Público
Público

Pacto PP-Cs Casado fulmina a Alonso y coloca a Carlos Iturgaiz como candidato del PP en las elecciones vascas

Se resuelve así la crisis abierta entre el PP vasco y la dirección nacional tras la reciente firma de la coalición con Ciudadanos para concurrir juntos en las elecciones vascas. Alonso se despide con elegancia: "Quiero agradecer todo el apoyo del PP vasco, que es y será siempre mi partido". 

El líder del PP, Pablo Casado, junto al candidato a lendakhari, Alfonso Alonso en noviembre de 2019. Europa Press
El líder del PP, Pablo Casado, junto a Alfonso Alonso en noviembre de 2019. EUROPA PRESS

efe | público

El PP vasco ha explotado a poco más de un mes de las elecciones en Euskadi. Alfonso Alonso no será el candidato del PP en las comicios del 5 de abril. El presidente nacional del partido, Pablo Casado, ha decidido prescindir del líder del PP vasco y colocar en su lugar a un viejo conocido: Carlos Iturgaiz, que en abril del año pasado anunció que abandonaba la política tras sentirse relegado por el propio Casado en las listas al Parlamento europeo. 

Ha sido el propio Alonso el que ha hecho pública la decisión de Casado en las redes sociales: en un mensaje un tanto aséptico, tras comunicar la decisión de su jefe, Alonso ha agradecido "todo el apoyo del PP vasco que es y será siempre mi partido", según ha escrito en su cuenta de Twitter. 

Poco después, Teodoro García Egea comparecía ante la prensa en la sede central del PP en Madrid para anunciar que el sustituto de Alonso será Carlos Iturgaiz. Según García Egea, la decisión de cambiar de candidato ha sido de "mutuo acuerdo" y se ha tomado hoy mismo en Madrid, hasta donde se ha desplazado el líder popular vasco.

Sin embargo, fuentes del PP vasco han desmentido tal extremo a TVE. Entre las filas de Alonso insisten en que la decisión ha sido impuesta por la dirección nacional del PP. 

Egea le ha trasladado a Alonso tanto por su parte como del presidente del partido, Pablo Casado, su agradecimiento y cariño y ha reconocido su trayectoria, su trabajo y su entrega. "Nos va a tener siempre para lo que necesite", ha señalado García Egea, quien no ha desvelado si Alonso seguirá al frente del PP vasco.  

Sobre Iturgaiz, Egea ha destacado su relevante trayectoria, que es un referente para todos los votantes, personifica los valores del partido y como candidato va a liderar un proyecto "ilusionante y de unidad para todos los vascos".

Se resuelve así la crisis abierta entre el PP vasco y la dirección nacional tras la reciente firma de la coalición con Ciudadanos para concurrir juntos en las elecciones vascas, una decisión con la que Alonso nunca estuvo de acuerdo y que Casado impuso en contra del criterio de la dirección del PP vasco. 

Un enfrentamiento abierto

La coalición con Ciudadanos nunca contó con el aval del hasta ahora líder y presidente del PP vasco, que siempre pensó que Ciudadanos estaba sobrerrepresentado en esa coalición (Ciudadanos no tiene representación en el Parlamento vasco). Alonso no participó en las negociaciones, que siempre fueron de la mano de Pablo Casado y de Inés Arrimadas por el PP. 

En concreto, el reparto de puestos en las listas fue lo que generó polémica. El PP vasco llegó a calificar de "inasumible" el acuerdo después de que el secretario de Acción Institucional de Cs, José María Espejo-Saavedra, que había negociado con García Egea, anunciara que su partido ocuparía el segundo puesto en las listas por Álava y Bizkaia. Para el PP de Euskadi esas cesiones no se correspondían con la realidad de cada partido en esta comunidad, donde la formación naranja no ha logrado nunca ningún diputado, ni en el Parlamento vasco ni en el Congreso, y actualmente no tiene concejales en ningún ayuntamiento.

No obstante, en un acto celebrado este domingo en Bilbao, la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, sostenía que la formación vasca está "comprometida" con la coalición con Ciudadanos, aunque reconocía que aún "quedan días por delante para poder ajustar esa apuesta" a la realidad de la política en Euskadi y a lo que significa el PP vasco.

En su despedida, Alonso ha explicado que se siente "patriota vasco y patriota español" y que, por eso, siempre ha defendido en Euskadi "un proyecto compartido". "No me gusta el nacionalismo porque me gustan las personas y no hay nada por encima de su dignidad y de su libertad individual", añade.

Alonso se oponía a la coalición con Ciudadanos en Euskadi igual que Alberto Núñez Feijóo se oponía en Galicia. Al primero Casado lo ha fulminado, pero la mayoría absoluta de Feijóo en Galicia lo ha convertido en intocable para el líder nacional del PP, quien ha tenido que tragarse el sapo de aceptar la imposición del presidente gallego. Pero esa doble vara de medir de Casado, deja al descubierto cierta debilidad del líder del PP.  

Alonso había sido designado cabeza de lista en Euskado el 11 de febrero pasado, pero cuando todavía no había este acuerdo con Ciudadanos. Ese acuerdo establece que el candidato a lehendakari "será designado" por el PP, aunque no hace ninguna mención expresa a Alonso.

Reunión de la Junta Directiva del PP vasco

Para este lunes está prevista una reunión de la junta directiva del PP vasco que estaba convocada para analizar la situación tras el acuerdo de coalición y las desavenencias entre las direcciones nacional y regional del PP, aunque con este anuncio todo cambia.

Alonso explicará lo sucedido en las últimas horas y se analizará la situación tras el anuncio de que finalmente no será el candidato del PP vasco a las elecciones vascas. Según han confirmado fuentes del PP vasco a Europa Press, la reunión de la Junta Directiva del PP vasco en la capital alavesa se desarrollará a partir de las 17.30 horas y tras la misma está previsto que Alfonso Alonso comparezca ante los medios.

La caída de Alonso añade aún más tensión al PP vasco después de que el pasado mes de enero Borja Sémper, el verso libre de los conservadores y dirigente histórico, abandonaba el partido para irse a una empresa privada. Con su retirada de la política, abandonaba el PP uno de los espíritus más críticos con la deriva derechista del partido.