Público
Público

Hospital Isabel Zendal Ayuso asegura que los pacientes del Zendal sufren "depresión" por culpa de las críticas al hospital

La presidenta madrileña asegura ser víctima de "campañas de desprestigio politizadas" y ha arremetido contra las personas que han criticado las condiciones del Hospital de Emergencias Isabel Zendal.

Isabel Díaz Ayuso
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Chema Moya / EFE

público | agencias

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha censurado las críticas contra el Hospital Enfermera Isabel Zendal y ha afirmado que "cada problema, cada situación, cualquier circunstancia se magnifica en las redes sociales" lo que lleva a los pacientes "a un estado de ánimo de depresión". Según Ayuso, se asusta tanto a los pacientes como a los profesionales sanitarios. Sin embargo, el centro no está siendo efectivo para la supuesta misión por la que se construyó: descongestionar la presión sanitaria.

En declaraciones a los medios, desde el propio Zendal, la dirigente regional ha indicado que este es "el mejor hospital de España en la lucha contra la Covid-19, el mejor formado para esta situación porque se ha construido en base a la experiencia y a la lucha contra la epidemia", dado que ha aprendido del "ejemplo de Ifema". Pero en torno al centro crecen las polémicas y las críticas de parte de los trabajadores de las propias instalaciones, muchos de ellos, desbordados, porque la Comunidad de Madrid ordenó no contratar a profesionales que se nieguen a acudir a trabajar al Zendal. A ello hay que sumar las adjudicaciones que el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid ha otorgado a dedo para el mantenimiento de los servicios del hospital. 

"Es el hospital más seguro que hay ahora mismo en España para sus profesionales y para sus pacientes. Estas instalaciones están perfectamente preparadas para evitar el contagio entre los sanitarios, que es lo mismo que ocurrió en Ifema", ha declarado. Además, ha hecho hincapié en que gracias a él el resto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud "hoy están descongestionados" así como está ayudando a que la carga que están soportando los sanitarios "también sea menor". No obstante, la presión hospitalaria en Madrid ha crecido notablemente en lo que va de 2021. El pasado 31 de diciembre el 11,54% de las camas de los hospitales madrileños estaban ocupadas por pacientes con covid, 25,65% en el caso de la UCI. En tan solo dos semanas, esas cifras se han disparado: el porcentaje de camas ocupadas supera el 18% y el de las plazas de UCI roza el 38%. 

Según ha señalado, "ahora mismo hay otras comunidades autónomas que están construyendo en tiempo récord también hospitales de campaña" mientras que en Madrid lo tenían planificado con "tiempo y previsión" para evitar situaciones de colapso. La presidenta madrileña ha actualizado los datos y ha asegurado que ahora mismo se encuentran en él un total de 370 pacientes pero "ya han sido más de 700 los que en estos días han sanado".

Pero muchos de los que han pasado por el hospital han compartido en redes algunas de las situaciones que han tenido que vivir, especialmente con la comida que ofrece el centro. "Guisantes con moho", dijo un paciente de covid-19, mostrando un plato de plástico en el que se aprecia una capa extraña sobre los guisantes con jamón.

Ayuso, aun así, ha subrayado que es el hospital con más pacientes de la Comunidad de Madrid duplicando incluso al segundo. "La campaña de desprestigio, sobre todo la campaña política, que está soportando este hospital lo está empañando todo. Esta campaña deleznable empezó hace muchos meses, dos meses incluso antes de la inauguración del propio centro. Perfectamente orquestada sobre todo en redes sociales para llegar a algunos medios y con ello hacer activismo político", ha espetado. A su juicio, está perfectamente diseñada para que pase lo que pase en el Zendal "todo sea polémica".

Amenazas a los sanitarios

"En la primera ola todo el mundo arrimaba el hombro, todo el mundo mostraba fortaleza, voluntad de trabajo y forma desinteresada... Ahí pudimos sanar a más de 4.000 personas. Necesitamos que cada vez más profesionales sanitarios nos ayuden, que colaboren, y que vengan a aprender y trabajar en este hospital", ha dicho. Pero lo que parecen simples peticiones a los trabajadores se convirtieron en amenazas cuando la presidenta ordenó no contratar a los sanitarios que se negaran a trabajar en el Hospital Isabel Zendal. Asimismo, en menos de 24 horas se han recogido 60.000 firmas para que "paren las amenazas y los traslados forzosos" a ese centro. 

Ayuso considera que los pacientes están "sugestionados"

Según ha expuesto, no hay pocos pacientes que acuden a él así como sanitarios que acuden "preocupados" cuando son trasladados porque están "sugestionados". "No hay derecho. Aquí hay personas que están muy enfermas y familiares que no pueden visitarle y que están todavía más preocupados por todo lo que se está diciendo en las redes sociales y medios de comunicación", ha remarcado.

La jefa del Ejecutivo autonómico ha rechazado que cada "problema cotidiano de un hospital convencional" se convierta en polémica en el Zendal cuando se trata de un centro "que va creciendo con los días". Además, ha sostenido que cuando se han lanzado "bulos" y se ha invitado "a ese periodista o a ese sindicalista" a visitarlo, "han declinado la invitación". "No es siempre la verdad lo que más importa en el Isabel Zendal y por eso es profundamente injusto y muy insensato", ha trasladado, al tiempo que ha señalado que el hospital necesita "alivio, apoyo y comprensión". 

Más noticias de Política y Sociedad