Público
Público

Ayuntamiento de Barcelona Colau insiste en un tripartito de izquierdas con ERC y PSC: "En absoluto es imposible"

El escenario político en el Ayuntamiento de Barcelona tras los resultados del 26 de mayo es un sudoku de difícil solución. La actual alcaldesa parece abocada a elegir entre los independentistas y el PSC y Valls. Ella propone una vía intermedia.

La alcaldesa de Barcelona en funciones y líder de BComú, Ada Colau. (QUIQUE GARCÍA | EFE)

Público | agencias

El escenario político abierto en el Ayuntamiento de Barcelona tras los resultados de las elecciones del pasado 26 de mayo es un sudoku de difícil solución. A día de hoy no está nada claro quién va a ser el alcalde o a la alcaldesa de la ciudad, si el candidato de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Ernest Maragall —ganador de las elecciones por algo menos de 5.000 votos— o Ada Colau, la candidata de Barcelona En Comú (BComú). El primero se mueve en el eje independentista y quiere sumar un tripartito con Junts per Catalunya y la propia Colau, mientras ésta apuesta por un eje de izquierdas, cambiando a Junts por los socialistas catalanes del PSC. 

Colau está obligada a elegir, sobre todo después del ofrecimiento "sin condiciones" de Manuel Valls, candidato de BCN Canvi-Cs, que ha puesto sus seis concejales a disposición de Colau para evitar que Maragall llegue a la alcaldía. Valls propone un acuerdo con Colau y el PSC de Jaume Collboni, quien se muestra receptivo. De hecho, Collboni ha dejado claro este jueves por la mañana que en ningún caso quiere arreglos con el independentismo. 

Pese a que se le abre una vía para ser ella la alcaldesa, Colau no ceja en su empeño. En declaraciones a TV3 este jueves por la mañana, la todavía alcaldesa de Barcelona ha pedido que "dejen de intentar arrastrar" a los comunes a un pacto en clave nacional y ha insistido en que la mejor opción para Barcelona es un tripartito progresista con ERC y PSC: "Que sea imposible en absoluto está escrito en ninguna parte", ha afirmado. "No permitiré que Barcelona se supedite al independentismo o al antiindependentismo, ni a los intereses de partido", ha dicho.

Colau: "No permitiré que Barcelona se supedite al independentismo o al antiindependentismo, ni a los intereses de partido"

Colau ha defendido que su prioridad es una alianza con ERC y PSC, y ha recordado que republicanos y socialistas están pactando "en muchas ciudades" del territorio catalán, y ya han gobernado juntos durante cuatro años en el área metropolitana de Barcelona.

Sobre la oferta de Manuel Valls, la líder de Barcelona en Comú ha admitido que le ha "sorprendido", pero ha subrayado que "más del 60% de los barceloneses votaron fuerzas progresistas y de izquierda", por lo que, a su entender, los acuerdos se tienen que hacer en clave ideológica, y no por mayorías partidarias o contrarias a la independencia de Catalunya.

Mientras, el alcaldable del PSC, Jaume Collboni, insta a Colau a aclarar si quiere un gobierno "pro independencia" con ERC o si prefiere uno "pro Barcelona" con él: "La pelota está en el tejado de Colau y tiene que decidir", ha subrayado en varias entrevistas televisivas. 

En declaraciones a Telecinco, Collboni ha defendido que la articulación de un gobierno que ponga la ciudad "por encima de todo" es "más factible que nunca" después de la oferta de Valls. "Fue un gesto de responsabilidad y generosidad, y es de justicia y razonable agradecerlo", ha recalcado Collboni, que ha pedido a Colau que se posicione de forma "nítida" sobre esta posibilidad, que él considera que es la que mejor representara la voluntad que manifestaron los barceloneses.

Este jueves por la mañana Manuel Valls ha vuelto a reiterar su oferta en el programa Al Rojo Vivo: "Tenemos que salvar Barcelona, entiendo que no sea fácil, que Ada Colau necesita tiempo, estamos en un momento histórico. Cada uno debe dejar de pensar en su interés personal".

Sobre si Ciudadanos era consciente de este paso, Valls ha asegurado que en su grupo lo sabían porque todos están de acuerdo respecto a esta estrategia, y aunque ha hecho una campaña criticando mucho a Colau, ha destacado que esta es la mejor solución entre las posibles. "Estoy muy lejos de lo que quería y esperaba cumplir, yo he reconocido que había fracasado".

Pero lo curioso es que desde la dirección de Ciudadanos, el partido que apoyó a Valls en las elecciones, no ven con tan buenos ojos la oferta incondicional de su candidato. José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, ha querido desmarcarse de Valls y dejarlo todo en el aire: "No tiene sentido que nos posicionemos sobre hipótesis que ni se han planteado". "Colau con quien está negociando es con ERC", ha subrayado, asegurando que la alcaldesa en funciones es "populista y muleta del independentismo".

Collboni: "El gesto de Valls fue de responsabilidad y generosidad, y es de justicia y razonable agradecerlo"

De momento, Colau y Maragall se reunieron ayer por primera vez ayer miércoles para negociar. El número dos de la lista de BComú en Barcelona, Joan Subirats, aseguró el miércoles que negocian un acuerdo de gobierno con ERC y su candidato y ganador de las elecciones, Ernest Maragall, pero que no habían acordado si él sería alcalde o si lo sería la todavía primera edil en funciones, Ada Colau. Y parece que aún tendrá que pasar unos días para saberlo,. 

Más noticias