Público
Público

EH Bildu llama a seguir "rompiendo mitos y prejuicios" con una encendida defensa de la unidad de la izquierda

El congreso de la coalición soberanista vasca concluye este domingo con una apuesta dirigida a buscar puntos en común desde las fuerzas progresistas ante el debate entre "libertad o autoritarismo". "No somos casta", afirmó el coordinador general de esta coalición, Arnaldo Otegi, quien ha sido reelegido por las bases.

Arnaldo Otegi
Arnaldo Otegi interviene durante la clausura del segundo congreso de EH Bildu, en el que ha sido reelegido coordinador general. Miguel Toña / EFE

El gigantesco Bilbao Exhibition Center (BEC), situado en Barakaldo, ha sido escenario este domingo del último paso de EH Bildu en su reforzamiento de estrategia. La coalición abertzale ha celebrado allí su segundo congreso, en el que ha reafirmado su apuesta por una vía independentista de izquierdas que también incluye la mano tendida hacia otras fuerzas progresistas para hacer frente a la amenaza de la ultraderecha.

Los accesos al BEC estaban agitados. Al igual que en jornadas anteriores, cientos de personas llegaban a este edificio para vacunarse contra el coronavirus. Una planta más arriba, 300 militantes, dirigentes y representantes públicos de EH Bildu daban su apoyo a la estrategia política que seguirá esta formación bajo una dirección política que ha sido ratificada por la mayoría de las bases. Al frente continuará Arnaldo Otegi.

Antes del cierre del congreso, EH Bildu proyectó un amplio número de saludos recibidos desde diferentes partes del Estado y del mundo. El expresidente hondureño Manuel Zelaya; el dirigente de ERC Oriol Junqueras, preso del Procés catalán; o el secretario general del Partido Comunista de España y secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, aparecieron en la pantalla con mensajes de apoyo hacia la coalición vasca.

Luego llegó el mensaje de Otegi. "No somos casta, ni clase política. Somos militantes políticos", afirmó desde el escenario. Reivindicó además que a lo largo de estos diez años, "EH Bildu ha conformado un espacio para reencuentro de distintas sensibilidades de la izquierda", en alusión a la propia conformación de esta coalición, integrada por Sortu, Alternatiba y Eusko Alkartasuna, así como por exmiembros de la ya desaparecida Aralar. "Es imprescindible la unidad de la izquierda, sobre todo en los tiempos que nos toca vivir", remarcó.

Pocos días después de que se cumpliera el décimo aniversario del nacimiento de EH Bildu, Otegi defendió precisamente que esta formación lleva "diez años rompiendo inercias, rompiendo mitos, rompiendo prejuicios" y, al mismo tiempo, demostrando que "la unidad es posible". Destacó precisamente que "EH Bildu en estos últimos diez años ha gobernado dos de las cuatro capitales del sur del país", en alusión a Donostia y Pamplona. "Eso también ha roto un muro, una inercia. Ha demostrado que el independentismo no es algo residual: su penetración ha alcanzado también a las grandes ciudades", afirmó.

"Libertad o autoritarismo"

El crecimiento de la ultraderecha también estuvo presente en su discurso. En esa línea, afirmó que "en los próximos meses y años" el debate girará en torno a dos conceptos: "libertad o autoritarismo". "Ahora los reaccionarios hacen su revolución en nombre de la libertad. El autoritarismo se disfraza ahora de defensa de la libertad", remarcó. "No podemos permitir que la ultraderecha se adueñe de ese concepto", agregó después.

Otegi dijo que la izquierda "necesita recuperar su relato", generando sociedades "para el bienestar de la gente", en las cuales "todos sus derechos estén garantizados". "Si no damos una alternativa desde la izquierda, la dará la ultraderecha", advirtió. Dijo en tal sentido que "la izquierda necesita dar seguridad, hablar de un orden alternativo. Alternativo sí, pero orden".

En el cierre de EH Bildu hubo también espacio para citar el protagonismo adquirido por esta formación en Madrid, donde ha mantenido negociaciones con el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos. Destacó precisamente que se alcanzó un acuerdo para la derogación de la reforma laboral. "Ahora toca hacerles cumplir, pero eso no depende de la dinámica institucional y parlamentaria, sino de la capacidad de movilizare a la gente, de llevarla a la calle", indicó.

Solidaridad hacia Colombia

Durante su intervención, el coordinador general de EH Bildu remarcó también que esta coalición "es un movimiento abertzale, independentista, que reclama la plena soberanía para este país". Tras destacar que su concepto de independentismo "está a favor del internacionalismo", se dirigió –entre otras realidades del panorama internacional– a Colombia, escenario hoy de una salvaje represión policial. "Dejen de asesinar a los líderes sociales y a los antiguos líderes de las FARC, y cumplan los acuerdos de paz", afirmó. También tuvo palabras de apoyo hacia el independentismo escocés, tras los resultados de las elecciones allí celebradas, y hacia el Sinn Féin irlandés.

Más noticias