Público
Público
Únete a nosotros

Entrevista a Ángela Aguilera "Andalucía tiene que romper con esa dependencia económica a la que la quieren destinar"

'Público' entrevista a Ángela Aguilera, que ha sustituido a Teresa Rodríguez –regresa en septiembre–, en la dirección de Adelante Andalucía durante su baja.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3

Ángela Aguilera, diputada de Adelante Andalucía

“Con estoicismo, con cariño, con responsabilidad”. Con estas tres palabras define Ángela Aguilera el periodo que terminará en septiembre con el regreso de Teresa Rodríguez. A Aguilera, una vieja rockera de la política andaluza, que dejó hace 20 años y a la que ahora, esta legislatura, ha regresado después de haberlas visto de todos los colores en su vida personal, le ha tocado estos meses “cubrir la situación personal de Teresa” y liderar el grupo parlamentario de Adelante Andalucía.

Tiene fuerza en el discurso y pasión por hacer cosas, como ha podido comprobar el presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP), cada dos jueves en la sesión de control. Aguilera tiene querencia por los temas medioambientales, tal vez porque su lugar de origen es San Roque (Cádiz), entre las dos aguas del Estrecho de Gibraltar, y odia la injusticia. Aguilera defiende en esta entrevista con Público que el verdadero problema de Andalucía está en que parece darse por hecho desde todas partes que su destino es continuar en lo que llama situación de dependencia económica. “En Adelante Andalucia, queremos romper con ese sino”, afirma.

¿En qué punto está la política?

La política está en un punto de recomposición del régimen. El régimen ha reaccionado. Los poderes económicos han reaccionado y efectivamente el ciclo del 15M se acaba en un reflujo conservador, que tiene, como máxima expresión, la entrada de la ultraderecha en las instituciones y, al mismo tiempo, un viraje hacia posiciones conservadoras. Todo es conservar el status quo, lo cual me parece un flaco favor al futuro de nuestro país.

¿Qué significa que el ciclo del 15M se acaba?

Estamos en un momento de menos movilización. Hay mucha gente que se está situando en la abstención porque no ven futuro, una alternativa clara para cambiar las cosas. La respuesta del régimen ha sido brutal a todos los niveles. Han hecho de todo para impedir que hubiera una mayoría de cambio social en este país. En ese sentido, desde Andalucía lo que planteamos es la construcción de una alternativa de esperanza. Va a haber muchos debates políticos, pero uno fundamental para nosotros, hablo de Andalucía, es el del modelo de Estado, cómo nos vamos a relacionar unas comunidades con otras. Nos tenemos que poner las pilas.

¿Qué implica para la gente el fin de ciclo del 15M?

Sigue habiendo movimientos importantísimos. Están las feministas, los pensionistas, algunos sectores que están moviéndose. El 15M abre una esperanza clara para mucha gente que no estábamos de acuerdo con cómo iban las cosas. Hartos de corrupción, hartos de la profesionalización de la política, hartos de ver cómo la política no daba soluciones a la mayoría. Hartos de una política esclava siempre de la troika, del BCE, del FMI, de Angela Merkel, cuando no de las políticas de EEUU. El 15M planteó una esperanza para la gente. Ahora hay un repliegue. El planteamiento que yo hago de cambio de ciclo es porque el sistema se ha empleado a fondo para que nada cambie. Ahí está Ciudadanos apuntalando el régimen, ahí está la ultraderecha, que es una expresión de descontento social, porque la extrema derecha tiene un discurso muy sencillo, muy simple. Me parece que el momento es apasionante.  Nosotros tenemos que ser capaces de estimular una alternativa, una esperanza.

¿Ve a Pablo Iglesias en el Gobierno?

Nuestra posición ya la conoce todo el mundo. Lo hemos dicho por activa y por pasiva. Pero me gustaría destacar que Pedro Sánchez está faltando al respeto a la gente que vota a Unidas Podemos. Cuando escucho a Sánchez hablar de Unidas Podemos me parece que se está humillando a los votantes, cuando Sánchez habla de que nosotros somos una fuerza política que no puede estar en determinados debates de Estado no sé a qué se está refiriendo. Esta fuerza es una fuerza política democrática, tan buena como las demás. Me siento incómoda por la forma en que el PSOE se dirige a la gente que vota a nuestra organización. No me parece de recibo que se plantee que Sánchez tenga la vara de medir. ¿Qué entiende Pedro Sánchez por políticas de Estado? Yo estoy incomodísima.

Aquí en Andalucía, salvo sorpresas, que todo puede suceder, para acabar con el poder de la ultraderecha, tendría que haber algún tipo de entendimiento entre Adelante y el PSOE ¿Es eso posible?

Ahora mismo el momento en que estamos es de construcción de Adelante Andalucía. Estamos viendo un PSOE noqueado, en estado de shock, un PSOE que no está acostumbrado a hacer oposición, han estado 37 años gobernando Andalucía. Y se les nota. Están un tanto perdidos. No encuentran muy bien su sitio.

Ante esta situación, en Andalucía, con la situación de paro estructural y la situación de exclusión social, con la situación de cambio climático, con la falta de operancia de este tripartito que no se va a ocupar del cambio climático, sino de otras cuestiones, más que nunca es el momento de consolidar y de defender lo que significa Adelante Andalucía, una alternativa al tripartito, a las derechas.

Imagino que el PSOE reaccionará en algún momento, pero hasta ahora es lamentable ver al PSOE presentando iniciativas de lo que tendría que haber hecho en el Gobierno. De aquello que no han hecho en el Gobierno cuando Adelante Andalucía o Podemos se lo han puesto encima de la mesa. Nuestra responsabilidad es configurar esa alternativa política. Sin ánimo alguno de soberbia, en este momento, Adelante Andalucía es primera fuerza de oposición al tripartito.

¿Qué le ha parecido el relevo en IU?

Respeto la situación. Antonio Maíllo estaba en una situación complicada. Los compañeros han hecho una transición tranquila y en ese sentido, me remito a las palabras del compañero Toni Valero.

¿Cuál es el horizonte de Adelante Andalucía?

Estamos en un momento importante. Estamos en la construcción, más que nunca, de Adelante Andalucía. Tenemos una conferencia política en septiembre. Ahí vamos a abrir un espacio de debate abierto, en el que todo el mundo va a poder exponer su planteamiento, sus ideas con el objetivo fundamental de consolidar Adelante Andalucía.

Para nosotras, Adelante Andalucía es la herramienta, que tiene que ser plural. Emplazamos a toda la sociedad andaluza para hacer esa alternativa política. Y lo queremos hacer con toda la gente que esté dispuesta a hacer oposición y ser alternativa a la derecha y a un PSOE que ha basculado a la derecha.

Es una situación sin vuelta atrás. La situación requiere una alternativa política fuerte, que defienda el autogobierno, que defienda los derechos de los hombres y mujeres que peleamos por nuestra autonomía, por una financiación justa para Andalucía. El respeto a Andalucía, el papel protagónico de Andalucía en el modelo de Estado es fundamental para nosotras. Desde que la extrema derecha marca la agenda política, hemos perdido protagonismo andaluz. PP y Ciudadanos dirigen desde Madrid todos los debates políticos.

Es el momento de más Andalucía, de más autogobierno, sobre todo, de abordar la cuestión del cambio climático, que va a afectar a los sectores productivos andaluces.

¿Qué le parece que el Supremo haya tumbado el dragado del Guadalquivir?

Quiero felicitar a los movimientos ecologistas. Escuché las declaraciones de Moreno. Si esto no vale, ya buscaremos las alternativas. Estamos en una zona de las más perjudicadas. Moreno ha planteado una ley del suelo para agilizar los trámites burocráticos. Para el consejero de Hacienda, del PP, la declaración de impacto ambiental para ampliar 35 hectáreas la zona industrial en San Roque es una traba administrativa. Ojo.

Antes de fin de año tienen asamblea en Podemos. ¿Teresa Rodríguez va a repetir?

Teresa está ahí. Y estará a disposición de su organización como siempre lo ha estado. Y nosotros ya veremos. Ahora mismo, nuestro objetivo principal es la conferencia política, vamos a ver qué sale de ahí. No podemos ser apriorísticos. Si hemos abierto un espacio de debate, hemos dado meses para que la gente aporte documentos, para que la gente aporte ideas, queremos escuchar a nuestra gente, saber con qué gente contamos, con qué planteamientos contamos. Y vamos a construir desde la conferencia hacia adelante. No puedo adelantar nada, porque entonces, ¿para qué hacemos la conferencia?

La conferencia no es un mero trámite. Hay que hablar de las soluciones para los males que padece nuestro pueblo. Y queremos poner la herramienta que es Adelante Andalucía a punto para continuar. Adelante es un contínuo. No se puede hablar de Adelante Andalucía desde el 2 de diciembre. No son hitos electorales. Estamos hablando de la construcción de un proyecto político andaluz para dar respuesta a los problemas. Hablamos de una Comunidad Autónoma extraordinaria. A veces, hacemos las cosas más complejas de lo que son. Andalucía tiene recursos. Andalucía podría ser una potencia y estar a la vanguardia en transición de modelo productivo.

Energías alternativas, solar, mareomotriz, hidráulica, geotérmica, eólica, solo lo que se mueve en el Estrecho podría producir lo mismo que produce hoy la energía nuclear. Y estamos aquí de patio trasero de la economía, ampliando cinturones industriales altamente contaminantes. Tendríamos que estar investigando en las posibilidades que nuestra tierra nos da, que son muchas. Ellos prefieren seguir manteniendo Andalucía en una situación de precariedad, de dependencia económica. Eso es lo que quiere romper Adelante Andalucía. Romper ese sino que parece que está predestinado. Andalucía tiene que romper con esa dependencia económica a la que la quieren destinar.

¿Volcaría recursos públicos para hacer eso?

Totalmente. Sin innovación, investigación y desarrollo no hay futuro. Este gobierno lo primero que ha hecho es restar presupuesto para investigación. Es vergonzoso. 

Si la administración no plantea dineros en investigación y desarrollo estamos condenados a estar siempre en el vagón de cola. Aquí tenemos el potencial, tanto en recursos humanos como en recursos naturales. Si no tienes la capacidad de crear y no le das la financiación a quien tiene la capacidad de crear, que en este caso es la Universidad.... Sin los organismos públicos estamos condenados a más miseria. Esto es así.

¿En qué ha cambiado este gobierno de PP y Ciudadanos respecto a los gobiernos anteriores del PSOE?

Muy poco. Son las mismas políticas de derechas. Pero son más llamativas. Hay que tener en cuenta que este Gobierno es rehén de Vox. ¿Qué cambio ha supuesto el PP? ¿Que han quitado los que estaban del PSOE y han puesto los suyos, que eran concejales en el paro? ¿Que la regeneración supone que sigue habiendo privilegios para los políticos? Aquí sigue habiendo dietas que no se justifican, alquileres para altos cargos cuando hay un montón de gente que no se puede pagar el alquiler. En fin. ¿Qué ha supuesto el PP? Un cambio de caras. Y sí, las cuatro cosas: el apoyo a la concertada, las salidas de tono del consejero de salud. Están profundizando en unas políticas previas. Y nosotras lo que queremos es un cambio de políticas radical. Radical. La solución tiene que ser radical a un problema muy grave.

¿Qué le preocupa de Vox?

Me preocupa que Vox se normalice. Que veamos normal que la extrema derecha esté en las instituciones. También algunos discursos que son horripilantes. Hablar de la inmigración como si fueran delincuentes, hablar de que es falsa la violencia machista, hablar de chiringuitos ideológicos, atacar con esa brutalidad al movimiento feminista, hablar en esos términos, con esa falta de respeto de las subvenciones que se reciben en el campo andaluz... Es un retroceso al mundo en blanco y negro de hace 40 años.

Me preocupa el cinismo de Ciudadanos, y el del PP, que blanquean a la extrema derecha. O la actitud vergonzosa de Ciudadanos en el orgullo gay, eso de provocar situaciones de las que viven. Esa política de ofensa, virulenta, añade desafección, lo que no es ninguna tontería. El 15M nace del hartazgo de la gente, que no soportaba más el espectáculo. El apuntalar el régimen va a suponer volver a una situación que no es deseable. Era un momento para avanzar, para dar pasos hacia delante, no pasos hacia atrás. Y la extrema derecha es un paso atrás.

En Andalucía Vox tiene capacidad, pero en Madrid la izquierda tiene una oportunidad de hacer cosas.

Si no es un gobierno, sí unas políticas. Es el momento de la política. Lo que no se puede es nadar y guardar la ropa. Andalucía no puede esperar más. No podemos seguir esperando. Andalucía necesita un Gobierno que gobierne. Necesita un cambio de modelo productivo. Me preocupa Andalucía. Lo que pasa en Madrid. A mí me preocupa Andalucía. Ni la falta de respeto de Sanchez ni los sillones. Aquí es la gente. ¿Qué pasa con la gente que los bancos están desahuciando? ¿Qué va a pasar con los desempleados? ¿Qué va a pasar con la gente que se muere de cáncer en mi comarca? ¿Qué va a pasar con el sector pesquero? Eso es lo importante. Y yo tengo que reclamar un Gobierno para Andalucía que haga políticas que dignifiquen Andalucía. Es el único objetivo que nos marcamos. Que la política se haga. La política es diálogo, es dar soluciones. Que se haga para que la gente sea más feliz. Ese es el único objetivo de la política.

¿Qué opina de las críticas que se hacen al respecto de una supuesta falta de liderazgo en Adelante tras la retirada de Maíllo y la baja de Teresa Rodriguez?

La política está muy mal entendida en ese sentido. Son proyectos colectivos. Plurales. Mañana me puedo poner mala. Un proyecto político no puede depender de una sola persona. Esos liderazgos unipersonales no son muestra filosofía. Somos un colectivo en el que cada uno de nosotros aportamos lo que tenemos, nuestra capacidad. Esto es una inteligencia colectiva. Supeditarlo todo a un liderazgo es un error. Hay que hacer un trabajo en equipo y colectivo.

Teresa vuelve en septiembre. Tenemos la esperanza de consolidar un proyecto político alternativo. El proyecto de Adelante es muy bonito. Manos a la obra.

A ver si acabamos de ir a votar. Esto es un desenfreno. Ahora tenemos tres años para hacer política, si Pedro Sánchez no lo impide, y para dar soluciones a Andalucía y para consolidar un espacio político que es apasionante. Adelante Andalucía tiene la virtud de construir algo nuevo. Tenemos algo nuevo que ofrecerle a la gente.

¿Cuáles son los ejes políticos del proyecto que defiende?

Feminismo, ecologismo, defensa de lo público, la necesidad de que la administración se ponga a crear empleo. Eso de que la administración no crea empleo, ¿qué es? Eso es la ley de la selva. La administración tiene que guiar un cambio hacia un modelo productivo sostenible y compatible con la vida. Una banca pública.

Mira el aceite. Somos el primer productor de aceite en el mundo y resulta que estamos vendiendo por debajo de los costes. Eso no puede ser. Es porque no hay una administración que intervenga, que ordene. Ese es el planteamiento del PP: te dicen siempre lo mismo: emprendedores. Cada tres años, cierran el 90% de los negocios que abren en este país. Tres años. Si al emprendedor no le das líneas de crédito públicas, la banca pública, y un suelo público, un banco de tierras público…

Ahora mismo Bankia pertenece al Estado.

Hay que poner ese dinero al servicio de la mayoría social. Todo lo venden a lo privado. Cuando escucho a esta gente decir que la administración pública no esta para crear empleo, me parece terrible, entonces, ¿para qué estamos? Nada más que con el cambio en el modelo energético, se genera empleo. Seamos racionales. Estamos hablando de sentido común. Ellos que dicen ser la política responsable (imposta la voz para darle un sentido irónico), no lo son. Nos han llevado a donde estamos, a una crisis a nivel planetario sin precedentes.

Más noticias en Política y Sociedad