Público
Público

ERC y PDeCAT tenderán la mano al diálogo con el Gobierno

Los partidos catalanes no ven con buenos ojos los últimos cambios en el discurso del Ejecutivo pero insisten en que lo importante es sentarse a negociar. 

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 7

Los portavoces de ERC, Joan Tardá, de PDECat, Carles Campuzano, y de PNV, Aitor Esteban, en los pasillos del Congreso de los Diputados. E.P.

Pedro Sánchez comparece en el Congreso este miércoles sobre la situación en Catalunya. Los focos están puestos en el mensaje que transmitirá, pero también en la respuesta de los partidos catalanes que, según ha podido saber Público, buscarán tender la mano para la negociación y el diálogo. Recriminan al Gobierno que lancen "amenazas" así como las cartas enviadas a la Generalitat desde el Ejecutivo, pero aseguran que deben sentarse a hablar.

Fuentes de ERC explican que el mensaje que quieren transmitir durante la sesión en la Cámara Baja es que "todavía hay tiempo" para la negociación. El partido sostiene que han tenido y tienen la mano tendida para el diálogo y que esperan un paso del Gobierno para que las formaciones catalanas y el Ejecutivo se sienten a hablar. Desde PDeCAT también aseguran que están abiertos al diálogo "para todos los temas" y alegan que Sánchez y Quim Torra deberían reunirse el próximo 21 de diciembre, cuando se celebre el Consejo de Gobierno en Catalunya

Ambas formaciones han defendido que el Ejecutivo celebre el Consejo de Gobierno del próximo 21 de diciembre en Catalunya. En este sentido, también han querido reforzar la idea de buscar una salida dialogada al conflicto con la reunión entre Sánchez y Torra. "El diálogo bilateral debería reanudarse de la forma más rápida posible", han explicado a Público fuentes de la Generalitat. "Nosotros no hemos cerrado ninguna puerta y estamos abiertos a toda negociación", han insistido. Así han dejado sobre la mesa la posibilidad de hablar sobre los Presupuestos Generales de 2019 que llegarán al Congreso a mediados de enero

De esta forma, las formaciones catalanas han rebajado la tensión tras un lunes en el que el Gobierno había endurecido su discurso. La respuesta de los catalanes estaba en el aire, sobre todo después de las declaraciones de Torra haciendo referencia a la vía eslovena. Aunque hoy no han querido dejar lugar a las dudas: "A pesar del ruido, de los nervios crecientes, de todo el sufrimiento que nos están infringiendo, las amenazas y los pesares, ERC no va a perder los nervios", ha explicado Joan Tardà, portavoz de los republicanos en el Congreso. 

Críticas a los últimos movimientos del Gobierno

A pesar de esta mano tendida, las formaciones no han dejado de ser críticas con los últimos movimientos del Gobierno. El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha recriminado al Ejecutivo que es "muy poco responsable" el envío de cartas que han realizado a la Generalitat al generar "incertidumbre" en la ciudadanía catalana con respeto al Govern y la actuación de los Mossos d'Esquadra.

Por parte de ERC, Tardà ha criticado la "demagogia" que considera que se está utilizando con el independentismo. "Nuestro mensaje ya me lo habrán oído a mí muchas veces: la única vía del republicanismo catalán es la vía pacífica y democrática. Catalunya será una república y un estado independiente si así lo quieren los catalanes. Y si no lo quieren, no lo será". Ha reprobado que se criminalicen las manifestaciones de los CDR y comparado estas movilizaciones "legítimas" con las movilizaciones "igual de legítimas" de taxistas durante las jornadas de huelga en las que cortaron vía troncales de Madrid y Barcelona. 

Tardà también ha criticado que se intente "transformar un proceso cívico y democrático" en "un proceso radicalmente atribuible a la alteración del orden público".  Y ha finalizado su intervención en el Congreso tal y como la había empezado: "Por esto, a pesar de todo, nosotros no vamos a perder los nervios. Nuestro objetivo no es otro que crear un escenario de diálogo para alcanzar una negociación y resolución". 

Con esto, consideran que lanzarán un guante al presidente del Gobierno que esperan que recoja.

Más noticias en Política y Sociedad