Público
Público

Isabel Díaz Ayuso El "confuso" fichaje de Cantó revela los roces entre Génova y Ayuso por las listas para el 4M

Fuentes del PP aseguran que el valenciano reúne todas las condiciones exigidas para concurrir en las listas a la Comunidad de Madrid, pero no todos coinciden y hay posibilidades de que Cantó se quede fuera por no empadronarse a tiempo.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea,  la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso y el líder del PP, Pablo Casado.
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso y el líder del PP, Pablo Casado. PP / Tarek

La dirección del Partido Popular quiere forzar la desaparición de Ciudadanos. Tras fichar al número tres del partido en la época de Albert Rivera, lo que provocó una cascada de dimisiones y bajas en Cs, Génova quería anotarse otro "tanto" a costa del partido que dirige Inés Arrimadas con la incorporación a sus listas del que fuera portavoz de los naranjas en la Comunidad Valenciana hasta hace diez días, Toni Cantó. Pero la operación no ha sido, precisamente, un éxito. Se trata de un fichaje impuesto por la dirección del PP para las elecciones a la Comunidad de Madrid que no ha contado con el visto bueno de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y que no es seguro que se pueda consumar.

El fichaje de Cantó lleva meses en el radar de Pablo Casado, y del secretario general del PP, Teodoro García Egea. A la vez que Génova daba por cerrado el fichaje el miércoles por la noche, desde el equipo de Ayuso negaban que se hubiera cerrado un acuerdo y solo confirmaban contactos informales. Horas antes, el diario ABC contaba que Cantó estaba reunido con la presidenta en la Puerta del Sol, pero fuentes del entorno de Ayuso lo desmentían. "La presidenta y Cantó no están reunidos. Ni en Sol ni en ningún sitio", precisaban a Público.

A la vez que Génova anunciaba formalmente el fichaje de Cantó, en el equipo de Ayuso lo negaban

Dos horas más tarde, en Génova anunciaban que el exportavoz de Cs en Les Corts, que todavía figura como afiliado de la formación naranja, iría como independiente en la candidatura de Ayuso en un puesto "destacado". "Entre socialismo y libertad, Cantó apuesta por la libertad y hace más grande nuestra formación", señalaban fuentes de la dirección del PP, en relación al eslogan de campaña de Ayuso. Pero el equipo de la presidenta madrileña seguía sin confirmar el fichaje.

Fuentes del equipo de presidencia explican a este diario que "una vez conocida la buena disposición de Cantó, ahora entra la fase de elaboración de listas, que es lo más complicado para los partidos en la campaña electoral". El mismo miércoles Ayuso anunció en rueda de prensa que sus siete consejeros, junto a la secretaria general del PP de Madrid y el portavoz en la Asamblea, ocuparían las primeras posiciones de la lista, del puesto dos al diez. La dirección del PP había pensado situar a Cantó como número tres.

"No es que la presidenta guarde silencio, es que hablará cuando solucione el puzzle. Si ayer Cantó nos hubiera dicho que ayudaría desde fuera pero que no quería ir en las listas, pues se abría un camino; al decir que está a disposición, se abre otro. Esto es la normalidad del sudoku de las listas", continúan las citadas fuentes. Este jueves Ayuso ha lanzado dardo a Génova y ha afirmado que es partidaria de mantener "la máxima discreción" y de premiar a aquellas personas que "han gestionado bien".

El censo electoral puede dejar a Cantó fuera

A las dudas de Ayuso respecto a la posición de Cantó en las listas, se le suma un problema jurídico: el hecho de que Cantó no estuviera empadronado en Madrid a 1 de enero de 2021.Según ha podido saber Público, Cantó sigue empadronado en València, ciudad en la que vivido y ejercido como diputado hasta el pasado martes. Fue en el año 2014 cuando cambió su domicilio al País Valencià. Entonces era diputado en el Congreso por la provincia de València, aunque en la práctica residía en Madrid y decidió encabezar la candidatura de Ciudadanos al parlamento autonómico.

Cantó ha asegurado este jueves que se empadronó en la capital "hace unos días": "La mayor parte de mi trayectoria profesional ha pasado por Madrid y era a donde debía volver para trabajar", ha explicado en una entrevista en Antena 3,  pese a que no es habitual que se demande el empadronamiento a los actores. En el artículo 2.2. de la Ley Electoral de Madrid especifica que para que un candidato sea elegible debe ser elector y por lo tanto, estar empadronado en la Comunidad. Deberá pronunciarse la Junta Electoral, que será el órgano que decidirá si finalmente Cantó podrá concurrir en la lista del PP.

Fuentes del PP aseguran que el valenciano reúne todas las condiciones exigidas para estar censado. En Génova alegan que Cantó ha estado empadronado en Madrid con anterioridad, tiene propiedades inmobiliarias y que también residen sus hijos en la región. Pero no todos las cargos consultados por este medio coinciden, algunas voces dan por hecho que Cantó no podrá concurrir porque el cambio de domicilio solo se puede alegar si es previo al decreto de convocatoria, que se publicó el 11 de marzo de 2021.

Dudas en el PP sobre si la candidatura de Cantó "aporta"

En el Partido Popular, más allá de Génova, hay serias dudas de que la candidatura de Cantó "aporte" al proyecto. "Es la obsesión de los fichajes de gente conocida", señala a Público una fuente con larga trayectoria en las filas populares. "Lo único que ve la gente en Cantó es un tío que ha pasado por tantos partidos que no puede tener credibilidad aunque sea conocido, es conocido para mal", continúa. Un pensamiento que ratifica otro cargo popular, que señala que "el único objetivo de Cantó es figurar" y que no se conformará con ser "un diputado raso": "Aspira a ser Consejero de cultura", asegura. 

Fuentes del PP madrileño creen que ese es, precisamente, el motivo por el que Ayuso no ha recibido con los brazos abiertos a Cantó. "Está enfadada porque  ella se lleva muy bien con Marta Rivera de la Cruz", exconsejera de Ciudadanos, que precisamente actuó como nexo de unión en una comida informal celebrada en el mes de diciembre entre Rivera, Ayuso y Cantó. "La presidenta quiere seguir contando con ella en la Consejería", aseguran en el PP.

Los conservadores también recuerdan la hemeroteca de Cantó, no demasiado amable con su formación. Es más, Cantó definía al proyecto liderado por Pablo Casado como una "máquina de corrupción". Actualmente asegura que tanto él como Ayuso le han devuelto la "ilusión" en la política y trabajará para que obtengan "mayoría absoluta". Si se confirma la candidatura, será el cuarto partido que le acoge en sus listas, después de Vecinos por Torrelodones, UPyD y Ciudadanos. 

Más noticias de Política y Sociedad