Público
Público

El apartamento de Díaz Ayuso Kike Sarasola y una hija de Amancio Ortega son copropietarios de la compañía hotelera de lujo que aloja a Díaz Ayuso

El empresario y exatleta posee el 60% de la empresa Room Mate SA y Sandra Ortega, el 30%. El 10% restante está en manos del marido de Sarasola y un amigo. 

Kike Sarasola
El empresario Kike Sarasola en una imagen de archivo.

Desde dos días antes de la declaración del estado de alarma por la crisis de la covid-19, Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, dispuso de al menos dos estancias para su uso personal y profesional en un establecimiento hotelero de lujo explotado por Room Mate SA. 

La compañía es propiedad, según datos del depósito consolidado de cuentas de 2018, en un 60% de Tafay 2000 SL  –a su vez propiedad al 100% de Enrique Sarasola Marulanda (Kike Sarasola)–; en un 30% de Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega, a través de su sociedad holding ROSP Corunna Participaciones Empresariales SL; el 10% restante está repartido entre Carlos Marrero, el marido de Sarasola (vía su sociedad Ergocrático SLU), uno de los amigos con los que fundó el negocio, Gorka Atorrasagasti, y la propia compañía (autocartera).

Pantallazo de la Memoria de Room Mate SA 2018 depositada en el Registro Mercantil.

Poco a poco y buscando un inversor nació y creció Room Mate SA. La compañía se constituye en febrero de 2000, si bien su primer hotel, "Room Mate Mario" –en el centro de Madrid junto al Teatro Real– no abrió sus puertas hasta el año 2005. El dinero que faltaba para propiciar el despegue lo aportó en  2007, a cambio de un 9,84% del capital, Rosalia Mera, primera mujer de Amancio Ortega, fundador junto a ella de Inditex. "Mandé nuestro proyecto a mucha gente y conseguí tomarme un café con ella un día que vino a Madrid. Le gustó y decidió apoyarnos", recuerda Kike Sarasola. A la muerte de Rosalía Mera en 2013 su hija Sandra Ortega, heredó la participación que hoy cuelga bajo su holding ROSP Corunna. En  2013, la participación de su madre en Room Mate ya era de un 30%, tras subir en 2009 del 9,84% al 21,4%. 

La compañía no es propietaria de los edificios que albergan los hoteles y apartahoteles: la empresa de Sarasola los reposiciona, comercializa las plazas y las gestiona. Como pasa en muchas otras cadenas hoteleras, los inmuebles de Room Mate SA son alquilados y en el caso de Room Mate muchos de sus caseros son fondos de inversión articulados por gestoras como Blackstone o Aquila Capital, entre otras, que los adquirieron para invertir en su reposicionamiento y remodelación de acuerdo con los estándares del futuro explotador y cedérselos en alquiler de largo plazo.

Sandra Ortega es la hija mayor de Rosalía Mera y de Amancio Ortega , fundador de Inditex. Posee un holding propio conocido como "ROSP Corunna" del que cuelgan sus acciones en Inditex, donde tiene casi un 7%, su participación en Room Mate y otras inversiones como Pharma Mar en la que poseía en 2019 cerca de un 5%, fondos de inversión, sicavs y activos inmobiliarios, muchos puestos en alquiler.

Kike Sarasola está pendiente de sentencia firme por presuntos delitos fiscales relacionados con los impuestos de IRPF y Sucesiones tras el fallecimiento en 2002 de su padre, Enrique Sarasola Lerchundi. La fiscalía pidió cuatro años de prisión para el empresario hotelero, su hermano Fernando y la madre de ambos, Cecilia Maralunda Ramírez, por un supuesto delito contra la hacienda pública de 4,2 millones de euros. Estos cargos penales de índole fiscal no afectan, sin embargo, a Room Mate, y por tanto no serían óbice para la eventual firma de un contrato público, en este caso con la Comunidad de Madrid. 

Caja y buena publicidad para Room Mate

Sarasola, como otros empresarios hoteleros, puso públicamente a disposición de la Comunidad de Madrid algunos de los establecimientos que gestiona para su uso como "hoteles medicalizados". 

Su ofrecimiento tuvo una enorme repercusión y también gran acogida por la ciudadanía, porque fue interpretado en un principio como un gesto altruista para con enfermos y profesionales sanitarios y la población en general. A esta imagen positiva contribuyó la publicidad que obtuvo desde la cuenta de Twitter de la presidenta madrileña que, agradeciendo el gesto a otros "muchos hoteleros", personalizó su tuit en Room Mate y lo centró, además, en el mercado turístico, su cliente objetivo.

Sin embargo, lo que en principio fue celebrado como cesión gratuita, tiene todos los visos de ser una contratación desde la Comunidad de Madrid por un precio. Y aunque el beneficio de la contratación pueda ser muy inferior al generado habitualmente por su actividad hotelera, no es menos cierto que se trata de una entrada en caja de la que otros cientos de establecimientos en este momento carecen debido al cierre decretado para contener la expansión del virus.

 Inditex en la crisis de covid-19

Durante la crisis generada por el coronavirus, se ha destacado el papel de Inditex para ayudar a traer, adquirir e incluso producir con medios propios para eliminar riesgo de estafas, material sanitario desde China en un entorno de feroz competencia mundial, incluso entre países de la Unión Europea, por hacerse con las producciones de las fábricas chinas así como por identificar y apropiarse de los productores con garantías.  

Se ha confiado en Inditex por el gran despliegue de infraestructura, red de compradores y medios logísticos que la compañía gallega tiene hace años sobre el terreno de países como China, que disponían del material requerido. No obstante, y como en el caso de Room Mate, no se trata en su mayor parte de entregas altruistas porque la Administración central o autonómica paga la factura. 

Más noticias de Política y Sociedad