Público
Público

Venezuela descarta que la UE dicte sanciones

El Parlamento Europeo votará este jueves una resolución sobre el país. El embajador venezolano en España pide el fin de las "injerencias" extranjeras y recuerda que Caracas "no financia partidos", en relación a los ataques contra Podemos 

El embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, durante la rueda de prensa en Madrid. EFE

L. VILLA

El Gobierno de Venezuela ha descartado que la Unión Europea tenga previsto emprender algún tipo de sanción contra el país latinoamericano, en la línea de las medidas aprobadas el pasado lunes por el presidente de EEUU, Barack Obama. “La Unión Europea no está considerando sanciones”, ha asegurado el embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, en una rueda de prensa convocada este miércoles para pedir el fin de las “injerencias” extranjeras en su país.

Los veintiocho Estados miembro tienen previsto votar mañana una resolución no legislativa sobre Venezuela durante la sesión plenaria que tiene lugar en Estrasburgo. La votación llega después de un debate celebrado en el Parlamento Europeo el pasado 25 de febrero para discutir la situación del país, poco después de que el opositor y alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, fuera detenido por los servicios de inteligencia, acusado de participar en un plan para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.

La portavoz de la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Maja Kocijancic, afirmó que Bruselas “no contempla” sanciones, aunque los grupos más conservadores de la cámara europea están presionando contra “la indiferencia” de las instituciones europeas.

“Entendemos que en los organismos parlamentarios existe el derecho a debatir, pero pedimos también el derecho a conocer toda la verdad”, ha dicho Isea. “Alertamos de que estos debates están sesgados e impulsados por la derecha europea, que no comparte nuestro modelo económico y pedimos respeto”.

La votación del Parlamento Europeo se produce en un momento de altísima tensión entre los Gobiernos de Venezuela y EEUU. El lunes, Barack Obama declaró la “emergencia nacional” por el “riesgo extraordinario” que, a su parecer, supone la situación en Venezuela para la seguridad de EEUU e impuso sanciones contra siete altos funcionarios venezolanos.

“Si no fuera tan serio daría risa. A mí me parece una fábula que la mayor potencia militarista se sienta amenazada en su integridad por Venezuela”, ha dicho el embajador, que ha reiterado las acusaciones sobre el Ejecutivo estadounidense de llevar a cabo “acciones desestabilizadoras para acabar con la democracia” en su país.

“El único superpoder inmune es el poder norteamericano que intenta legislar en EEUU para interferir en los asuntos internos de Venezuela. Todo para garantizar sus intereses y su seguridad, que dicen que está amenazada”, ha defendido el diplomático desde la embajada madrileña.

Pide quedar al margen de la agenda electoral

Mario Isea ha reclamado, además, que Venezuela no sea incluida “en la agenda electoral” de España, en referencia a las acusaciones por los pagos a cambio de trabajos de asesoría internacional realizados por el dirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero. “Venezuela no financia partidos políticos”, ha reiterado el embajador.

“Entiendo que aquí se está buscando llamar la atención en relación al trabajo de una persona con instituciones venezolanas simplemente por su participación en un partido y respetamos el momento electoral que vive el país, pero esta embajada no puede ser señalada como un ente que se inmiscuye en los partidos”.

Preguntado por la posibilidad de que el Gobierno de Venezuela publique los informes y el contrato de trabajo suscrito entre el Banco del Alba y Monedero que el secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos no ha hecho públicos “por motivos de confidencialidad”, Isea ha remitido al Banco del Alba como el único organismo competente para decidir sobre su publicación.

Más noticias de Internacional