Público
Público

Elecciones generales 10-N El falso mito económico de la derecha: bajar los impuestos no aumenta la recaudación

En la derecha, PP, Cs y Vox coinciden en que hay que bajar los impuestos a las rentas más altas. ¿Se pagan demasiados impuestos en España? ¿Por qué el PP presume tanto de economía? 'Público' te da las claves a través de voces expertas.

Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal.

marta monforte jaén

En plena recta final de la campaña, los partidos tratan de afianzar a su electorado, rescatar a millones de indecisos de la abstención e, incluso, conseguir que se cambie el voto en su favor. Lo hacen con propuestas, spots electorales, eslóganes llamativos y ataques al rival. No son tanto los mítines -a los que acuden los ya convencidos- sino los debates lo que les da más visibilidad a los candidatos. En ellos podemos ver las diferencias y similitudes entre formaciones y programas: los motivos por los que se confrontan y los consensos generalizados entre bloques.

En la derecha, tanto el Partido Popular, Ciudadanos y Vox, coinciden en una cuestión clave en materia económica: bajar los impuestos (a las rentas más altas). En el debate del lunes pudimos ver como Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal defendían que para combatir la recesión que avecinan desde algunos sectores es necesario un plan ambicioso de bajada de impuestos para que la carga fiscal que soportan las familias y las empresas no sea tan elevada y provoque que se deje de consumir e invertir en España. La defensa del sector privado prevalece sobre un Estado a su juicio, ineficiente, que debe reducir su peso en la economía.

El líder del PP cuantifica su propuesta de bajada de impuestos en 16.000 millones de euros que, según defiende, se devolverían a los españoles en la supresión de Donaciones, Sucesiones, Patrimonio, Actos Jurídicos Documentados y en la bajada del IRPF por debajo del 40% y el impuesto de Sociedades por debajo del 20%.

Rivera aboga por bajar el impuesto sobre la Renta de las familias y desea establecer un tipo marginal máximo en el IRPF del 44%. La formación 'naranja' propone suprimir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre parientes directos y su reducción en el caso de transmisiones entre otros parientes, independientemente de las cantidades y propiedades que supongan.

Por su parte, la formación ultraderechista que preside Santiago Abascal, plantea una bajada del IRPF que obligaría a los mileuristas exentos a presentar la declaración de la renta, una reducción del IVA al 4%, una bajada del tipo general del impuesto de sociedades al 20% y la supresión del tributo sobre sucesiones. Asimismo, proponen que la tributación máxima sea del 30%.

La curva de Laffer, un 'populismo' de la derecha

La curva de Laffer es una teoría acuñada por el profesor de Economía de la  de la Universidad de Chicagor, Arthur Laffer, por la que recibe su nombre. Éste dibujó en una servilleta una especie de campana dividida en dos partes. En la primera, los ingresos por impuestos aumentaban a medida que subía el tipo impositivo. Sin embargo, al llegar a cierto punto —donde se iniciaba la segunda parte de la curva—, la recaudación caía a medida que se seguía incrementando el gravamen. Era 1974. La derecha 'liberal' utiliza este modelo para aseguran que sí se puede reducir los impuestos y ayudar a incrementar la actividad económica. Cuestión que, hasta la fecha, no ha dado resultado.

El profesor titular de Economía de la Universidad de Barcelona, y exvicerrector de Economía, Gonzalo Bernardos, explica a Público que la teoría de la curva de Laffer "es falsa".  Argumenta el economista que una bajada de impuestos conduce a dos repercusiones sobra la recaudación: una positiva y una negativa. La primera, la incrementa al aumentar el gasto de familias y empresas. La segunda, la disminuye al reducir los ingresos tributarios por euro ganado o gastado. "Aparentemente, el balance es incierto", señala.

El Partido Popular disminuyó los impuestos en los años 2000, 2015 y 2016. En ellos, el ratio ingresos públicos y el PIB pasó del 38,6% al 38,1%, del 38,9% al 38,5% y de éste al 37,7%, respectivamente

No obstante, los datos demuestran que las bajadas de los tipos impositivos precisamente lo que hacen es reducir la recaudación. El Partido Popular disminuyó los impuestos en los años 2000, 2015 y 2016. En ellos, el ratio ingresos públicos / PIB pasó del 38,6% al 38,1%, del 38,9% al 38,5% y de éste al 37,7%, respectivamente. "Si bajar los impuestos, aumenta la recaudación, subir los impuestos te lo bajaría, ¿no? Entonces.... ¿por qué Mariano Rajoy sube los impuestos en contra de su programa en 2012? Porque no se podía sostener", reflexiona.

Es 'normal' que los partidos de derechas jueguen con el tema de la reducción de impuestos. A nadie le gusta pagarlos y por eso tal argumento es populista de derechas de primera fila. Desde Margaret Tatcher y Reagan, por no referirnos a Trump, que ahora ha constituido una parte importante de sus programas con estas premisas", admite, por su parte, Miren Etxezarreta, catedrática emérita en Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona. 

"No hay ninguna evidencia de que la curva de Laffer funcione. De hecho, siempre que se han reducido impuestos lo que ha ocurrido es un aumento del déficit y el endeudamiento público que acaba drenando muchos recursos públicos al pago del servicio de la deuda. Las políticas de ajuste fiscal impuestas en Europa en 2010 también mostraron que en lugar de reducir el endeudamiento provocaban una segunda recesión y un aumento del déficit público", defiende, por su parte, el  profesor titular del Departamento de Economía Aplicada de la UAB Albert Recio.

¿Se pagan demasiados impuestos en España?

"En España, en conjunto, no se pagan demasiados impuestos. El problema está su distribución", considera Etxezarreta. "Si observamos el esfuerzo fiscal, nos encontramos con que las clases populares españolas pagan bastante más de lo que parece y no así en las clases altas del país. Es por ahí, donde habríamos de mirar", reclama la economista.

Bernardos también es contundente al respecto: no. "En 2018, los ingresos públicos en nuestro país se situaron en el 39,2% del PIB. En la zona euro, en el 46,5%. Entre los países del área, España es el séptimo donde proporcionalmente se pagan menos impuestos. Después de Irlanda, es la nación con menos presión fiscal de Europa Occidental", señala.

Por su parte, el presidente del Consejo General de Economistas (CGE), Valentín Pich, también apunta en la misma dirección y remite a la raíz del problema en un debate sobre los impuestos en España: "Esto sucede por nuestro nivel de paro y porque una buena parte de la población obtiene unas rentas tan bajas que no tributan".

¿Por qué el PP presume tanto de economía?

El Partido Popular utiliza la economía como reclamo electoral. Defienden que su partido es el que arregla los "destrozos" del socialismo y que en tiempo de recesión, las mejores medidas vienen de la mano de los conservadores. "La crisis aparece con el socialismo. Pasó en 1996, pasó en 2011 y, de nuevo, vuelve a repetirse una desaceleración económica ahora", aseguró Casado en el debate. ¿Al país le va mejor económicamente cuando Gobierna la derecha? No exactamente.

"Durante los años 2005, 2006 y 2007 -en la época de 'bonanza' de José María Aznar- el PIB creció, pero la subida de la recaudación fue muy grande porque el sector que impulsaba a la economía era el que más impuestos paga, el sector de la construcción", explica Bernardos a este medio. "Un Gobierno las grandes partidas que tiene para actuar es cómo distribuye la renta, muchísimas cosas sobre cómo lo tiene que hacer te vienen del exterior. Si tienes suerte y la coyuntura exterior es favorable, crecerás. Si tienes mala suerte, decrecerás".

"Los gobernantes de la derecha han tenido mucha suerte -continúa el profesor- Rajoy y 2015 pasará a la historia por ello. Ese año, el Gobierno tenia previsto un incremento del 1,8% del PIB, y finalmente subió 3,8%. El precio del petroleo se fue a la mitad, el euro se despreció, el Banco Central empezó a comprar deuda, hubo conflictos en Túnez, Turquía y Egipto y el 'boom turístico' se disparó. Entonces, llega Sánchez y la coyuntura que tenía Rajoy favorable, pasa a ser desfavorable. Aun así, España crece el doble de la zona euro", sentencia.

 ¿Qué le pasó al expresidente José Luís Rodriguez Zapatero, entonces? Su imagen sigue hoy en día muy asociada a la crisis por su más que cuestionada gestión al frente del Ejecutivo. "El colmo del gafe fue Zapatero: no fue ni mucho menos brillante en economía, pero es que el precio del petroleo le subió al doble, Alemania aplicó la austeridad. Aquello fue un desastre. Haciéndolo solo el mal no hubiera sido aquel desastre, la coyuntura internacional influye mucho".

En este artículo se han utilizado fragmentos de 'Lo que esconde la rebaja masiva de impuestos de los partidos de derecha'. Un reportaje realizado por Aurora Muñoz para Público el 21/04/19.

Más noticias de Política y Sociedad