Público
Público

El Gobierno continúa allanando el terreno para conseguir el apoyo de Unidos Podemos

Este miércoles se reunirá el grupo confederal con el Ministerio de Hacienda para abordar las políticas fiscales. Este martes se ha celebrado una reunión sobre sanidad, y aunque no ha habido un acuerdo claro, el Gobierno ha aceptado estudiar la propuesta de Unidos Podemos.

Publicidad
Media: 4.71
Votos: 7

La portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra (2i); Amparo Botejara (i), portavoz de la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y Marga Ferré (2d), responsable de Programas y Formación de IU, tras la reunión que han mantenido con el Gobierno. /EFE

La presión de Unidos Podemos sobre su apoyo a la senda de déficit está dando sus primeros frutos y el Gobierno está trabajando con el grupo confederal las medidas “antiausteridad” que presentaron la semana pasada. En la reunión celebrada este martes, los representantes socialistas han aceptado estudiar la propuesta de Podemos sobre derogar el copago farmacéutico a todos los pensionistas.

En la mañana de este miércoles, se reunirán para abordar las políticas fiscales. Desde el grupo confederal tienen el objetivo de conseguir aprobar varias reformas que “permitan aumentar los ingresos del Estado como requisito ineludible para poder plantear después unos presupuestos sociales que pongan fin a la lógica de la austeridad”.

Todas las propuestas de Podemos vienen del documento que remitieron al Gobierno la semana pasada como punto de partida para las negociaciones. Según fuentes consultadas por Público, los cuatro grupos de trabajo elaborados por ambas formaciones negociarán medida por medida, y no se espera ningún acuerdo concreto durante esta semana. Sin embargo, insisten en que el camino del trabajo que están llevando a cabo significa que “están avanzando”.

El Ejecutivo necesita los apoyos del grupo confederal y de los partidos independentistas en el Congreso para aprobar la senda de déficit. Este es el gran frente de Pedro Sánchez para garantizar la legislatura y que, después del primer varapalo en la Cámara Baja, ahora recupera más posibilidades de aprobarse.

Aunque fuentes del Gobierno ya han anunciado que manejan como fecha para presentar los Presupuestos Generales de 2019 el mes de noviembre. De esta forma, el Ejecutivo ganaría más tiempo para conseguir los apoyos que necesita, abordando las negociaciones con un optimismo mayor que antes del acuerdo con Unidos Podemos sobre la modificación de la ley de estabilidad.

A la cita, acudirán por parte de Unidos Podemos el secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique, el responsable de Economía, Nacho Álvarez, el responsable de Políticas Económicas de IU, Carlos Sánchez Mato, y los portavoces adjuntos del grupo confederal, Josep Vendrell y Txema Guijarro, que atenderán a los medios de comunicación a la salida de la reunión.

La propuesta de Unidos Podemos en política fiscal

El grupo confederal busca aumentar los ingresos del Estado y para ello asistirán a la reunión con el objetivo de “identificar reformas encaminadas a eliminar los privilegios fiscales de unos pocos privilegiados”.

Para ello, reclaman unas modificaciones sobre los impuestos corrientes: un impuesto a la banca, una reforma sobre el impuesto sobre sociedades que establezca un suelo no deducible en el 15%, una fiscalidad verde introduciendo un impuesto ecológico, un impuesto de solidaridad sobre las grandes fortunas, la eliminación de las deducciones fiscales de los planes de pensiones privados en el IRPF y el incremento en el tipo marginal del IRPF en los tramos más altos, garantizando que no hay ninguna subida de impuestos para las personas asalariadas que ganan menos de 60.000 euros brutos anuales.