Público
Público

La Casa Real evita incluir los últimos episodios de Juan Carlos I en su impoluta biografía

El texto oficial destaca su papel de "estadista" o su actuación tras el 23-F, mientras que cita a Franco como "anterior Jefe del Estado". También mantiene disponible la opción de enviar un saludo al emérito mediante su "libro de visitas".

Juan Carlos I junto a Franco
Juan Carlos I junto al dictador Francisco Franco. EFE

Cuando todo tiembla, hay cosas que permanecen inalterables. O al menos lo parecen. Algo de eso ocurre con la biografía oficial de Juan Carlos I que la Casa Real mantiene publicada en su página web y que, al menos hasta ahora, no ha sufrido ningún cambio ni añadido: allí no hay ninguna alusión a su alejamiento de la vida institucional, la retirada de la asignación pública que percibía en su calidad de emérito o, finalmente, su huida del país. En la versión de La Zarzuela, sigue siendo un "estadista" al que le encanta el esquí y la vela.

Inmune a los escándalos, el texto que resume la vida y obra de Juan Carlos de Borbón –sin citar, eso sí, sus aspectos más polémicos– sigue disponible y al alcance del público en el apartado dedicado a los miembros de la Familia Real.

En el encabezado, junto a su foto, hay una frase de su discurso de Navidad correspondiente a 2011, cuando aún no habían aflorado las acusaciones sobre el opaco origen de su fortuna. "Los actuales son tiempos de gran exigencia. Nos esperan muchas dificultades pero también nos respaldan sólidos valores que nos hacen sentirnos orgullosos de ser españoles, y un pasado reciente de superación que nos sirve de estímulo", decía entonces el monarca.

En el capítulo biográfico, la Casa Real subraya que "Su Majestad el Rey don Juan Carlos I nació el 5 de enero de 1938 en Roma, donde residía la Familia Real, que había tenido que abandonar España al proclamarse la República en 1931". "Fueron sus padres Don Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona y Jefe de la Casa Real española desde la renuncia de su padre el Rey Don Alfonso XIII, y Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans", apunta.

Destaca además que "por expreso deseo de su padre, su formación fundamental se desarrolló en España, a la que llegó por primera vez a los diez años, procedente de Portugal, donde residían los Condes de Barcelona desde 1946, en la villa atlántica de Estoril, y tras su etapa como alumno interno en el colegio de los Marianistas de la ciudad suiza de Friburgo".

Más adelante, el texto destaca que contrajo matrimonio en 1962 con la Princesa Sofía de Grecia, "primogénita de SS.MM. los Reyes Pablo I y Federica". "Tras su viaje de bodas, los Príncipes comenzaron a vivir en el Palacio de la Zarzuela, en los alrededores de Madrid, que sigue siendo hoy su residencia", señala, obviando que Juan Carlos I ya no vive allí.

Bajo el subtítulo "Rey de todos los españoles", la biografía describe su ascenso al trono. Al mismo tiempo, evita a toda costa llamar dictador a Franco. "Tras la muerte del anterior Jefe del Estado, Francisco Franco, Don Juan Carlos fue proclamado Rey el 22 de noviembre de 1975, y pronunció en las Cortes su primer mensaje a la nación, en el que expresó las ideas básicas de su reinado: restablecer la democracia y ser el Rey de todos los españoles, sin excepción", afirma.

El texto habla después de la "transición a la democracia, pilotada por un nuevo equipo" que comenzó con "la Ley de Reforma Política en 1976" y siguió en mayo de 1977, cuando "el Conde de Barcelona transmitió al Rey sus derechos dinásticos y la Jefatura de la Casa Real española, en un acto que constataba el cumplimiento del papel que correspondía a la Corona en el retorno a la democracia".

"Un mes más tarde se celebraron las primeras elecciones democráticas desde 1936, y el nuevo Parlamento elaboró el texto de la actual Constitución, aprobada por referéndum el 6 de diciembre de 1978 y sancionada por S.M. el Rey en la sesión solemne de las Cortes Generales del 27 del mismo mes y año", resalta.

Apunta además que "la Constitución establece como forma política del Estado la Monarquía parlamentaria, en la que el Rey arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones" y recuerda que "en su mensaje a las Cortes, Don Juan Carlos proclamó expresamente su decidido propósito de acatarla y servirla". "De hecho, fue la actuación del Monarca la que salvó la Constitución y la democracia en la noche del 23 de febrero de 1981, cuando los demás poderes Constitucionales estaban secuestrados en el Parlamento por una intentona golpista", destaca.

En cuanto a las características de su etapa al frente de la Corona, se señala que "a lo largo de su reinado ha visitado oficialmente la práctica totalidad de los países del mundo y los principales organismos internacionales, tanto de carácter universal como regional". Remarca además su "función de estadista" y le atribuye haber impulsado "un nuevo estilo en las relaciones iberoamericanas". "Su perfil europeísta y su papel en el restablecimiento de la democracia en España han sido reconocidos a través de numerosos Premios Internacionales", añade más adelante.

La biografía del emérito llega hasta junio de 2014, cuando "firmó y entregó al presidente del Gobierno un escrito en el que comunicó su decisión de abdicar la Corona de España", tras lo cual llegó la proclamación de Felipe VI. "Su Majestad el Rey Don Juan Carlos en la actualidad es Capitán General del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire en situación de Segunda Reserva", añade.

De esta manera, el texto evita repasar los episodios recientes de la vida de Juan Carlos I, entre los que figuran su retirada de la actividad institucional en junio de 2018, la decisión de Felipe VI de retirarle la asignación pública que cobraba de los Presupuestos de la Casa Real desde que había abdicado o, por último, su decisión de abandonar España.

Envíe su saludo

Ajena a esas polémicas, la biografía dedica por último unas líneas a sus "aficiones". "Asiduo practicante de varios deportes, sobre todo el esquí y la vela, Don Juan Carlos apoya la práctica deportiva como escuela de formación de indudable valor social", relata.

Asimismo, la Casa Real mantiene activa la opción de escribir en el "libro de visitas" del emérito. "A través de este formulario puede hacer llegar sus saludos a S.M. el Rey Don Juan Carlos. Tenga en cuenta que debido al volumen de mensajes que se reciben por este canal, no se envían respuestas personalizadas", se destaca allí.

Una vez enviado el saludo, aparece una respuesta automática que indica que "su mensaje ha sido recibido y se incorporará al libro de visitas de S.M. el Rey". Esta opción también está disponible en los apartados biográficos del rey Felipe VI, la reina Letizia y la reina Sofía.

Más noticias de Política y Sociedad