Público
Público

Hospital Isabel Zendal Aguado, sobre la orden de no contratar a sanitarios que se nieguen a trabajar en el Zendal: "No son represalias"

"Es una decisión que ha adoptado la propia gestión de la Consejería de Sanidad y que yo respaldo", ha defendido. 

Soldados de la UME despejan la nieve de la entrada del Hospital Isabel Zendal.
Soldados de la UME despejan la nieve de la entrada del Hospital Isabel Zendal.  EFE

público | agencias

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, no considera que sea una "represalia" no contratar al personal sanitario que rechaza ir al Hospital Enfermera Isabel Zendal. "Creo que hay que entender el momento en el que estamos", ha señalado.

En una entrevista en TVE ha sostenido que la decisión de contratar o no hacerlo así como la política de gestión de Recursos Humanos la adopta la Consejería de Sanidad y "es evidente que en situaciones como las actuales" se necesita "la máxima movilidad posible del personal sanitario". "Es una decisión que ha adoptado la propia gestión de la Consejería de Sanidad y que yo respaldo, evidentemente", ha apuntado.

Aguado ha hecho hincapié en que la Comunidad de Madrid ha contratado en los últimos ocho o nueve meses "a más de 10.000 profesionales para reforzar la labor contra el Covid" y se necesita que esa movilidad se produzca.

El vicepresidente ha indicado que con los desplazamientos no se producen "agujeros" en el resto de hospital porque tratar de "reorganizar y si quedan lagunas se busca o se analiza si hay que suplir la vacante o no".

Preguntado sobre el servicio de catering tras las imágenes de comida con moho en el Zendal, Aguado afirma que "es un hospital de emergencias, que puede recurrir a un catering o no. Lo más importante es que el hospital preste servicio en cada momento que se necesita". "Yo creo que es un hospital vanguardista", ha calificado.

Afirma que la Comunidad quiere "evitar a toda costa" que haya un nuevo confinamiento domiciliario en la región. "No podemos volver a una situación como la que vivimos, no solamente por el impacto que tiene tan dañino en la economía, sino también en la propia salud mental de las personas, especialmente de nuestros mayores que están viviendo en residencias", ha argumentado.

Más noticias de Política y Sociedad