Público
Público

Los Franco pierden otra batalla en los tribunales: archivada su querella contra investigadores que denunciaron su expolio

La Justicia archiva la querella que los nietos del dictador interpusieron contra los investigadores Mariano Sánchez Soler y Carlos Babio, y contra Equipo de Investigación de La Sexta por un presunto delito de injurias. 

El dictador Francisco Franco, rodeado de sus nietos en un encuentro familiar.

ALEJANDRO TORRÚS

Mala semana para la familia Franco en los tribunales de Justicia. Si el martes el Supremo dio luz verde al plan del Gobierno para exhumar al dictador del Valle de los Caídos, este viernes han sufrido un nuevo revés. El juzgado de instrucción nº 4 de Alcobendas ha archivado la querella por injurias que los nietos del dictador interpusieron contra los periodistas del programa Equipo de Investigación de La Sexta y contra investigadores como Mariano Sánchez Soler, autor de Los Franco SA, o Carlos Babio, autor de Meirás: Un pazo, un caudillo, un espolio, por su participación en el programa Los papeles secretos de Franco' emitido el 20 de noviembre de 2018. 

La Justicia, de hecho, ha recordado a los nietos de Franco que desde que se aprobó el conocido como Código Penal de la democracia (1995) los herederos de una persona fallecida no pueden interponer querellas en los juzgados de lo penal por presuntos injurias o calumnias cometidos contra su familiar fallecido. Esta opción sí era posible en el Código Penal de 1973, pero desde 1995 este tipo de acciones legales deben resolverse mediante demandas por vulneración del derecho al honor en los tribunales de lo civil. 

Asimismo, el archivo de la querella también señala que el programa de televisión de Equipo de Investigación ni los investigadores que participan no hacen ni una "sola referencia personal a ninguno de los querellantes", que tampoco se "recoge ni un solo reproche ni crítica personal ni comentario insultante contra ellos. Por lo tanto, el juez concluye: "Este instructor desconoce cuál puede ser el objetivo de la querella penal, pero sin duda carece de fundamente fáctico". 

La resolución de este juzgado pone punto final a una de las querellas que los nietos de Franco habían interpuesto contra periodistas e investigadores. La primera fue interpuesta por un programa de televisión en Cuatro, En el punto de mira de Cuatro y, concretamente, en el reportaje La herencia de los Franco. La segunda fue esta querella contra Atresmedia que ahora ha sido archivada. 

Los dos procesos judiciales de los nietos de Franco, no obstante, afectan a los investigadores Carlos Babio y Mariano Sánchez Soler. "La querella de los Franco no tenía razón de ser, pero la noticia, en mi opinión, está en el avance significativo que supone que en los juzgados traten a los Franco como ciudadanos normales y corrientes y no como unos privilegiados que se creen con el derecho de defender el honor de su abuelo en los tribunales de lo penal y tratar de taparle la boca a cualquier ciudadano que no le gusta lo que dice de su abuelo. Es un avance importante en normalidad democrática", concluye Babio. 

Más noticias de Política y Sociedad