Público
Público

Elecciones Catalunya 14-F El PP recurre a Ayuso y Álvarez de Toledo en su precampaña catalana para frenar el auge de Vox

Génova promociona a la presidenta madrileña y la sitúa como "el ejemplo a seguir" si Pablo Casado gobernara. En el PP catalán admiten que se teme un 'sorpasso' de Vox en los comicios y quieren que Álvarez de Toledo también participe.

Dirigentes del PP, entre los que se encuentra Cayetana Álvarez de Toledo, acompañan a la presidenta Isabel Díaz Ayuso el día de su investidura.
Dirigentes del PP, entre los que se encuentra Cayetana Álvarez de Toledo, acompañan a la presidenta Isabel Díaz Ayuso el día de su investidura.

MARTA MONFORTE

Pablo Casado defiende un PP "centrado" pero sigue mirando de reojo a Vox. La dirección nacional de Génova 13 ha comenzado ya su precampaña en Catalunya, un territorio complicado electoralmente para los populares desde hace años, y donde actualmente cuentan con cuatro parlamentarios (de 135 posibles) en el Parlament. El líder del PP ha apostado por tener mucha presencia -para así arropar a su 'desconocido' candidato, Alejandro Fernández- y acude semanalmente a la región: el próximo viernes estará en Girona, donde se reunirá con el sector pesquero. La siguiente semana volverá a Barcelona.

El objetivo de los conservadores es, por un lado, convencer a aquellos votantes  que optaron por Ciudadanos en las autonómicas de 2017, y por otro, evitar fugas a Vox y contener el auge de los ultraderechistas. Fuentes del PP catalán explican a Público que uno de los motivos por los que Casado ha decidido no formalizar una alianza con Ciudadanos es, precisamente, para contener a Vox. Consideran que el acercamiento de Inés Arrimadas al Ejecutivo de coalición puede provocar que Vox "capitalice el voto derechista" al asociar a la coalición catalana con la posición de Cs a nivel nacional. "Eso no nos interesaba", resumen. 

La lectura que hacen los conservadores catalanes es que los votantes del PP descontentos con las medidas impulsadas por el Gobierno, algunas de ellas pactadas con Cs, se decanten por los ultraderechistas, que previsiblemente también tendrán el discurso más duro contra el independentismo. La formación dirigida por Santiago Abascal defiende ilegalizar a todas aquellas fuerzas políticas que apuesten por la secesión de una parte del territorio. Las fuentes consultadas en el PP catalán admiten que se teme un 'sorpasso' de Vox.

Según las estimaciones del gabinete demoscópico Key Data para Público, el PP catalán recuperaría algo de terreno y ganaría tres diputados —de 4 a 7—, más de 60.000 votos y 2,2 puntos de apoyo, mientras que la ultraderecha de Vox se estrenaría en el Parlament después de obtener más de 160.000 papeletas (el 4,2%), que le reportarían cuatro representantes, todos en Barcelona. Unos números que coinciden con los que arroja el barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), el denominado CIS catalán, que da entre 8 y 9 diputados al PP.

Casado sitúa a Ayuso como el ejemplo de lo que haría el PP 

La dirección nacional del PP quiere "movilizar" a todos los barones territoriales. La primera presidenta en acudir ha sido la madrileña Isabel Díaz Ayuso, una dirigente que ha sido la 'cara visible' de la oposición del PP contra Pedro Sánchez durante la pandemia y cuya gestión del covid-19 se ha situado en las antípodas a la de la Generalitat catalana, que ha impuesto cierres y restricciones de movilidad y de la hostelería mucho más drásticas que las planteadas por la Comunidad de Madrid. Casado ha señalado en diversas ocasiones que la presidenta madrileña es el ejemplo de lo que haría el PP si llegara a La Moncloa.

La líder del Ejecutivo madrileño acudió el pasado jueves y viernes a la región. Allí se reunió con colectivos anti-independentistas, como Societat Civil Catalana, plataforma muy vinculada a Ciudadanos, pero también con S'ha Acabat, el colectivo que, en abril de 2019, organizó un acto con la exportavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, en la Universidad Autònoma de Barcelona (UAB), boicoteado por los estudiantes. Desde el entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid aseguran que "está a disposición del partido"  y acudirá a hacer campaña "cuando así lo pidan".

"Cuánto más pesados sean los separatistas más veces voy a venir" aseguró la madrileña, quien señaló que había "percibido un cambio de tendencia" este último año en la región. La conservadora también defendió el dumping fiscal que lleva a cabo la región de Madrid y que favorece a las clases altas, tras la propuesta de armonización fiscal por parte de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). "Muchas de estas personas huyen de Catalunya y se van a otras comunidades como Madrid", afirmó.

Ayuso presumió ante los hosteleros de la "fórmula" madrileña, pese a que hace escasos dos meses Madrid era la región más afectada de Europa por covid-19 y es la autonomía que acumula más muertes por el virus. "Lo fácil hubiera sido cerrar Madrid, pero esta no era la solución", dijo. 

Álvarez de Toledo hará campaña pero separada de Casado

Tras ser destituida como portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo decidió permanecer como diputada de base y se creó un canal de Youtube en el que no esconde sus diferencias con Génova. La relación entre Álvarez de Toledo y Pablo Casado se rompió prácticamente por completo después de que éste decidiera sustituirla por Cuca Gamarra. En la dirección del PP reconocen "incomodidad" aunque tratan de echar balones fuera ante sus desplantes. "En el PP hay libertad", decía este martes Teodoro García Egea.

Sin embargo, el PP catalán quiere contar con ella, puesto que fue la cabeza de lista de los populares en Catalunya en los dos comicios de pasado año, y mantiene una buena sintonía con Alejandro Fernández. Eso sí, no coincidirá con Casado. Señalan los populares catalanes que la exportavoz puede ser uno de los principales "activos" para competir contra Vox en los comicios. Génova no se opone pero teme que "vaya por libre" -una de las críticas más repetidas durante su etapa en la portavocía- y esperan que sus declaraciones no les dificulten todavía más la precampaña a Casado.

"Cayetana ya no tiene opinión" o, lo que es lo mismo, "su opinión ya no cuenta para nada y ella parece que ya lo va captando". Así de contundente se mostraba recientemente una voz de la dirección del PP para definir el peso que tiene la exportavoz en la formación conservadora. Sin embargo, la citada fuente destaca que una parte del electorado del PP más derechizada "ve en Cayetana un modelo a seguir", por lo que "puede ser un revulsivo" para los comicios catalanes.

Más noticias de Política y Sociedad