Público
Público

Podemos Aragón intensifica su crisis con el cese de su secretario general

La dirección estatal avala el cese de Nacho Escartín, uno de los dirigentes territoriales más críticos con Iglesias, propuesto desde Aragón aprovechando la convocatoria de la asamblea que los morados estaban evitando afrontar desde el batacazo electoral.

Nacho Escartín, secretario general de Podemos en Aragón hasta esta semana. | Europa Press
Nacho Escartín, secretario general de Podemos en Aragón hasta esta semana. | Europa Press

Podemos ha añadido una fuerte dosis de interinidad e incertidumbre al desconcierto que ha marcado el último año de la organización en Aragón, con el cese del secretario general de los morados en la comunidad, Nacho Escartín, y la destitución del Consejo Ciudadano autonómico para reemplazarlo por una gestora donde son mayoría los cargos de los morados en el Gobierno de Aragón pero de la que no forman parte los afines al cesado ni los críticos alineados con los comunes.

A media mañana de este jueves, el secretario de Organización de Podemos en la comunidad, Carlos Arroyos, difundía entre los miembros de la dirección autonómica un comunicado en el que la estatal anunciaba "la constitución de un Equipo Técnico para dirigir provisionalmente Podemos Aragón, tras haber recibido la petición en este sentido de más de tres quintas partes de su hasta ahora Consejo Ciudadano Autonómico".

"Este Equipo Técnico será el encargado de mantener operativa la organización hasta la próxima Asamblea Ciudadana Autonómica que tendrá lugar en mayo", añadía el comunicado, cuyo contenido sembró el estupor entre la dirigencia morada en Aragón, varios de cuyos miembros aseguraron a Público que en ningún momento se había votado una iniciativa de ese tipo.

A media tarde, Podemos-Aragón difundía un comunicado en el que indicaba que había sido el Consejo de Coordinación Estatal el que "a la vista del escaso plazo" para celebrar la asamblea "estableció" la gestora, formada por "los miembros del anterior Consejo Coordinador autonómico que se mostraron favorables" a la convocatoria de mayo y que "aceptaron la propuesta de hacerse cargo del Equipo Técnico que se ocupará de las cuestiones de tipo organizativo".

¿Qué votó el Consejo Ciudadano?

Las destituciones y los nombramientos, propuestos desde Aragón y ‘bendecidas’ por la Secretaría de Organización que dirige Alberto Fernández según varias fuentes, se producen tras una cadena de extraños movimientos en la cúpula morada autonómica iniciados después de que hace un par de semanas las diputadas Erika Sanz e Itxaso Cabrera, alineadas con los Comunes, hubieran propuesto votar la convocatoria de la asamblea que el partido lleva posponiendo desde el batacazo electoral de mayo, en el que perdió nueve de sus catorce escaños y cuyos dos concejales le situaron como la quinta fuerza, ligeramente por delante de Vox, en un Ayuntamiento de Zaragoza reconquistado por la derecha después de que la confluencia naufragara.

En el primer Consejo Ciudadano celebrado tras la petición, Escartín abogó por esperar a ver cómo transcurría Vistalagre III para convocar la asamblea autonómica, lo que provocó un enfrentamiento con algunos de sus, al menos hasta entonces, colaboradores más cercanos, que le afearon que esa posición no había sido acordada por el Equipo de Coordinación.

Días después, entrada la tarde del pasado sábado, los miembros del Consejo Ciudadano eran convocados a una votación que concluía el domingo y en la que se impuso claramente la propuesta de Cabrera y Sanz, que era lo único que se votaba. Escartín no participó en esa consulta, realizada por medios telemáticos, en la que se abstuvieron otros siete miembros (de 36).

A partir de ese momento, el telón de Podemos Aragón se cierra durante cuatro días para no reabrirse hasta que Arroyos reenvía el mensaje de la calle Princesa.

"La gestora determina la evolución de Podemos"

"A mí no se me ha informado" de nada, señalaba Escartín en un mensaje difundido este jueves por los canales de Telegram de Podemos Aragón, en el que aseguraba que nadie la hizo partícipe de esos movimientos en la reunión que celebró el lunes el Consejo de Coordinación ni tampoco le avanzó nada Alberto Rodríguez, con quien habló por teléfono el martes.

"Esa gestora lo que hace es destruir el Consejo Ciudadano y la Secretaría General" autonómicas, añadía el ya exsecretario general de los morados en Aragón, que considera que "directamente se cargan" ambas "de una forma absolutamente sorpresiva y que determina muchísimo la evolución de Podemos en Aragón".

Se refería al tono monocolor de la gestora, algo que provocó tanta sorpresa como los propios ceses en las filas moradas, ya que todo el Equipo Técnico estaba alineado con Escartín hasta hace poco y tiene como claro eje vertebrador la Consejería de Universidad, en la que ocupan cargos la consejera Maru Díaz, su jefe de gabinete Andoni Corrales y su secretario general Iván Andrés.

Los otros cinco miembros son la diputada autonómica Marta Prades, que será la coordinadora, y la directora general de Cambio Climático y Educación Ambiental, Marta de Santos, a los que se suman Arroyos, Álex Abenoza y Blanca Grimal.

Tres meses para rehacerse

La decisión de la dirección estatal llama la atención, en cualquier caso, cuando otras ocho comunidades están en los inicios de su proceso asambleario, que en todos los casos se celebrará a partir de mayo, tras Vistalegre III. Se trata de Murcia, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Comunitat Valenciana, Madrid, Cantabria, La Rioja y Catalunya. En ninguna de ellas hay una gestora nombrada por el hecho de arrancar el proceso.

Escartín, por otro lado, mantenía unas posturas claramente opuestas a las de la dirección estatal, como fue quedando de manifiesto en los últimos meses, en los que el ahora cesado fue reclamando un "perfil propio".

Ahora, el partido inicia un proceso de tres meses el que afronta retos como atraer de nuevo a la parte de la militancia que se alejó de la formación tras el fracaso de la confluencia, el batacazo electoral y la posterior entrada en un cuatripartito en el que ocupa una posición destacada una formación de centro-derecha como el Par.

Más noticias de Política y Sociedad