Público
Público

El choque entre el Supremo y el TGUE sobre si la euroorden contra Puigdemont sigue activa, clave para la resolución

El auto del Tribunal General de la Unión Europea de julio pasado contemplaba un escenario muy distinto para el expresidente catalán cuando le retiró la inmunidad, convencido de que la euroorden estaba suspendida, pero el Tribunal Supremo interpreta que sigue viva y que la detención es "correcta".

Carles Puigdemont
El expresidente de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont durante un pleno del Parlamento Europeo. Benoit Doppagne / Europa Press

El choque de posturas entre el Tribunal Supremo y el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) acerca de si la euroorden contra Carles Puigdemont sigue o no activa será clave en la resolución de la situación procesal del expresident catalán, detenido la noche de este jueves en Cerdeña. El auto del 30 de julio pasado del TGUE, por el que se retiraba la inmunidad a Puigdemont y a los otros dos eurodiputados de JxCAT, Toni Comín y Clara Ponsatí, recordaba que las euroórdenes estaban suspendidas a la espera de que se resolviera la cuestión prejudicial que el juez Pablo Llarena había planteado, en marzo pasado, al Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la negativa de Bélgica de proceder a la extradicción del exconseller Luís Puig.

El instructor de la causa contra el 'procés' había desactivado las euroórdenes en julio de 2018 a raíz de la negativa de los tribunales alemanes de extraditar a Puigdemont por el delito de rebelión, puesto que no existe en el código penal alemán. Con la sentencia del 'procés', en octubre de 2019, el magistrado del Supremo Llarena reactivó las órdenes europeas de detención.

El auto del TGUE que retiraba la inmunidad a Puigdemont, le protegía, no obstante, de una hipotética detención, al asegurar que las euroórdenes quedaban en suspenso y garantizaba a Puigdemont que podría continuar ejerciendo funciones de eurodiputado en cualquier país de la Unión Europea.

El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, ha indicado que la detención del expresident se ha producido "en función de la euroorden de 14 de octubre de 2019 que, por imperativo legal --según establece el Estatuto del TJUE--, se encuentra suspendida". Pero el Tribunal Supremo sostiene que la euroorden contra Puigdemont sigue activa. Fuentes del Alto Tribunal manifiestan a este diario que la Justicia española reclamará la entrega de Puigemont y que su detención por las autoridades italianas se ha efectuado "correctamente". 

El vicepresidente del TGUE alegaba en el auto que no existía riesgo de detención de Puigdemont, entre otros motivos porque la orden de detención europea quedaba suspendida hasta que hubiera una respuesta sobre la cuestión planteada por Llarena sobre el conflicto con Bélgica.

La interpretación del Tribunal Supremo es muy diferente. Las euroórdenes contra los líderes independentistas refugiados en diversos países europeos siguen activas, incluida la que pesa contra Puigdemont en Bélgica, quedando al criterio de las autoridades de esos países la decisión sobre la detención y entrega a España.

Por lo tanto, las autoridades italianas deberán pronunciarse, igual que hicieron en su día las belgas y alemanas tras sus respectivas detenciones del expresidente catalán, sobre el proceso. El abogado de Puigdemont va a solicitar esta misma mañana medidas cautelares para que su cliente recupere la inmunidad, tal y como establecía el auto del TGUE, que daba esta posibilidad en caso de que se produjera una "improbable" detención. 

El factible pronunciamiento del vicepresidente del Tribunal General de la Unión Europea a favor de la inmunidad para el europarlamentario Puigdemont paralizaría el procedimiento de extradición por parte de las autoridades italianas.

Más noticias