Público
Público

Emergencia del coronavirus El Gobierno planea aprobar la prestación para empleadas domésticas y parados sin subsidio este martes

La renta mínima para los más vulnerables ante el coronavirus es otra de las propuestas que el Ejecutivo estudia llevar al Consejo de Ministros, y todavía está trabajando en la fórmula para la moratoria o suspensión del pago del alquiler, donde hay discrepancias.

Pedro Sánchez Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Pleno del Congreso donde se aprobó la prórroga del estado de alarma / EFE, pool

Manuel Sánchez / Alejandro L. de miguel

El Gobierno de coalición prevé aprobar este martes un nuevo paquete de medidas sociales para proteger a los más vulnerables ante la emergencia del coronavirus. Así, según trasladan a Público fuentes del Ejecutivo y de las organizaciones sindicales, la ayuda para empleadas del hogar (este trabajo lo desempeñan mujeres en el 98% de los casos) y para parados sin subsidio estaría, en principio, entre las medidas a aprobar en el Consejo de Ministros del martes. 

Esta prestación, que previsiblemente supondrá que las trabajadores y trabajadoras del hogar reciban hasta el 70% de la base reguladora, tendrá la duración de un mes, pero puede ser prorrogable, y ha sido diseñada entre los Ministerios de Trabajo y Economía Social e Igualdad.

La prestación para trabajadoras del hogar es una de las medidas más reclamadas por los sindicatos

Además, es una de las reivindicaciones más repetidas por los sindicatos, que el viernes celebraron que el Gobierno aprobara varias de sus reclamaciones, en especial la prohibición del despido relacionado con el Covid-19, pero recordaron que todavía quedaban muchas medidas sociales pendientes.

Con todo, los sindicatos esperan que en el próximo Consejo de Ministros el Ejecutivo empiece a dar pasos y también dé luz verde al subsidio para parados sin prestación que le han venido reclamando, así como el relativo a los parados que hayan visto agotada su prestación.

A esta se uniría una prestación para trabajadores que han tenido que dejar de trabajar de forma temporal para afrontar los cuidados de hijos, mayores o dependientes, durante el confinamiento decretado con la proclamación del estado de alarma, que al menos estará en vigor hasta las 23.59 horas del 11 de abril. Este tema también es prioritario para los representantes de los trabajadores.

A su vez, fuentes del Gobierno prevén que la renta mínima para los más vulnerables ante esta crisis llegue a la misma reunión del Ejecutivo, si bien aún no se atreven a asegurarlo. Esta prestación ha sido muy peleada por los ministros de Unidas Podemos, pero también ha contado con el apoyo de parte de sus compañeros de gabinete que militan en el PSOE. 

A vueltas con los alquileres

No obstante, hoy todo apunta a que la medida más difícil de aprobar este martes es la moratoria o suspensión del pago de los alquileres para los más perjudicados por el Covid-19, y se da por hecho que tendrá que esperar hasta el siguiento Consejo. Y eso, de alcanzar el Gobierno un acuerdo al respecto.

La semana pasada, este diario informó de que el Ejecutivo ya había abordado la propuesta defendida por Unidas Podemos, que supondría una suspensión, que no retraso, del pago del alquiler durante dos meses. De aprobarse esta propuesta, el Estado compensaría hasta el 100% de las mensualidades a los pequeños caseros, con hasta dos inmuebles en el mercado del alquiler, y sólo con el 5% para los grandes tenedores, con más de 8 viviendas. 

Y, mientras los ministros de la formación de Pablo Iglesias defendían abiertamente una suspensión de alquileres -la última en hacerlo fue la titular de Igualdad, Irene Montero, el jueves-, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, no variaba su discurso. Días antes, Calviño expresó públicamente sus recelos ante una medida de este tipo, esforzándose por distinguirla de la moratoria de hipotecas ya aprobada por el Gobierno.

A su vez, sobre la mesa hay otras propuestas que, por el momento, se antojan difíciles de aprobar o, cuanto menos, muy lejanas. Una es el "impuesto solidario" esbozado por Unidas Podemos, aunque desde el equipo económico del Gobierno se están barajando otras propuestas fiscales.

Más noticias de Política y Sociedad