Público
Público

La derecha mediática cipaya latinoamericana contra la moneda común

Manu Levin en La Base
Manu Levin en La Base.

Vamos a ver qué está diciendo la prensa latinoamericana sobre esta propuesta de avanzar hacia una moneda común en la región, a ver si así entendemos un poco mejor lo que representa. 

Lo primero, es importante decir que todo depende un poco de cómo se aterrice en lo concreto el diseño de una posible moneda común latinoamericana, que podría declinarse de formas muy diferentes, por lo que no hay un mapa tan claro y tan monolítico de apoyos o críticas mediáticas a esta propuesta en función de si el medio es de izquierda o de derecha, como sí sucede con otros asuntos. Recordemos, por ejemplo, que en 2019, cuando en Brasil gobernaba Bolsonaro y en Argentina gobernaba Macri (ambos gobiernos de derechas), también se exploró la posibilidad de una moneda común para Argentina y Brasil.

Pero dicho esto, sí podemos decir que esta nueva iniciativa de una moneda común llamada "SUR", impulsada en esta ocasión por dos gobiernos de corte progresista (el de Lula en Brasil y el de Alberto Fernández en Argentina), está recibiendo de forma bastante generalizada el apoyo de los medios progresistas y de izquierda y la oposición de los medios de derecha. Derecha mediática:

BNAméricas: Consideran inviable moneda común entre Brasil y Argentina

Diario El País de Uruguay, también de derecha, que además es el diario con más difusión de ese país según los ranking: "Pérdida de tiempo" a "idea ridícula": economistas critican posibilidad de que exista una moneda común en Mercosur.

Varios economistas criticaron el plan de Argentina y Brasil de crear una moneda común llamada "SUR". El economista y columnista de El País, Javier de Haedo, cuestionó la seriedad del proyecto. "No puedo entender que Brasil tome en serio esto". "Hace unos días se proponía un himno y una bandera común de la región. Ahora una moneda común. Lo que necesitamos es flexibilidad, abrir mercados y que nos dejen comerciar. Más comercio y menos ideología. Exportar trabajo, no discursos", afirmó Javier García, ministro de Defensa de Uruguay.

Otro diario uruguayo, el Observador: La moneda común entre Argentina y Brasil "es una idea ridícula", dijo el economista Gabriel Oddone.

El Mercurio online, de Chile: "Absurdo" e "inviable": Diversos economistas deslizaron duras críticas a la idea que estudian Argentina y Brasil. El ex presidente del Banco Central, José De Gregorio, en entrevista a radio Infinita dijo que "el anuncio de la moneda única es lo más absurdo que he escuchado y poco creíble. Es una muy mala idea, espero que el Gobierno, y sus autoridades, no mencionen esto, porque ni siquiera vale la pena decir que vamos a ir a conversar". El ex ministro de Hacienda, Eduardo Aninat, sostuvo que la idea "no tiene ninguna viabilidad en los próximos diez años".

Juan Nagel, académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de los Andes, dijo que "la noticia de una moneda común ha tomado por sorpresa a los académicos, principalmente por lo absurdo de la misma". "La propuesta no tiene sentido, y dudo que los sectores empresariales y técnicos brasileños estén dispuestos a aceptarla. Suena como una cortina de humo política".

La Nación, histórico diario conservador argentino, podemos decir que ha tomado más claramente una línea crítica ante esta posibilidad de una divisa fuerte común para Argentina y Brasil y potencialmente para más países, o al menos eso parece si uno lee las dos piezas más importantes que ha publicado en las últimas horas sobre este asunto. Quizá tenga algo que ver el hecho de que una moneda nacional débil, un peso bajo frente al dólar, favorece las exportaciones en las que se basa todo el agronegocio de la oligarquía terrateniente en la Argentina, cuyos intereses, lógicamente, defienden diarios como La Nación.

Una de las piezas en La Nación es una entrevista a Diego Guelar, ex embajador ante Brasil, China y Estados Unidos, perteneciente al PRO (el partido de Macri). "Diego Guelar planteó reparos al proyecto de una moneda común: "Ni siquiera empezamos el proceso". 

La otra pieza, firmada en Washington por el corresponsal de La Nación en Estados Unidos, recoge las críticas a la propuesta por parte de economistas y peces gordos de la política económica estadounidense. La idea de una moneda común entre Brasil y la Argentina fue desechada con ironías en EEUU. Una "locura", una de las "ideas más tontas" jamás vistas, una "cortina de humo", un "adorno de vidriera" o, en el mejor de los casos, una propuesta que podría llegar a tardar décadas y mucho trabajo antes de poder llegar a concretarse.

La posibilidad de que la Argentina y Brasil comiencen a transitar el camino hacia una moneda común –que se llamaría "SUR"– ganó una notable relevancia internacional luego de un artículo del Financial Times, que desató comentarios y conversaciones entre varios economistas reconocidos y analistas en Estados Unidos.

La idea fue rápidamente desechada ante las enormes disparidades entre ambos países. "Me sorprende la idea de una moneda común para Brasil y la Argentina. Esto parece muy problemático dadas las diferencias en las economías, las historias de populismo problemático en ambos lugares, la conexión política relativamente delgada entre ellos y los problemas de ambos países con tipos de cambio fijos", tuiteó Larry Summers, quien fue secretario del Tesoro durante el gobierno de Bill Clinton.

"¿Realmente? Una de las ideas más tontas que jamás he escuchado", se despachó Mark Sobel, un veterano del Departamento del Tesoro, quien se sentó en la silla de Estados Unidos en el board del Fondo Monetario Internacional (FMI) entre 2015 y 2018.

Héctor Torres, quien también trabajó en el board del Fondo como representante de la Argentina, le respondió a Sobel: "No es tonto, es un adorno de vidriera". "Esto es una locura", sentenció, más tajante, Olivier Blanchard, quien también trabajó en el Fondo como economista jefe.

Pues rápidamente. Página 12, diario progresista argentino, podemos decir que saluda la propuesta "Más que una moneda común, cómo será la nueva relación. VOLVIÓ BRASIL. El desembarco en Argentina del presidente de Brasil significa un cambio completo en las relaciones económicas entre los dos países. En sucesivas reuniones, se inició el trabajo conjunto de los ministerios de Economía de los dos países sobre una moneda común, la integración energética y la recuperación del comercio bilateral perdido durante la presidencia de Bolsonaro".

La radio Futurock, que es en mi opinión, dicho sea de paso, uno de los medios populares más interesantes que hay ahora mismo en Argentina (junto con otros como la revista Crisis, o la Pizarra de Alfredo Serrano, por supuesto, o Am530 Somos Radio), ha entrevistado a Cecilia Todesca, secretaria de relaciones económicas internacionales del actual gobierno argentino, que ha defendido las ventajas de la medida. Y os leo un último titular: Telesur: "Venezuela apoya iniciativa de Brasil y Argentina sobre moneda común para la región".

Más noticias