Público
Público

Crisis del Covid-19 Sánchez rinde cuentas sobre el estado de alarma en un Congreso vacío por el coronavirus

La presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, pide a los grupos que solo acudan al hemiciclo los portavoces que intervendrán en el debate. Algunos diputados solicitaron participar por videoconferencia, pero el reglamento del Congreso no recoge esta posibilidad.

Congreso de los Diputados hemiciclo vacío
El Congreso permanece prácticamente vacío desde la pasada semana, cuando entró en servicios mínimos / EFE

El Congreso ofrecerá este miércoles una imagen inédita en su historia y se convertirá, al igual que las calles de las grandes ciudades, en otro fiel reflejo del paisaje que el Covid-19 está dejando en todo el Estado. Un hemiciclo prácticamente vacío recibirá al presidente del Gobierno, que acude a la Cámara para dar explicaciones sobre la declaración del estado de alarma y también sobre las medidas contenidas en el decreto que le da forma legal.

El artículo 116 de la Constitución establece que el Ejecutivo dará cuenta de la declaración del estado de alarma al Congreso de los Diputados, "reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado" el plazo legal mínimo de 15 días que se establece para que se mantenga esta situación.

Las medidas contenidas en el decreto entraron en vigor en la medianoche del pasado sábado, y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, convocó el lunes la sesión plenaria en la que el jefe del Ejecutivo debe dar explicaciones sobre el estado de alarma. 

La sesión plenaria convocada, que arrancará a las 9.00 horas, no prevé ningún formato extraordinario por el coronavirus y, de hecho, es presencial; sin embargo, pese a estar concebida formalmente de esta manera, su desarrollo dejará imágenes inéditas en la historia del parlamentarismo reciente. Batet ha propuesto a los grupos parlamentarios que solo acudan un cinco por ciento de sus diputados. Con esta distribución, asistirían cinco parlamentarios del Grupo Socialista, cuatro o cinco del PP, tres de Vox, tres del Grupo Mixto dos de Unidas Podemos y dos del Grupo Plural.

Esto es así debido a que la situación generada por la crisis del Covid-19 no tiene precedentes en las Cámaras, y el Reglamento del Congreso no prevé ninguna disposición ni procedimiento especial para actuar en estos casos. La portavoz de JxCat, Laura Borràs, pidió a la presidenta intervenir de forma telemática en el debate, pero Batet rechazó esta posibilidad por la ausencia de regulación en el Reglamento.

Algunos de los partidos no enviarán a nadie este miércoles al Congreso, siguiendo las recomendaciones del Parlamento; y aquellas formaciones que han decidido acudir de forma presencial para poder intervenir e interpelar a Sánchez lo harán con un número de diputados muy reducido (a pesar de que solo haría falta un diputado para poder acceder al turno de palabra), por lo que la Cámara estará lejos de albergar a los 350 parlamentarios que componen el hemiciclo.

No estarán presentes en el Pleno formaciones como Ciudadanos, JxCat, Bildu o la CUP, por lo que se prevé la presencia de apenas una veintena de parlamentarios. Por parte de la Mesa del Congreso, solo es necesario que asistan al Pleno la presidenta, un vicepresidente y un secretario (uno de los miembros de este órgano, la vicepresidenta segunda, Ana Pastor, dio positivo la pasada semana en Covid-19). En este caso, fuentes del órgano avanzan que, además de Batet, estarán presentes la vicepresidenta tercera, Gloria Elizo, el vicepresidente cuarto, Ignacio Gil Lázaro y el secretario cuarto, Adolfo Suárez Illana.

Tras el Pleno se celebrará una Junta de Portavoces telemática

El presidente del Gobierno intervendrá sin límite de tiempo y los representantes de los grupos parlamentarios, de mayor a menor salvo el Grupo Socialista, que hablará en último lugar, dispondrán de 15 minutos para fijar posición. Tras la contestación del jefe del Ejecutivo habrá réplicas, en su caso, de cinco minutos. El Gobierno cerrará el debate. El Congreso ha decidido, además, mantener cerrado el control de prensa de las Cortes, por lo que los periodistas no acudirán al Pleno.

Si Sánchez solicitara prorrogar la vigencia del estado de alarma, deberá solicitar la autorización de la Cámara Baja antes de que expiren los 15 días de duración que prevé la Constitución. De acuerdo con esta previsión, los grupos parlamentarios podrán presentar propuestas sobre el alcance y las condiciones vigentes durante la prórroga hasta dos horas antes del comienzo de la sesión en que haya de debatirse la concesión de la autorización.

Senado vacío coronavirus
El Senado celebró este martes un Pleno sin apenas parlamentarios en sus escaños / EFE

El Congreso entró la pasada semana en servicios mínimos, tras acordar la Junta de Portavoces la paralización de todas las sesiones parlamentarias durante 15 días. El día 24 de marzo tendrá lugar una sesión plenaria para aprobar los decretos pendientes del Gobierno (todos los aprobados para hacer frente al coronavirus, el que contiene la supresión de los despidos laborales por baja médica y el denominado decreto agrícola para afrontar la crisis de los precios en este sector).

Los portavoces se reunirán este miércoles, después de la comparecencia de Sánchez y por vía telemática, para fijar el orden del día del Pleno del 24. El Senado ha celebrado este martes una sesión plenaria para concluir la tramitación de un acuerdo internacional. Este Pleno ha dejado imágenes de una Cámara Alta prácticamente vacía.

Más noticias