Público
Público

Sindicalistas de la CNT Cárcel para dos militantes de la CNT por los incidentes en la huelga del 14-N en Logroño

Pablo Alberdi ha sido condenado a cuatro años y nueve meses por los delitos de desórdenes públicos y atentado contra la autoridad, mientras que Jorge Merino ha recibido un castigo de un año por un delito de desórdenes, ocurridos en 2012.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3

Pablo Alberdi y Jorge Merino, militantes de la CNT, en una foto de archivo. / EFE

La jueza del Penal Número Uno de Logroño ha condenado a cuatro años y nueve meses de cárcel a Pablo Alberdi, por los delitos de Desórdenes Públicos y Atentado contra la Autoridad; y a un año a Jorge Merino por el delito de Desórdenes.   

A las 9.30 horas, los militantes de la CNT Pablo y Jorge debían acudir al Palacio de justicia para recoger, en mano, la sentencia de un juicio que se desarrolló, durante tres días, hace cinco meses, y cuyos hechos se remontan al 14 de noviembre de 2012, en la manifestación que tuvo lugar tras la huelga. La plataforma Stop Represión La Rioja tachó el caso en su día como “montaje policial”.

Es el proceso judicial a sindicalistas tras aquella huelga más largo de España. Y seguirá, porque la abogada de uno de ellos ha anunciado que recurrirán la sentencia de ambos. "Se han sentido acompañados", ha clamado al centenar de personas que, una vez más, les han arropado a la salida del Palacio de Justicia, "lamentablemente, tenemos que pediros que sigáis ahí". Alguien del público mostró su apoyo: "Ahí estaremos".

Los encausados, en el juicio, insistieron en su inocencia. En cuanto al jefe del dispositivo policial, Fernando Fernández Beneite, quiso "matizar" su declaración inicial, alegando que la hizo bajo estrés, para rectificar y decir que Pablo no le lanzó un globo, le pegó una patada por detrás. Algo que ha recordado, ha dicho, al ver "vídeos en Internet".   

Una abogada anuncia que recurrirán la sentencia. Sus colegas los arroparon a la salida del juzgado: "Ahí estaremos"

Pablo contó que le golpearon en comisaría y Jorge que no fue detenido durante la manifestación, porque acudió a su puesto de trabajo, y que al ir a comisaría, tras ser requerido, vio su DNI ampliado y una anotación que ponía: CNT. Se le acusaba de que sus proclamas provocaron violencia en los manifestantes.

El Ministerio Fiscal rebajó, en sus conclusiones, en un año la pena para Pablo Alberdi al cambiar el delito de Lesiones, por tirar una piedra, a falta de Lesiones. Le sigue considerando culpable de un delito de Atentado con medio peligroso y otro de Desórdenes. Le pedía 5,9 años; la jueza ha impuesto 4,9.  A Jorge Merino la jueza le cree culpable de un delito de Desórdenes y le pide un año (uno menos que el Fiscal).

Las defensas piden la absolución y niegan las acusaciones. Al inicio del proceso había un tercer investigado, que decidió reconocer un delito de desórdenes públicos con seis meses de prisión sustituidos por multa de 720 euros. Para Henar Moreno, la abogada de Jorge, esta sentencia es "un mensaje para pactar" y no ir a juicio.