Público
Público

El Gobierno acepta un relator en la mesa de diálogo político sobre Catalunya 

A una semana de que empiecen a debatirse en el Congreso las enmiendas a la totalidad del proyecto presupuestario del Gobierno, la negociación política sobre la situación de Catalunya ha atraído este martes todas las miradas.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Óscar del Pozo./ EUROPA PRESS

El Gobierno ha abierto este martes la puerta a la incorporación de un relator que favorezca el diálogo entre los partidos con representación parlamentaria en Cataluña, lo que PP y Ciudadanos consideran una cesión más del presidente, Pedro Sánchez, a los independentistas.

"No hacen falta mediadores ni para el Gobierno ni para el Partido Socialista. Si acaso alguien que pueda tomar nota, convocar, que nos pueda coordinar" en esa mesa de "diferentes partidos", pero "no hacen falta mediadores", ha afirmado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en declaraciones a los medios en los pasillos del Senado.

Esta iniciativa fue explorada en una de las reuniones recientes entre Calvo y el vicepresidente catalán, Pere Aragonés, y la consejera de Presidencia, Elsa Artadi. e trata de crear un canal alternativo de diálogo político a la vía institucional que representa la Comisión bilateral Estado-Generalitat prevista en el Estatut. Una mesa en la que los partidos puedan hablar con mayor flexibilidad que en el diálogo entre instituciones.

A una semana de que empiecen a debatirse en el Congreso las enmiendas a la totalidad del proyecto presupuestario del Gobierno, la negociación política sobre la situación de Catalunya ha atraído este martes todas las miradas. Por un lado, por el incierto futuro de los Presupuestos de Pedro Sánchez, tras la enmienda a la totalidad presentada por ERC, y por otro, por las novedades que se han ido sucediendo durante la jornada, con la petición del Govern de una "figura notarial" en la mesa de partidos, dentro del marco de diálogo abierto en Catalunya.

Movimientos imprevistos

El Gobierno ha protagonizado un movimiento imprevisto al abrir la puerta a una suerte de coordinador entre partidos catalanes. El Govern ha protagonizado otro al publicar el documento de 21 puntos que el presidente catalán, Quim Torra, entregó a Sánchez entre los que se encuentran "reconocer y hacer efectivo el derecho a la autodeterminación", aceptar "la mediación internacional" o aplicar medidas para la "regeneración" del Estado.

Que el Gobierno acepte la figura de un posible "coordinador" en el diálogo entre los partidos catalanes ha provocado una reacción muy similar en el Partido Popular y en Ciudadanos, ya que ambos ven en la idea una cesión al independentismo.

Hay que esperar para comprobar si los movimientos del Gobierno en esa esfera de diálogo catalán surten efecto. Éste sería un espacio de diálogo y el otro lo formarían el Gobierno y la Generalitat en la bilateral correspondiente.

Al igual que la vicepresidenta, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se ha pronunciado al respecto a instancias de la senadora "popular" Luisa Fernanda Rudi. El jefe de la diplomacia española ha sido claro: si no hay avances en Catalunya, aquella "terapia del ibuprofeno" que mencionó antaño, tendrá que "suspenderse".

Varios portavoces parlamentarios han abogado, casos de Adriana Lastra o de Joan Baldoví, de Compromís, por desvincular la negociación presupuestaria de la negociación catalana. Sin embargo, todo apunta a que lo que pase en un terreno afectará directamente al otro.

Más noticias en Política y Sociedad