Público
Público

El juez de Londres rechaza que Juan Carlos I pueda recurrir el fallo sobre su inmunidad

El rey emérito todavía tiene la opción de acudir a la Corte de Apelación ante la demanda interpuesta por Corinna Larsen.

El rey emérito Juan Carlos I, en una de sus últimas apariciones públicas, en el torneo de tenis de Abu Dhabi, el pasado mes de diciembre. Giuseppe CACACE / AFP
El rey emérito Juan Carlos I, en una de sus últimas apariciones públicas, en el torneo de tenis de Abu Dhabi, el pasado mes de diciembre. Giuseppe Cacace / AFP

El juez Matthew Nicklin, del Tribunal Superior de Londres, ha rechazado este martes permitir que Juan Carlos I recurra el fallo que dictó, según el cual el rey emérito no tiene inmunidad ante la demanda por presunto acoso presentada por su ex amante Corinna zu Sayn-Wittngstein.

No obstante, el rey emérito podrá pedir permiso para recurrir ese dictamen, emitido el pasado jueves, directamente ante la Corte de Apelación, lo que sus abogados indicaron que harán. La apelación retrasaría el juicio y prolongaría el proceso a favor del rey y de sus abogados, de los más lucrativos en el sector en Londres. Juan Carlos ganaría tiempo y los abogados más dinero.

Esta vista ha coincidido con la misa de acción de gracias que ha tenido lugar en la Abadía de Westminster en memoria del Príncipe Felipe, duque de Edimburgo, a la que han acudido invitados el rey Felipe VI y la reina Letizia.

En la vista que ha tenido lugar este martes en el Tribunal Superior, la defensa del demandado encabezada por Daniel Bethlehem indicó que pedirán autorización para recurrir a la Corte de Apelación "lo antes posible" y, si esta corte lo autoriza, presentarán el recurso antes del 30 de mayo.

El juez Nicklin rechazó darle el permiso para recurrir al considerar que había quedado claro que los actos que se le atribuyen al emérito se llevaron a cabo a nivel personal y no fueron de carácter de Estado.

El próximo paso en este proceso dependerá de si la Corte de Apelación autoriza el recurso que pide la parte del emérito

Sin embargo, el equipo de Juan Carlos I considera que lo ocurrido antes de su aplicación -entre 2012 y 2014- podría considerarse que ocurrieron durante una posición de autoridad, con lo cual podría aplicarse la inmunidad.

Estos abogados también cuestionan la opinión de Nicklin, incluida en el dictamen del pasado jueves, de que el emérito no forma parte de la Casa del Rey aunque sea de la familia. El próximo paso en este proceso dependerá de si la Corte de Apelación autoriza el recurso que pide la parte del emérito y por el momento no hay fecha.

Tras su abdicación, el rey ya no es inmune

En su demanda, Corinna acusa a Juan Carlos I de haberla sometido a "acoso" desde 2012 hasta el presente, personalmente o a través de "agentes" a su servicio. Esas acciones, según la demandante, "amenazaron" su seguridad y la de sus hijos.

Como pruebas de acoso cita un agujero que simulaba una bala en su casa de campo de Shropshire (oeste de Inglaterra) el 21 de junio de 2017 mientras ella dormía. Otras pruebas del memorial de agravios son el encuentro de un libro sobre la muerte de la princesa Diana en las mesitas de noche de sus apartamentos de Mónaco y Suiza o las amenazas a sus hijos.

El tribunal argumentó que el acoso no es una acción gubernamental y por lo tanto Juan Carlos I no tiene derecho a la inmunidad

La defensa del rey emérito alegó desde el principio ante el juez inglés que "su Majestad goza de inmunidad" y que la justicia británica no era competente para atender la demanda presentada por Larsen. Los representantes de Corinna alegaron por su parte que, tras su abdicación el 2 de junio de 2014, Juan Carlos I ya no está protegido por la inmunidad que se confiere a los jefes de Estado al amparo de la legislación británica.

El tribunal argumentó que el acoso no es una acción gubernamental y por lo tanto Juan Carlos I no tiene derecho a la inmunidad. El juez consideró que el rey emérito "ya no es soberano o jefe de Estado" ni tampoco forma parte de la Casa Real de Felipe VI aunque sea miembro de la familia real. "Mi decisión es que no se ha demostrado ninguna de las bases por las que se reclamó la inmunidad estatal. Por lo tanto, la demanda procederá", afirmo el magistrado.

Más noticias