Público
Público

Elecciones en la Comunidad de Madrid El PSOE de Madrid tantea un fichaje como 'número dos' de Gabilondo o que repita la presidenta del Senado

Pilar Llop tiene que volver a ser diputada en la Asamblea de Madrid para que vuelva a ser designada senadora por representación autonómica y conservar la Presidencia de la Cámara Alta. Ferraz y la dirección madrileña también exploran otros nombres de candidatas para intentar reforzar la candidatura. La lista incluirá al núcleo duro del Grupo Parlamentario.

Pilar Llop Cuenca, reconocida jueza y actual presidenta del Senado. /ARCHIVO
Pilar Llop Cuenca, reconocida jueza y actual presidenta del Senado. /EFE

El PSOE de Madrid está agazapado en medio de la tormenta que se está montando a su derecha y a su izquierda, aunque no por ello ha dejado de empezar a planificar la campaña electoral en cuanto a mensajes y listas.

Una vez despejada la incógnita de la candidatura de Ángel Gabilondo, ratificado por la Ejecutiva Federal y ya inamovible, se empieza a trabajar en quienes acompañarán al rector en la lista.

En principio, se daba por hecho que sería la actual presidenta del Senado, Pilar Llop, quien volvería a ser la 'número dos'  de la lista como ocurrió en las elecciones de 2019. Llop, además, tiene que ir obligatoriamente en las listas del PSOE a la Comunidad de Madrid ya que al ser senadora por designación autonómica perdería esa condición de no volver a ser diputada en la Asamblea de Madrid y no fuese de nuevo designada senadora.

Por ello, en el partido se deba por hecho que repetiría en el puesto y, además, se consideraba un valor en alza, ya que su conocimiento a nivel social ha aumentado considerablemente desde que preside el Senado, frene a hacer cuatro años donde era más desconocida.

Sin embargo, fuentes del PSOE de Madrid han apuntado a Público que están tanteando otros nombres de mujeres (las listas del PSOE son cremallera y el 'número dos' corresponde a una mujer) a fin de potenciar aún más la lista de Gabilondo, y que pueda ser un revulsivo.

Unas fuentes apuntan que podrían ser una persona vinculadas al Gabinete de Pedro Sánchez y otras que podría estar más vinculada a la sociedad civil, pero no quieren adelantar ningún nombre. "Cualquiera que digamos, antes de que esté hecho, será para quemarlo", apuntó un dirigente que conoce que se está trabajando en esta línea.

En todo caso, Llop seguirá en la parte alta de la lista y si fructificara esta operación pasaría al 'número cuatro'  y, además, se quiere que tenga un mayor protagonismo en la campaña que hace dos años.

En cuanto al resto de la lista, será de continuidad, aunque habrá que cubrir algunos huecos importantes como el del propio José Manuel Franco, actual delegado del Gobierno; o el de ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, que ambos formaron parte de la anterior candidatura.

Se espera que repita José Cepeda, el actual portavoz adjunto y también senador por designación autonómica, así como otras diputadas que ha tenido un papel destacado en la legislatura como Pilar Sánchez Acera o Puri Causapié. No obstante, habrá mucha continuidad entre los actuales diputados.

Una duda que se presenta es si seguirá la diputada Carla Antonelli, posicionada abiertamente con la ley 'trans' que defiende la ministra de Igualdad, Irene Montero, una posición que no comparte el PSOE ni a nivel federal. En el PSOE de Madrid no se quiere adelantar nada. "Ya se verá", dicen.

Campaña constructiva y de propuestas

En cuanto al mensaje socialista, en el PSOE de Madrid se va a apostar por "la moderación, el entendimiento  y el diálogo" frene a posiciones tan enconadas como las que se están viendo en este inicio de precampaña.

Para el PSOE, queda un pasillo político central que tienen a su disposición y van a jugar esa baza con la figura de Gabilondo que, como recuerdan una y otra vez desde el PSOE de Madrid, consiguió ser el más votado hace tan solo dos años.

Como a Gabilondo no se le puede cambiar, el PSOE se va a adaptar a su estilo, apostando por una campaña constructiva, de propuestas, llamando a voto útil y apelando a los votantes de Ciudadanos de 2019. Lo que es seguro es que, aunque todavía faltan semanas para el inicio de campaña, el PSOE va a acudir con sus siglas y rechaza tajantemente formar parte de ninguna coalición.

Más noticias de Política y Sociedad