvieron más fácil y no se vieron obligados a enfrentar tabúes y reticencias más grandes.

Esta nueva responsabilidad para actuar representa una deuda no sólo con Europa y con todos aquellos que en los últimos 70 años han trabajado para mantener este continente en paz, sino también "con el mundo en su estado actual".

Subrayó que "desde Europa llegan nuevos enfoques en el multilateralismo en lo que respecta al comercio, a la política de seguridad, a la política migratoria y a la política medioambiental".

Para Macron, los países miembros y Francia y Alemania deben encontrar el "coraje" de "abrir un nuevo capítulo en la historia de Europa"

"Europa, y en su centro la alianza germano-francesa, tiene la obligación y la tarea de no dejar que el mundo se vea abocado al caos y de conducirlo hacia una senda pacífica", afirmó.

Para ello, reiteró, "Europa debe conquistar una mayor soberanía" y no darse por satisfecha con un papel subordinado en la política mundial.

Según Macron, Europa muestra hoy otra cara y de lo que es capaz de lograr la humanidad "si la esperanza es más fuerte que el destino" y "la amistad de los pueblos, más fuerte que el delirio belicista".

Antes de su discurso ante el Bundestag, Macron participó con el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, en el acto final del movimiento juvenil en el que jóvenes de ambos países han trabajado cien ideas para la paz con motivo del centenario del fin de la I Guerra Mundial.

Macron participo asimismo en una ofrenda floral por las víctimas de guerras y dictaduras y se reunió por la tarde con la canciller, Angela Merkel.