Público
Público

"El acuerdo con Podemos no es
un matrimonio de conveniencia"

El líder de Izquierda Unida esboza el futuro de la coalición Unidos Podemos, las posibilidades de superar al PSOE y al PP y su proyecto para suceder a Cayo Lara al frente de IU en una entrevista que podrá verse íntegramente a las 0.00 horas de este viernes.

Alberto Garzón durante la entrevista.-PÚBLICO

JAIRO VARGAS

@JairoExtre

El dirigente de Izquierda Unida y candidato número cinco de la coalición Unidos Podemos por Madrid, Alberto Garzón, asegura que el acuerdo alcanzado con Podemos, tan criticado por sus dos rivales en la XI Asamblea Federal de IU que se celebrará antes de las elecciones, "no es un matrimonio de conveniencia"

En una entrevista que se publicará íntegramente a las 0.00 horas de este viernes, Garzón reconoce que este pacto con la formación de Pablo Iglesias era "impensable" hace tan solo cuatro meses, pero que éstos han sido clave para que revertir la situación.

"No es un acuerdo meramente instrumental o de matrimonio de conveniencia. Es una posibilidad ilusionante de construir algo que tenga sentido propio en su conjunto. La sociedad quiere transformar las políticas y necesita un instrumento que lo haga. Ese instrumento puede nacer de la colaboración de muchas fuerzas políticas", afirma el favorito para suceder a Cayo Lara como coordinador general de IU.

Un acuerdo que "piensa en común, no sólo para vadear la ley electoral, que lo hace también, sino para mandar un mensaje unitario: hay una alternativa política y económica que se hace con colaboración para revertir las que nos han traído a este desastre".

Para el político malagueño, la campaña será difícil pero "ilusionante" y da por seguros mítines suyos con Pablo Iglesias, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau o la vicepresidenta valenciana, Mònica Oltra. "Lo que venga después dependerá mucho del resultado. Es precipitado hacer cualquier valoración o hipótesis. Si sale bien, será un claro mensaje que ayude a la consolidación de una estrategia a medio plazo de seguir colaborando. Como el mensaje de las confluencias en Zaragoza, Barcelona, Madrid… No fueron sencillas, pero una vez que tuvieron éxito se consolidaron porque dejaron claro que era el camino correcto".

Más noticias de Política y Sociedad