Público
Público

La batalla entre Casado y Ayuso frena el ascenso de un PP que reduce su ventaja sobre el Gobierno, según las encuestas

Los conservadores habían logrado aventajar al Ejecutivo de coalición en los últimos meses, pero en el inicio del curso político los partidos del Gobierno se refuerzan mientras el PP se desinfla. Casado obtendría 120 escaños, el PSOE 104, Vox 52, Unidas Podemos 25 y Ciudadanos tan solo uno, según el último estudio de 'Key Data' para 'Público'.

Key Data
Estimación de escaños en el estudio del mes de septiembre. Fuente: Key Data

El inicio del curso político en septiembre recoge un vuelco en las tendencias demoscópicas que afecta tanto al Gobierno como a la oposición. Si el mes de julio acababa con un escenario de un PP en auge que en muchas de las encuestas lograba sobrepasar a un PSOE en caída, tras el parón vacacional este crecimiento de los conservadores se ha desinflado a la vez que los de Pedro Sánchez empiezan a recuperar fuelle.

Esta es la fotografía que deja el último estudio de Key Data para Público. Los de Pablo Casado obtienen una estimación de voto del 28%, por lo que lograrían alrededor de unos 120 escaños en caso de celebrarse en este momento unas elecciones generales.

En los meses anteriores, el PP había logrado superar con creces la horquilla de estimación de voto en la que se venía moviendo desde las elecciones de noviembre de 2019 (entre el 18% y el 22%) y había rozado el 29%, pero las últimas encuestas recogen una caída importante de casi un punto.

Paz Álvarez, directora técnica de Key Data, explica que esta caída de los conservadores puede tener su raíz en el conflicto interno que libran en este momento el presidente de la formación, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por hacerse con el control del PP madrileño.

Key Data
Estimación de votos y escaños en el estudio del mes de septiembre. Key Data

"Las disputas entre el PP de Sol y el de Génova están pasando factura. El crecimiento del PP se frena y, por primera vez desde abril, vemos que baja en porcentaje de votos y en escaños. Si hay algo que difícilmente perdona el electorado son las disputas internas. Esto es, con demasiada frecuencia, olvidado por los partidos que inexplicablemente se dan un tiro en el pie como el que se está dando el partido de Pablo Casado", asegura Álvarez.

A la vez que el PP se desinfla, el PSOE (y también Unidas Podemos) recuperan fuelle en las encuestas. Los socialistas habían estado por encima del 30% en estimación de voto desde la celebración de las elecciones en 2019, pero tras los comicios madrileños experimentaron un retroceso importantes que forzó que los conservadores comenzaran a liderar todas las encuestas.

En este último estudio los de Pedro Sánchez obtienen un 26% en estimación de voto, por lo que lograrían alrededor de 104 escaños. Los socialistas llegaron a estar antes del parón vacacional a más de tres puntos de los de Pablo Casado, aunque lograron invertir en cierta manera esta tendencia cuando el presidente acometió la renovación del Ejecutivo.

"Las encuestas publicadas después del cambio de Gobierno de julio muestran que, si bien no ha habido un vuelco brusco en la intención de voto, es indudable que el PSOE ha conseguido frenar el descenso que sufría desde las elecciones madrileñas. Los errores del PP y la política del Gobierno en el comienzo de curso parecen acelerar este cambio de tendencia", explica la directora técnica de Key Data.

En el bloque de la derecha, la caída del PP favorece de nuevo a Vox, ya que desde hace meses no hay trasvase de votos entre bloques ideológicos, y los cambios y trasvases se dan, principalmente, dentro de cada espacio. En este sentido, la ultraderecha sigue moviéndose en una horquilla que oscila entre el 14% y el 16,5%, y en este estudio obtiene un 15,5% en estimación de voto, con lo que revalidarían sus escaños actuales en el Congreso, 52.

En este mismo bloque de la derecha, Ciudadanos sigue sin lograr remontar y con una estimación del 3% obtendría un escaño y seguiría en serio riesgo de desaparecer del Parlamento. "Ese descenso del PP permite a Vox recuperar el nivel de las últimas elecciones generales de noviembre de 2019, en votos y escaños. En cambio, el declive de Ciudadanos no hay quien lo revierta. Está al borde de la desaparición y a duras penas mantiene el escaño de su líder en Madrid", asegura Álvarez.

En el bloque de la izquierda, Unidas Podemos también recupera fuelle y, aunque no logra superar su horquilla (entre el 10% y el 12%), la marcha de Pablo Iglesias no ha supuesto una pérdida de confianza de su electorado, al menos en las encuestas. En este estudio el espacio confederal obtiene un 10,2% en estimación de voto, con lo que lograría alrededor de 25 escaños.

"Unidas Podemos también crece por primera vez desde hace muchos meses. Gana medio punto y dos escaños. Habrá que ver si es un punto de inflexión, consigue frenar su prolongado desgaste y empieza a recuperar apoyos entre el electorado. El cambio de liderazgo parece haberse resuelto bien. Yolanda Díaz tiene el perfil que demanda el votante de izquierda del siglo XXI. Habrá que ver si consigue unir el fragmentado espacio a la izquierda del PSOE", explica la directora técnica de Key Data.

Por bloques, la suma de PP, Vox y Ciudadanos superaría los 170 escaños, pero estaría lejos de la mayoría absoluta necesaria para aprobar una investidura. El bloque de la investidura de Sánchez sumaría alrededor de 160 escaños, por lo que la gobernabilidad sería muy difícil con estos números.

Más noticias