Público
Público

Urdangarín El juez permite a Urdangarin salir de prisión dos días a la semana para hacer voluntariado

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León dice que intenta así evitar así la "desocialización" que comporta la soledad del interno en la cárcel de mujeres de Brieva.

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4

Iñaki Urdangarin a su salida de la Audiencia de Palma. / Reuters

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León ha estimado con oposición del Ministerio Fiscal el recurso formulado por Iñaki Urdangarin en relación a la posibilidad de realizar salidas para llevar a cabo un programa de atención especializada fuera del Centro Penitenciario de Ávila, donde cumple condena, "al amparo del Reglamento Penitenciario, sin cuestionar su clasificación en segundo grado".

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), Urdangarín, todavía en régimen penitenciario de segundo grado, podrá salir de prisión dos días a la semana, con una duración máxima de ocho horas cada día, para realizar labores de voluntariado en una ONG ligada a una entidad religiosa y evitar así la "desocialización" que comporta la soledad del interno.

El cuñado del rey Felipe VI cumple la condena de cinco años y 10 meses de cárcel en el centro penitenciario de mujeres de Brieva, en la provincia de Ávila, en un módulo aislado y por tanto, sin contacto con otros internos, por decisión de la autoridad penitenciaria que lo entendió necesario para preservar la vida e integridad del mismo.

Urdangarín fue condenado por el Tribunal Supremo en 2018 por delitos de malversación, prevaricación, fraude, dos delitos fiscales y tráfico de influencias. Según la sentencia que le condenó, el marido de la infanta Cristina de Borbón se aprovechó de su “situación de privilegio” para obtener contrataciones del Instituto Nóos, una entidad deportiva que presidió de 2004 a 2006, consiguiendo influir en las autoridades de las Islas Baleares.

Imagen de la cárcel de Brieva. - EFE

El juez de Vigilancia Penitenciaria explica en su decisión que la elección del régimen de vida, es decir, la forma de cumplir la pena de prisión, no está sujeta a la voluntad de los internos, ya que viene regulada en la Legislación penitenciaria y es impuesta de forma imperativa por la Administración por lo que su incumplimiento es objeto de sanción.

En este sentido, recuerda que la "situación de aislamiento" como forma de cumplimiento en la que se encuentra Iñaki Urdangarin no es fruto de su elección, sino decisión de la autoridad penitenciaria.

"No es la voluntad de los internos la que determina el centro penitenciario de cumplimiento, pronunciamiento que, de nuevo, corresponde a la Administración", recuerdan desde el TSJCyL, que añade a este respecto que el aislamiento como forma de cumplimiento "está proscrito" en la normativa internacional, Reglas Mínimas Penitenciarias del Consejo de Europa, y en la Legislación nacional, Ley Orgánica General Penitenciaria y Reglamento Penitenciario, "si bien cabe recurrir a él en orden a preservar la vida e integridad de los internos, de ahí la legalidad de la decisión adoptada por la Administración". No obstante, aboga por articular medidas para evitar esa "desocialización" que comporta la soledad.

Según recuerda el TSJCyL, la Administración Penitenciaria se ha encontrado en la tesitura de tener que recurrir a "tan excepcional medida permanente" en tres ocasiones anteriores, penados que en su día tuvieron "altas responsabilidades" en la Seguridad del Estado, dos casos en el Centro Penitenciario de Ávila y uno en el Centro Penitenciario de Segovia.

En el primero de los supuestos se mantuvo el régimen de vida durante todo el cumplimiento por el riesgo de fuga mientras que en el segundo, al tratarse de una "condena de escasa entidad", se procedió a la progresión del penado al tercer grado en un plazo prudencial.

En el tercero, un supuesto de un penado no primario, con una condena más elevada que la de Urdangarin y con la responsabilidad civil derivada de su delito pendiente de satisfacer, se optó por la aplicación del régimen de flexibilidad del art.100.2 del Reglamento Penitenciario, y se permitieron unas salidas de unas horas a su domicilio varios días a la semana.

Hará el voluntariado en Hogar Don Orione

Tras el visto bueno del juez de Vigilancia Penitenciaria, Urdangarin hará dos días a la semana de voluntariado  en Hogar Don Orione, un centro de la orden religiosa italiana de los orionistas situado en la localidad de Pozuelo de Alarcón (Madrid) dedicado a ayudar a personas con discapacidad.

El centro está compuesto fundamentalmente por personas, mayores de edad, "con discapacidad intelectual, necesitadas de apoyos extensos y generalizados", según consta en la página web del centro.

El abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha explicado que el voluntariado que realizará su cliente se centrará en ayudar a personas con discapacidad y que, según la resolución judicial, se puede llevar a cabo a partir de este miércoles.

Más noticias en Política y Sociedad