Público
Público

PP y C’s recortan en escuelas y bibliotecas para pagar a la banca en Zaragoza

El equipo de gobierno municipal de Jorge Azcón plantea recortes sociales por casi 30 millones de euros que salen de partidas reservadas para construir colegios, aplicar medidas contra el cambio climático, financiar actuaciones de los presupuestos participativos o trabajar en la inserción laboral

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 7

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), y la vicealcaldesa Sara Fernández (C’s), en una rueda de prensa. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

El equipo de gobierno municipal de PP y Ciudadanos (C’s) endurece los recortes en Zaragoza: ha decidido sacar casi 30 millones de partidas presupuestarias destinadas a construir escuelas, a financiar programas educativos y actuaciones de los presupuestos participativos, a pagar acciones contra el cambio climático y a dotar bibliotecas, o a basar contratos con empresas de inserción de personas con discapacidad, entre otras áreas, para amortizar créditos bancarios.

Esa propuesta simultánea de recortes y amortización de préstamos, que será debatida el jueves en la comisión de Economía, donde la derecha tiene mayoría por el apoyo de Vox a la coalición de PP y Cs, incluye, por otro lado, un detalle que desarticula por sí solo el apocalíptico discurso sobre la situación financiera del ayuntamiento que lleva semanas emitiendo el equipo de gobierno de Jorge Azcón: 21,14 de esos casi 30 millones de euros salen del remanente de tesorería; es decir, de la liquidez de la que en realidad dispone el consistorio, que asciende a 93 millones.

De hecho, más de dos tercios de la amortización sale del cash del que dispone el ayuntamiento, y la recibirán BBVA (3,61 millones), Banco Santander (10,71), CaixaBank (3,24) y Caja Rural de Teruel (3,57).

La buena salud financiera de la corporación ya fue diseccionada por la Intervención en su reciente informe de auditoría, donde señalaba que “podría cerrarse el ejercicio 2019 con una Capacidad de Financiación cercana a los cien millones de euros y con una posibilidad de incrementar el gasto no financiero superior a los treinta y cuatro".

Sin embargo, y pese a disponer de esa liquidez, el equipo de Azcón, el mismo que ha disparado en 660.000 euros anuales el gasto en asesores del gobierno municipal, ha optado por continuar los recortes iniciados con la supresión del festival Zaragoza a Escena a intensificarlos con un tajo en la dotación económica de programas educativos, sociales y ambientales.

Dinero de bibliotecas para adornos navideños

La primera modificación de créditos del equipo PP-C’s incluye propuestas que, como poco, resultan sorprendentes. Entre ellas destaca el expediente en el que sendos recortes de medio millón de euros en los organismos autónomos de Educación y Bibliotecas y de Turismo aparecen y en el convenio con AREI para articular actuaciones de inclusión laboral para personas con discapacidad aparecen como fuentes de financiación de, entre otras partidas, la adquisición de materiales ornamentales para la navidad, que costará 300.000 euros.

En otro, los 4.069.920 euros que recibirá el BBVA en otra operación de amortización saldrán, entre otros apuntes, del programa para instalar cargadores para coches eléctricos (500.000 euros), del sellado del vertedero de Torrecilla (150.000), de la habilitación de infraestructuras verdes (150.000), de la renovación de la red de aguas (358.000), del carril bici de Santa Isabel (42.000), de obras de mejora de la accesibilidad en los barrios de Miralbueno y Oliver (300.000) y en Valdefierro (400.000) y de actuaciones como la apertura de la calle Hayedo (350.000) y mejoras en otras (300.000).

La tercera amortización de préstamos con el BBVA, de 4.216.412 euros, saldrá de los programas de las escuelas infantiles de Valdespartera y Parque Venecia (100.000 de cada una), del Centro de Infancia y Juventud de Picarral (100.000), del plan de ahorro de energía para paliar el cambio climático (650.022) y de la reforma de la avenida Tenor Fleta (777.805, aplazados al 2020), uno de los principales proyectos urbanísticos que, hasta el pasado mes de junio, tenía la ciudad sobre la mesa.

Con esta modificación de créditos, que incluye un recorte de 375.000 euros en la reforma de la Avenida de Catalunya, que se retrasaría al menos un año, se cae del programa municipal la primera supermanzana de Zaragoza, un isla peatonal cuyo proyecto piloto, ubicado en el barrio de Torrero, se ve recortado en 360.000 euros.

Menos medio ambiente, menos inserción laboral

Los nueve expedientes de modificación de créditos incluyen, además de la amortización de los créditos con los bancos, destinar 1,49 millones a Zaragoza Cultural, la empresa municipal que organiza el grueso de las cercanas fiestas del Pilar, presupuestadas en 1,9 millones con un recorte del 10%, 1,5 para la contrata de la limpieza, 1,4 para el bus urbano, 1,3 para la recogida de basuras y 170.000 euros para salarios.

Paralelamente, los primeros movimientos económicos del gobierno de Azcón incluyen varias decisiones de calado político que anticipan los derroteros hacia los que pretende encaminar la gestión municipal: menos lucha contra el cambio climático, menos actuaciones medioambientales y menos inserción laboral.

De los presupuestos participativos se caen 1,83 millones de euros, aunque 1,64 aparecen anotados para el año que viene, como si se tratara de un plan de inversión plurianual; del Imefez, el Instituto Municipal de Empleo, salen 785.277 euros sin que haya prevista ninguna reposición en diferido, como ocurre con los 714.733 que desaparecen de la partida de los centros sociolaborales; con los 280.000 de una de las partidas de la estrategia de cambio climático dedicada al ahorro energético, que se queda con solo 20.000, los 400.000 del mantenimiento de los grupos sindicales o los 18.150 previstos para impulsar los huertos escolares.

Con la reposición de los filtros de las depuradoras de aguas residuales el planteamiento es más drástico, ya que a los 150.000 euros que se borran este año de esa partida se le añaden otros 250.000 en cada uno de los tres ejercicios siguientes, lo que suma un recorte de 900.000 euros en cuatro años.
Por último, el gobierno PP-C’s detrae 516.000 euros de la renovación de los vehículos de los bomberos para incrementar la partida de este concepto del año que viene hasta los 1,53 millones.

Más noticias en Política y Sociedad