Público
Público

ERC fracasa y atribuye el desastre al voto útil

Con tan sólo tres diputados, pierde grupo parlamentario propio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El peor de los temores de Esquerra Republicana (ERC) se confirmó. La formación era consciente de la dificultad de repetir los buenos resultados de 2004, pero tuvo que hacer frente a un revés mucho mayor de lo esperado. Con tan sólo tres diputados, pierde grupo parlamentario propio. Los republicanos aceptaron la derrota y asumieron que llega el momento de hacer autocrítica. Parte de su electorado se quedó en casa, y otra parte optó por dar apoyo al PSC para frenar al PP. Por ello, ERC le reclamó que, como depositario del voto útil, se responsabilice de lograr un buen acuerdo de financiación para Catalunya. 

ERC no alcanzó ni la mitad de los 600.000 votos de las últimas generales, en las que obtuvo ocho escaños. En Barcelona, pasó de cuatro a dos representantes; en Girona, consiguió uno. Lo más amargo fue la pérdida del escaño de Lleida, donde en los últimos años habían ganado una mayor representación institucional, así como el de Tarragona.
La ejecutiva se confinó en una sala del Hotel Catalonia Ramblas de Barcelona, adonde se acercaron escasos militantes. Después, aparecieron algunos de sus miembros, con ojos rojos de lágrimas contenidas, para dar apoyo a Joan Ridao.

El cabeza de lista atribuyó la debacle a la 'fuerte bipolarización' que ha convertido la campaña 'en una de las más difíciles desde la democracia' para los republicanos. 'No cambiaremos la dignidad por ningún cargo', afirmó Ridao respecto a un posible apoyo al PSOE, que no considera 'incompatible con ser independentista', siempre y cuando se trate de defender los intereses de Catalunya. El presidente de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, aseguró que el PSC ha recibido los votos de los electores tradicionalmente republicanos para evitar un ascenso del PP. La ambición de progreso para Catalunya 'queda en manos del PSOE y del PSC', afirmó.

Los tres diputados conseguidos fueron presentados por la propia ERC como héroes solitarios. 'Sabrán defender con honestidad' los preceptos republicanos, concluyó Carod Rovira. Y la ejecutiva se marchó en silencio, sin dejar a los periodistas hacer pregunta alguna.