Público
Público

PP covid-19 Dirigentes del PP buscan tener más foco para desbancar a Álvarez de Toledo

Miembros del PP critican la intervención de su portavoz tras llamar a Iglesias "hijo de un terrorista": "No se da cuenta de que así da argumentos a los demás. Con un poco de autocontrol podría ser más eficaz, pero no lo tiene".

Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo en el Congreso
El presidente del PP, y la portavoz del partido en el Congreso, Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo en el Pleno de este miércoles / EFE

marta monforte

Cayetana Álvarez de Toledo ha vuelto a revolucionar al PP. La portavoz popular en el Congreso ha llamado "hijo de un terrorista" al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en una dura comparencia en la que le ha acusado de ser un "burro de Troya", de tener "intimidad con el entorno de ETA" y de ser "el embajador de ETA Batasuna" en el Gobierno, entre otros calificativos. Una intervención aplaudida por la bancada popular pero que ha eclipsado el resto de críticas de la formación al Ejecutivo, incluida la de Pablo Casado, realizadas en la sesión de control, lo que ha molestado a parte del grupo.

"No se da cuenta de que así da argumentos a los demás. Con un poco de autocontrol podría ser más eficaz", dicen sus compañeros de partido

"Si en vez de llamarle terrorista hubiese dicho miembro del FRAP, una organización con muertes a sus espaldas, la polémica no hubiera existido. Pero ella no puede callarse", resume un diputado popular en conversación con Público. "Se pasa siempre. No se da cuenta de que así da argumentos a los demás. Con un poco de autocontrol podría ser más eficaz, pero no lo tiene. Es lista y controla bien sobre algunos temas", señala otra diputada.

Esta sobreexposición de la portavoz del PP y su mensaje no gusta en el entorno de Casado y así lo trasladan fuentes parlamentarias. Sin embargo, desde Génova 13 lo niegan. Aunque tampoco explican los motivos por los que Álvarez de Toledo no ha comparecido en ruedas de prensa ni ha concedido entrevistas en el mes de mayo. Según revelan fuentes populares hay incluso "peleas" para protagonizar intervenciones y figurar en los medios por parte de miembros de la dirección del partido.

"Hay cierta obsesión por salir cuando hay temas de interior. El partido está enloquecido. Hay peleas entre [Pablo] Montesinos Ana Beltrán y [Antonio González] Terol, los que se ven más en situación más endeble. Peleas por salir en los medios y en el Congreso. Muchos diputados quieren intervenir y son portavoces de esos temas", relatan las citadas fuentes.

En el caso de Cayetana Álvarez de Toledo lo que más se le critica es que "va por libre" y que "no cultiva" la buena relación con sus colegas de partido. "No representa al PP, se representa a sí misma", es la frase que la define expresada habitualmente por sus colegas. Esto no gusta al secretario general del PP, Teodoro García Egea, que no se entiende bien con la portavoz y ambos libran una batalla desde hace meses por hacerse con el control del grupo parlamentario.

Rumores de cambios en la dirección: Ana Pastor y Cuca Gamarra al alza

El hecho de que la dirección popular decidiera hace un mes no incluir a Álvarez de Toledo en la comisión parlamentaria de Reconstrucción Social y Económica, a diferencia del resto de formaciones, que sí se han decantado por sus portavoces, provocó suspicacias en el PP. En representación de los populares estará la exministra Ana Pastor. "Toda una declaración de intenciones" para algunos miembros del PP.

Además, unido al hecho de que sea la vicesecretaria de Política Social, Cuca Gamarra, la que pregunte todas las semanas al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la comisión parlamentaria, aseguran que "no es casual": "Lo normal sería la portavoz o que se rotasen incluso, porque todo el mundo está deseando participar", razonan. Así sucede en el resto de partidos, que se han decantado por sus portavoces parlamentarios.

Dentro de la formación conservadora hay rumores sobre que se avecinan cambios en la dirección del partido, como ya sucedió en el mes de julio de 2019, en el que Casado eligió a Álvarez de Toledo y a Javier Maroto como portavoces e introdujo a Pablo Montesinos, Ana Beltrán, Jaime de Olano y Antonio González Terol como vicesecretarios y por ese motivo hay "tanto interés" por tener un papel relevante, en los medios y en el Congreso.

"Y quizá no sólo Cayetana. Casado se cansa muy rápido de la gente", explica una fuente con larga trayectoria en el PP. "Creo que, si Pablo se decide a cambiar de portavoz, la apuesta será Cuca. Es la única que tiene la edad y la capacidad. Elvira [Rodríguez] -la portavoz en materia económica- tiene la capacidad pero no la edad ni la salud y Pastor es eficiente pero incapaz de improvisar".

Sin embargo, voces cercanas a Casado desmienten que vaya a haber cambios. "No va a cambiar nada", zajan. Sin embargo, son varias las fuentes que confirman que la situación a nivel interno no está bien y señalan que el hecho de que se esté empezando a filtrar a la prensa las desavenencias con Álvarez de Toledo es un "preaviso de lo que puede pasar".

Más noticias de Política y Sociedad