Público
Público

Las comunidades del PP preparan un goteo de bajadas de impuestos

El presidente del Murcia ha anunciado que reducirá el IRPF autonómico y estudia eliminar el impuesto de patrimonio. Génova defiende que bajar impuestos "está en el ADN del PP" a pesar de las históricas subidas del Gobierno de Rajoy.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, junto a Juanma Moreno, Alfonso Rueda, Isabel Díaz Ayuso, Alfonso Fernández Mañueco y Fernando López Miras.
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, junto a Juanma Moreno, Alfonso Rueda, Isabel Díaz Ayuso, Alfonso Fernández Mañueco y Fernando López Miras. Salvador Sas / EFE

La eliminación del impuesto de patrimonio en Andalucía ha abierto la veda. Esta semana el Partido Popular ha entrado de lleno en una batalla fiscal contra el Gobierno y utilizará a sus comunidades autónomas como contrapeso. Murcia ya ha anunciado que este jueves rebajará un 4,1% el IRPF y fuentes de la dirección nacional del partido aseguran que lo que viene es un "goteo" de gobiernos del PP bajando impuestos. 

Después de que la Comisión Europea forzase a Núñez Feijóo a asumir el gravamen a los beneficios extraordinarios de las energéticas, Génova ha movido ficha. El presidente andaluz, Juanma Moreno, anunció este lunes desde Madrid, arropado por la cúpula de su partido y una amplia representación de los poderes económicos, que suprimiría el impuesto sobre el patrimonio. Moreno buscó el protagonismo en la capital y Feijóo se lo cedió buscando un golpe de efecto. 

Un movimiento calculado dentro de la jugada del PP. Tanto el presidente andaluz como la dirección nacional esperaban la avalancha de críticas de la izquierda y han redoblado la apuesta. Este miércoles, el coordinador general del PP y exconsejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, convocó a los medios de comunicación en el Senado para dejar claro que la decisión de Moreno Bonilla no es una excepción. "Lo vamos a seguir haciendo", aseguró.

Murcia "redobla el pulso"

Pocas horas después el presidente de la región de Murcia confirmaba una información adelantada por el diario El Mundo y anunciaba una rebaja del 4,1% del IRPF autonómico en los cuatro primeros tramos. Además, su gobierno estudia también seguir la estela de Madrid y Andalucía y eliminar el impuesto de patrimonio. 

Feijóo ha alentado una especie de competición entre sus dirigentes autonómicos que se puede ver en sus intervenciones. Moreno Bonilla dijo que suprimía el impuesto de patrimonio para competir con la Comunidad de Madrid y arrastrar a los más ricos a Andalucía y ahora Fernando López Miras saca pecho de que "redobla el pulso fiscal" aprobando "la segunda mayor bajada del IRPF de todas las comunidades". Solo les supera Madrid, a quien todos los presidentes del PP miran de reojo.

Castilla y León también se prepara para copiar el modelo de Ayuso. Su consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha asegurado que "quedará tiempo" para abordar una eliminación del impuesto de patrimonio y que se hará cuando "se pueda". 

Paradójicamente solo la Xunta de Galicia se ha desmarcado ligeramente de esta estrategia. Su presidente, Alfonso Rueda, dijo tras el anuncio de Moreno Bonilla que la comunidad gallega seguirá su "propia senda" en cuestiones fiscales, aunque sí avaló la eliminación del impuesto de patrimonio en Andalucía.

"El ADN del PP"

Aún así, el camino que ha marcado Génova está claro. El número tres de Feijóo señaló las intenciones del PP al insistir en que "a nadie le debe sorprender que un gobierno del PP baje impuestos" porque, según él, el "sentido común nos obliga". Dijo también, en varias ocasiones, que "el PP lleva en el ADN la bajada de impuestos".

En absoluta contradicción con esta afirmación, lo cierto es que es un gobierno popular quien ostenta el récord en subidas de impuestos. Mariano Rajoy subió más de cincuenta veces los impuestos, treinta de ellas solo en el primer año y medio de mandato. Elevó el IVA- del 18 al 21%-, incrementó cuatro veces el IRPF,  subió dos veces el IBI y también el impuesto de patrimonio. Rajoy y Montoro fueron los responsables de alzar los tributos que más afectaban a la clase trabajadora.

Seguros de que el Gobierno deflactará el IRPF

Ahora, desde la oposición, la receta de los populares es radicalmente distinta. Feijóo se inició como antagonista a Pedro Sánchez exigiendo bajar el IVA y deflactar el IRPF y el Gobierno ha asumido hasta el momento la reducción del IVA del gas y de la luz. En la dirección del PP se muestran plenamente confiados de que el Ejecutivo acabará también aprobando la deflactación de impuesto sobre la renta. 

Con Murcia serán tres comunidades del PP las que ya han tomado la iniciativa en este sentido y en la medida de sus competencias, pero para los populares ha sido el País Vasco quien ha pisado el acelerador de la presión autonómica sobre el Gobierno. En Euskadi el partido socialista votó a favor de deflactar el IRPF. Feijóo lo calificó de "situación pintoresca" y desde su entorno dicen que Sánchez "acabará copiándonos también esto". 

Más noticias