Público
Público

El alcalde de Zaragoza recibe en su despacho clases particulares de inglés con cargo a la UE

Jorge Azcón (PP) contrata clases semanales de hora y media que recibe en su despacho del Ayuntamiento, cubiertas en su mayor parte por el Comité Europeo de las Regiones, del que forma parte desde finales de enero de este año.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), en una sesión del CDR en Bruselas. /Ayuntamiento de Zaragoza
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), en una sesión del CDR en Bruselas. /Ayuntamiento de Zaragoza

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), recibe semanalmente en su despacho del ayuntamiento clases particulares de inglés a cargo del Comité Europeo de las Regiones (CDR por sus siglas oficiales), del que entró a formar parte a finales de enero de este año.

"Me lo pago yo, con una factura a mi nombre. La pago y se la paso al Comité Europeo de las Regiones para que me la abone", admitió a Público el propio Azcón, que carga ese gasto a la asignación anual que el CDR dispone para sus miembros. Fuentes municipales matizaron que el organismo europeo cubre el 66% del coste, con un límite de 1.200 euros anuales.

Las clases, programadas a caballo entre dos anualidades, tienen un coste de 1.500 euros, según recoge la petición aprobada por el CDR, que reseña un total de cincuenta horas con un coste de 30 euros la unidad (las tareas formativas y educativas están exentas de IVA). "Esto no le cuesta ni un euro al Ayuntamiento de Zaragoza", subraya Azcón.

Se trata de sesiones que desde hace unas semanas se desarrollan en las dependencias de la Alcaldía con una duración de hora y media, centradas en la conversación en inglés y dirigidas un profesor de origen escocés. Iban a comenzar en abril, aunque se retrasaron como consecuencia de las restricciones de la movilidad por el estado de alarma.

Un alcalde que cobra más que el presidente del Gobierno

No es que Azcón no disponga de recursos para pagar de su bolsillo una formación de ese tipo, sino más bien al contrario: el alcalde de Zaragoza es, con 81.388,72 euros brutos, uno de los cargos públicos españoles que cobra más que el presidente del Gobierno, aunque por poco (435,64), ya que Pedro Sánchez recibe 80.953,08, y bastante más (casi 10.000) que cualquier ministro (71.424).

La participación en las sesiones del CDR no incluye ninguna remuneración, aunque su Reglamento Interno sí contempla la cobertura de todos los gastos que eso les suponga a sus miembros, a los que se une la posibilidad de cargarle a la institución otros de formación y de manutención.

La petición de que le pagaran las clases de inglés fue, de hecho, una de las primeras iniciativas que el alcalde zaragozano llevó a cabo al tomar posesión como miembro del CDR: el plenario se constituyó el 26 de enero, y su solicitud está fechada el 27 de febrero, cuando apenas había pasado un mes desde su incorporación.

"Todos los miembros del CDR tenemos una asignación anual para varias cuestiones, y yo decidí recuperar mi inglés", explicó Azcón, que asistió a un colegio bilingüe durante las etapas de enseñanza obligatoria pero que desde entonces no había vuelto a estudiar esa lengua.

¿Qué es el CDR?

El Comité Europeo de las Regiones es un ente consultivo de la UE del que forman parte representantes de las administraciones locales y regionales de la Unión y que estudia asuntos relacionados con el funcionamiento de esas instituciones y, también, vinculados a las políticas sociales, ambientales y económicas

Sus miembros, de los que a España le corresponden 21 procedentes de gobiernos y parlamentos autonómicos y de ayuntamientos, son propuestos por cada país para un mandato de cinco años en el que disfrutan de "los privilegios e inmunidades establecidos en el Protocolo sobre los privilegios y las inmunidades de la Unión Europea", y también las "facilidades habituales", siempre que se encuentren "en el ejercicio de sus funciones y durante sus desplazamientos al lugar de reunión o cuando regresen de éste".

El alcalde de Zaragoza forma parte de las comisiones de Política Económica y de Ciudadanía, Gobernanza y Asuntos Institucionales y Exteriores, para las que fue designado el 13 de febrero, al finalizar el primer periodo de sesiones plenarias. Dos semanas más tarde, cuando faltaba un mes para el segundo, formalizaba la petición para recibir clases particulares de inglés con cargo a esa institución.

El 'aparato internacional' de Azcón y Fernández

Las relaciones exteriores han provocado ya varios episodios tormentosos en el Ayuntamiento de Zaragoza en lo que va de una legislatura para cuyo ecuador todavía faltan más de ocho meses.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), habló ante un foro desierto por la pandemia a principios de julio en el CDR, en Bruselas. /CDR

Uno de ellos se produjo hace ahora poco más de un año cuando, unos meses después de disparar el gasto en asesores mientras aplicaban recortes en educación, cultura y barrios, el equipo de gobierno PP-C’s aprovechó la creación de un paquete de nuevos altos cargos para consolidar un desmesurado aparato internacional en el que conviven la oficina de Proyección Exterior de la vicealcaldesa Sara Fernández (C's), el departamento de Fondos Europeos de la teniente de alcalde María Navarro (creado con una responsable pero sin personal a su cargo) y el área de Relaciones Institucionales del alcalde, los dos últimos del PP. Varios integrantes de esos equipos están recibiendo también clases de inglés en la actualidad para desempeñar su labor.

Otro ocurrió a primeros de julio, cuando, en plena pandemia aunque con el estado de alarma levantado en España, Azcón viajó a Bruselas para intervenir en un foro prácticamente desierto y que la práctica totalidad de cuyos miembros seguía por vía telemática, tal como demuestran las imágenes que él mismo difundió en twitter. Aprovechó para hacer turismo y para reunirse con el grupo del PP en el Parlamento Europeo.

Más noticias de Política y Sociedad