Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones generales 2019 Unidas Podemos quiere recuperar los bienes "inmatriculados indebidamente" por la Iglesia

La formación llevará en su programa que los trabajadores puedan participar en el accionariado de las empresas, que el electorado pueda revocar al presidente del Gobierno y que las primarias sean obligatorias para los partidos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 9

Imagen de archivo de la mezquita de Córdoba

Unidas Podemos incluirá en su programa electoral de cara a las elecciones del 28 de abril una batería de medidas de "garantías democráticas y de ciudadanía" que abarcará reformas que van desde el incremento de la participación ciudadana en procesos políticos institucionales hasta la merma de privilegios de instituciones como la Iglesia.

Bajo el epígrafe de "Derechos y Libertades, Lucha contra la Corrupción y por la Democracia" la coalición impulsará la recuperación de los "bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia" que incluye ejemplos de patrimonio histórico, como la mezquita de Córdoba, pero también edificios civiles, como quioscos y plazas. "Estas operaciones se han basado en el privilegio hasta 2015 de inscribir en el Registro de la Propiedad bienes a partir de declaraciones de sus propios miembros", apuntan desde el partido.

"Esto la ha llevado a inscribir a su nombre bienes que, como todo el mundo sabe, son de todos. La salud democrática de nuestro país exige que esto se revise a fondo", añaden desde Unidas Podemos.

Los de Iglesias también proponen "constitucionalizar la participación" ciudadana a través de una regulación que "facilite" presentar iniciativas legislativas populares "y no permita invisibilizarlas, y que normalice las consultas cuando se trate de asuntos muy relevantes, como la entrada de España en operaciones militares".

Pero las decisiones sobre operaciones militares sensibles no es lo único que Unidas Podemos plantea "abrir" a la ciudadanía. Esta reforma también permitiría "abrir nuevos espacios participativos , como la deliberación ciudadana en la elaboración y control de las políticas públicas, "los presupuestos participativos del Estado, la participación en los procesos legislativos de las Cortes Generales o una mayor presencia de las consultas populares, y sentaría las bases para que la participación avance en los demás ámbitos territoriales",

En este sentido, la coalición quiere que la ciudadanía pueda iniciar un proceso revocatorio, "cuando entienda que el Gobierno le ha dado la espalda", cuando se obtenga el respaldo del 15% del censo electoral. Este proceso terminaría con un referéndum para decidir "de manera vinculante" si quien ocupa la presidencia del Gobierno debe dimitir y convocar nuevas elecciones generales.

Los de Iglesias también quieren eliminar la necesidad de autorización del Consejo de Ministros para la celebración de consultas populares locales, en el ámbito de sus competencias. Además, el partido propone una "democratización" de los partidos y de las empresas.

En el caso de las formaciones, recogen la obligatoriedad de incorporar la paridad en las listas electorales y en los órganos de los partidos políticos. También serán obligatorias las primarias para acceder a presidir los órganos ejecutivos de los partidos.

En el ámbito empresarial, pretenden impulsar la participación de los trabajadores en la dirección y accionariado de las empresas, "como ya ocurre en Alemania y Francia, para que nuestra economía aproveche ese talento y las decisiones estratégicas de las empresas sean mejores". "Una economía moderna necesita actualizar la forma de dirigir sus empresas", apuntan; por eso, se comprometen a apoyar a las empresas de la economía social, "en la que es la misma parte que aporta su trabajo y creatividad en el día a día la que dirige la empresa".

Más noticias en Política y Sociedad