Público
Público

Cómo funciona el voto telemático en el Congreso y por qué la reforma laboral no ha sido un "tongo", como dice el PP

La votación telemática de los diputados del Congreso requiere una doble confirmación desde mayo de 2020 y no existe ningún precedente de que el sistema haya fallado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aplauden en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, a 3 d
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a 3 de febrero de 2022, en Madrid. Europa Press

El jueves se vivió un lío monumental en el Congreso a cuenta de la aprobación de la reforma laboral y el voto telemático. La norma salió adelante gracias al error al votar de un diputado del PP. Los conservadores han calificado la votación de "cacicada" y "manipulación" porque, según alegan, el diputado Alberto Casero informó de un problema informático al emitir su voto y pidió que le dejasen pronunciarse presencialmente para rectificarlo.

Sin embargo, un error informático sería fácilmente detectado por los trabajadores del Congreso y, hasta el momento, no se ha reconocido ni hay pruebas de que así haya sido. De hecho, no se paró la votación, como pidieron los conservadores, porque fueron los informáticos y los letrados de la Cámara Alta los que afirmaron que no había ningún error y que el voto se había emitido correctamente.

¿Cómo es el sistema del voto telemático?

Para entender la polémica que intenta crear el PP, lo primero es comprender cómo funciona el sistema de votación telemático del Congreso.

El diputado autorizado para ejercer así su voto accede mediante su contraseña 
a la intranet del Cámara Baja. La identidad del parlamentario se comprueba con un certificado válido de firma digital.

Hay una doble comprobación del voto. Es decir, el diputado elige entre 'sí', 'no' o 'abstención' en una pantalla que señala los mismos colores que cuando se vota en el Pleno (sí, verde; no, rojo; amarillo, abstención). Tras pronunciarse sobre el sentido de su voto, el diputado tiene que volver a confirmarlo después en una segunda pantalla.

¿Se tiene que comprobar el voto telefónicamente?

El PP está alegando que se ha incumplido el reglamento del Congreso porque nadie comprobó telefónicamente el sentido del voto. Esto no es cierto. La pandemia de la covid-19 obligó a la Cámara Baja a actualizar la normativa por la que se regula el voto telemático.

En octubre se validó el sistema de intranet, con usuario y contraseña, como "método de verificación de la emisión personal del voto"

Antes de la emergencia sanitaria, era obligatorio que el voto telemático se convalidara por teléfono pero, ante los confinamientos y la multitud de votos mediante este sistema, la Mesa del Parlamento, el órgano que rige su funcionamiento, actualizó el sistema para agilizarlo en mayo de 2020.

Así, ahora, el voto telemático ya es válido con la doble comprobación del sistema y no es necesaria la comprobación telefónica. De hecho, el sistema de voto telemático a través de intranet, "con la introducción de usuario y contraseña, como método de verificación de la emisión personal del voto", se prorrogó en un acuerdo el pasado 26 de octubre, según los documentos que ha comprobado Público.

¿El sistema ha fallado alguna vez?

No existen precedentes de un error informático y el sistema está avalado por el secretario general del Congreso y por los servicios técnicos de la Cámara. De hecho, el sistema es seguro porque pide la doble confirmación de voto antes de que se emita el certificado.

Entonces, ¿qué ocurrió con Casero?

Casero emitió su voto telemático entre las cinco y las seis de la tarde del jueves desde su domicilio en Madrid porque padecía una gastroenteritis aguda. El diputado asegura que pulsó el 'no' a la reforma y que fue el sistema habilitado el que le computó un 'sí'. Aunque en una carta enviada a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ya reconoce que "pareció ser" un error informático y no asegura que lo fue.

Casero votó 'sí' a la convalidación del decreto y 'no' a que se tramitase como proyecto de ley

Y lo cierto es que Casero se equivocó en las dos votaciones sobre la reforma laboral: votó 'sí' a la convalidación del decreto, el error por el que se aprobó la reforma laboral, y votó 'no' a que la nueva regulación del trabajo se tramitase en el Congreso como proyecto de ley, según refleja el portal del Congreso de datos abiertos, donde se ofrecen detalle sobre el sentido de la votación de cada diputado en cada pleno. Por esto, todo apunta a que el diputado se equivocó en las dos votaciones y votó al revés.

De hecho, Casero tuvo otro fallo más y se posicionó con el PSOE en el punto uno de la moción del PP como consecuencia de interpelación "sobre la observancia constitucional del programa legislativo del Gobierno". 

¿Existe un precedente de cambio de voto tras un error?

Es muy habitual que los diputados se equivoquen al votar. Le ha pasado a Pedro Sánchez, a Pablo Iglesias, a Mariano Rajoy y a Íñigo Errejón, por citar algunos ejemplos. En ninguno de los casos se ha permitido que un diputado pueda cambiar el sentido del voto después de equivocarse.


Más noticias