Público
Público

Elecciones autonómicas Murcia decide si repite gobierno de derechas o le da el poder al PSOE después de 24 años

La izquierda no gobierna en la región desde 1995, cuando entró Ramón María Valcárcel (PP) de presidente. Mañana te ofrecemos el balance de la última legislatura y las perspectivas para las elecciones en Navarra y Aragón.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 6

GRAFICO 26M MURCIA

Murcia elige el próximo 26 de mayo si se decanta hacia la izquierda por primera vez desde 1995 o decide continuar con un Gobierno de derechas. Las encuestas dibujan un escenario abierto, en el que se requerirán alianzas entre partidos para gobernar. El PSOE podría tener alguna opción de recuperar el poder, después de 24 años, con la ayuda de Podemos, pero la opción más probable, según dibujan los sondeos, es la de un Gobierno del PP con los apoyos de Ciudadanos y de Vox.

El presidente Fernando López Miras (PP) se presenta por primera vez a los comicios, después de haber accedido al puesto tras la dimisión por el caso Auditorio de su antecesor, el expresidente Pedro Antonio Sánchez (PP).

Murcia ha tenido siete presidentes hasta ahora, tres socialistas, incluida la primera presidenta autonómica del país, María Antonia Martínez (1984 y 1993-1995) y cuatro del PP, que desde los años 90, en paralelo al ascenso de José María Aznar al poder, tomó el control de una Comunidad que tiene hoy casi un millón y medio de habitantes, de los que un tercio vive en la capital. Murcia siempre se ha gobernado con mayoría absoluta, salvo la pasada legislatura, en la que al PP le faltó un escaño y requirió del apoyo de Ciudadanos.

Los casos de corrupción en el PP al calor del ladrillo y del desarrollismo de finales de los 90 e inicios del milenio y los líos internos han dejado una situación de cierto caos en la política murciana. La pasada legislatura, Murcia tuvo tres presidentes del mismo partido. Arrancó con el presidente en funciones, Alberto Garre, que había sucedido al eterno Ramón María Valcárcel (1995-2014), continuó con el que fuera candidato en las autonómicas de hace 4 años por el PP, el dimitido Sánchez. Y terminó con el presidente actual y candidato a la reelección por el PP, López Miras.

El Parlamento murciano hoy está compuesto por 22 diputados del PP; 13 del PSOE; 6 de Podemos y 4 de Ciudadanos.

A las elecciones, en esta ocasión, además de estas formaciones, se presentan también Vox, Somos Murcia y Ganemos Murcia. Somos Murcia la dirige el expresidente Garre, que dejó el PP en 2017 entre acusaciones de que sus dirigentes tapaban casos de corrupción, que denunció en una carta enviada a Mariano Rajoy. Ni el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) ni el Cemop (el centro de estudios murciano) le otorgan escaños.

Cambiar la región de Murcia es la alianza entre IU y Anticapitalistas, que comparecen en Murcia separados de Podemos. El CIS les da entre uno y dos escaños, mientras que el Cemop los deja fuera de la Asamblea.

Los sondeos

El CIS da la victoria, el primer puesto, al PSOE, mientras que el Cemop se la da al PP.

La distribución de escaños de ambas encuestas es la siguiente: El CIS dice: PSOE, entre 14 y 17 diputados; PP, entre 12 y 14; Ciudadanos, entre 7 y 8; Podemos, entre 4 y 5; Vox, entre 4 y 5; IU, entre 1 y 2.

Mientras que el Cemop dice: PP, entre 13 y 14; PSOE, entre 13 y 14; Ciudadanos, 8; Vox, 6; y Podemos, 4.

En el horizonte emergen, así, tres posibles escenarios para la gobernabilidad. El más probable, a la vista de los sondeos y de las posiciones políticas de Ciudadanos, que prefiere un pacto a la derecha que a la izquierda, es que se produzca otro gobierno del PP, que se alcanzaría o bien con la suma de PP y Ciudadanos, sin Vox, o bien con la de PP, Ciudadanos y Vox, en una suerte de pacto a la andaluza, que entraría en la asamblea murciana con cierto empuje, según los sondeos.

Otro escenario posible sería una alianza a la valenciana, en que las fuerzas de izquierda superen a las de derechas y logren ponerse de acuerdo entre ellas, lo que devolvería al PSOE al gobierno autonómico por primera vez desde 1995.

Y asoma un tercer escenario en que PSOE y Ciudadanos sumen mayoría absoluta. Sin embargo, esta posibilidad fue descartada por el candidato de Ciudadanos a las europeas, Luis Garicano, el miércoles pasado: “No vamos a pactar con quien está pactando con ese nacionalismo que quiere romper España, y con quien desarrolla una política fiscal muy dañina para la clase media”, dijo en Murcia.

Como referencia cercana -y con la cautela de que estas son elecciones en las que se elige al presidente de Murcia y no al de España- las generales las ganó el PP con el 24,2% de los votos, seguido por el PSOE, con el 22,5%. En tercer lugar, quedó Ciudadanos, con el 20,2%. Vox obtuvo el 18,6%, mientras Podemos superó por los pelos el 10%.

Un presupuesto de 5.000 millones

Los candidatos en Murcia son Diego Conesa (PSOE), que es el mejor valorado, según el Cemop, con un 5,8. Le siguen Alberto Garre (Somos Región) con un 5,5 e Isabel Franco (Ciudadanos), con un 5,49. El presidente López Miras (PP) aprueba también con 5,41. Mientras, Pascual Salvador (Vox) saca un 5,1. El único dirigente que suspende en valoración, según el Cemop es Óscar Urralburu (Podemos), con un 4,9. El candidato de Cambiar la Región, José Luis Álvarez-Castellanos, no fue incluido.

Murcia es una comunidad en la que el 31% de los electores se ubica en el centro político (si el 1 es la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha, en el 5 y el 6), el 26,8 en la izquierda (entre el 1 y el 4) y el 23,8% en la derecha (del 7 al 10), según el CIS. Un 17% de sus habitantes son licenciados universitarios y un 9,8% no tienen estudios.

La renta per cápita en la Región se situó en 20.600 euros en 2017, que expresado en unidades de paridad de poder de compra (pps) alcanza los 22.700 pps, equivalente al 76% de la media por individuo de la Unión Europea, según la oficina de estadística de la UE, Eurostat. La tasa de paro es este trimestre del 15% (11,6% mujeres y 19,6% hombres).

Sin embargo, la economía murciana tiene debilidades y. afronta incertidumbres. La OCDE alertó en un informe reciente de que la mayoría de puestos de trabajo que se están creando en la región pertenecen a ocupaciones con un alto riesgo de automatización, que eliminará puestos de trabajo.

El presupuesto del Gobierno de Murcia ronda los 5.000 millones de euros, una cifra similar a la del Ayuntamiento de Madrid.

Más noticias en Política y Sociedad