Público
Público

Crisis financiera Guindos responde a Rato y niega que exigiera su dimisión en Bankia

El ministro de Economía acusa al Gobierno de Zapatero de no resolver el problema de fondo de las cajas de ahorros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Economía, Luis de Guindos, rodeado de fotógrafos antes comenzar su comparecencia en la comisión de investigación de la crisis financiera en el Congreso. M.N

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha aprovechado su comparecencia en la Comisión del Congreso que investiga la crisis financiera para responder al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, que una semana antes, en el mismo foro parlamentario, cargó contra el ministro en torno a la crisis del banco seminacionalizado.

En su primera intervención, el titular de Economía no ha mencionado el nombre de Rato (de quien fue su secretario de Estado durante el gobierno de José María Aznar), aunque eso no ha sido óbice para desmentir alguna de las acusaciones del expresidente de Bankia.

Así, Guindos ha negado que hubiera exigido su dimisión en 2012 al frente del banco nacido de la fusión de siete cajas (entre ellas Caja Madrid y Bancaja) y posteriormente nacionalizado tras su rescate con una inyección de 24.000 millones.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, momentos antes de comparecer en la Comisión de investigación de la crisis financiera y rescate bancario, en el Congreso de los Diputados de Madrid. EFE/ Emilio Naranjo

Literalmente, el ministro ha dicho que "el lunes 7 de mayo, el presidente del grupo [en alusión a Rato] me informó de su intención de dimitir, que también trasladó a la CNMV mediante un comunicado en el que decía haber decidido pasar el testigo a un nuevo gestor por estimar que era lo más conveniente para esta entidad".

El titular de Economía también ha señalado que fue el expresidente de Bankia quien señaló a su sucesor en la entidad: "Me pidió que hablase con José Ignacio Goirigolzarri para expresarle el apoyo del Gobierno a su futuro nombramiento como nuevo presidente de BFA-Bankia. Llamada que realicé poco después".

Según la explicación del ministro, fue el propio Rato el que decidió su marcha del banco tras no poder presentar sus cuentas consignadas por el auditor de la entidad, Deloitte, algo que ha calificado como un "hecho realmente inaudito". Guindos también ha dicho que en las "semanas previas" a la dimisión de Rato, la entidad manipuló el mercado con sus acciones, excediendo "de forma clara y frecuente los límites legalmente establecidos".

La culpa, de Zapatero

Guindos, en su relato sobre la crisis financiera, ha acusado al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) de no resolver el problema de fondo que tenían las cajas de ahorro y ha afirmado que no tomó medidas para mejorar la gobernanza de estas entidades.

El ministro ha señalado que la recaída de tres cajas de ahorro (Bankia, Catalunya Caixa y Caixa Galicia) en 2011 es prueba "irrefutable" de que no se actuó con eficacia.

Ha explicado que, de las tres cajas, Bankia era la entidad con más déficit y que optó por cubrirlo con su salida a Bolsa y ha incidido en que el Gobierno de entonces no entró en adoptar medidas de fondo para mejorar la valoración de los activos, mayores requerimientos de provisiones o para mejorar la gobernanza de las cajas de ahorro.

De Guindos: "Entre 2009 y 2011 una decena de cajas de ahorro recibieron ayudas públicas (...) que a cierre de 2016 tenían una pérdida esperada de 10.000 millones de euros"

"Entre 2009 y 2011 una decena de cajas de ahorro recibieron ayudas públicas (...) que a cierre de 2016 tenían una pérdida esperada de 10.000 millones de euros", ha aseverado, tras criticar también que la aprobación del Plan E, de estímulo a la economía, "sirvió para desequilibrar más las cuentas del Estado".

Guindos se ha referido al "fugaz atisbo" de estabilización económica que surgió en 2010, "los famosos brotes verdes" y a la recaída de la economía española posterior que reveló que las medidas adoptadas hasta entonces fueron "parches insuficientes".

La burbuja inmobiliaria, de 2004 a 2007

Además, ha señalado que la burbuja inmobiliaria se gestó sobre todo entre 2004 y 2007 y ha lamentado que el grueso de los recursos financieros fueran hacia la construcción que "alcanzó un peso desmesurado", al tiempo que ha criticado las ayudas fiscales a la vivienda aprobadas durante el gobierno socialista y que fueron "contraproducentes".

De Guindos ha llegado puntual a su comparecencia pero ha dado portazo a los numerosos medios de comunicación que le esperaban a las puertas del Congreso.  
El ministro, en lugar de entrar por la puerta por la que han entrado todos los portavoces, lo ha hecho por otra a la que se llega atravesando el edificio por dentro.

La prensa ha perdido así su oportunidad de intentar sacarle alguna declaración antes de su comparecencia. Todos los ojos estaban puestos en su respuesta a las acusaciones que Rodrigo Rato.

(Habrá ampliación)

Más noticias en Política y Sociedad