Público
Público

Apartamento de Ayuso Un contrato 'fantasma' de Madrid con el hotel de lujo en el que se aloja Ayuso aviva la polémica

La Comunidad de Madrid publica en su portal de transparencia un contrato de más de medio millón de euros adjudicado a Room Mate, cadena hotelera propietaria de la suite de lujo donde la presidenta madrileña se aloja desde hace dos meses, y posteriormente lo modifica asegurando que se trataba de un "error". 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE/Javier Lizón/Archivo
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE/Javier Lizón/Archivo

público

A medida que van pasando las horas aumentan las dudas y la polémica sobre el apartamento de lujo en el que vive desde hace dos meses la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, instalada desde el pasado 16 de marzo en una suite en pleno centro de Madrid propiedad de la cadena hotelera Room Mate, cuyo dueño es el empresario Kike Sarasola.

En un claro intento de sofocar la polémica, la cadena hotelera emitió un comunicado el martes en el que aseguraba que Ayuso pagará "personalmente" la factura del apartamento, "sin coste alguno para la Comunidad de Madrid".

Pero el asunto se enredó el mismo martes después de que la web oficial de la Comunidad de Madrid publicara el contrato de una adjudicación de 565.649 euros en favor de Room Mate. Poco después el Gobierno regional madrileño atribuyó la publicación del mismo a un "error" y cambió tanto la cantidad como el adjudicatario de dicho contrato. Esta cadena hotelera ha cedido a la Comunidad de Madrid sus seis hoteles en la capital durante la pandemia, cuatro para personal sanitario y otros dos para personas mayores sin coronavirus.

Este miércoles, Room Mate ha hecho público otro comunicado en el que afirma que "es absolutamente falso" que haya solicitado, recibido o que haya sido adjudicataria de cualquier contrato con la Comunidad de Madrid.

"Nunca hemos solicitado, ni nos han adjudicado ni hemos recibido pago alguno desde ninguna de las consejerías u organismos de la Comunidad de Madrid, Generalitat de Cataluña, País Vasco, Nueva York, París, Florencia o Milán, donde estamos prestando ayuda" por la pandemia del coronavirus, subraya la cadena hotelera de Kike Sarasola.

Pero esos desmentidos no parecen ser suficiente: el interés de los medios se centra ahora en el cambio de contrato, tanto del adjudicatario como de la cuantía del mismo. La polémica ha crecido tanto que el propio Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, se ha referido a ella en al declarar que si Ayuso no está pagando el alquiler, y está permitiendo que el dueño de Room Mate se lo costee de su bolsillo, "de nuevo tenemos un caso de corrupción".

El primer aviso sobre esta modificación lo dio la periodista Eva Lamarca desde su cuenta de Twitter al alertar sobre un cambio en un contrato publicado en el Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid. Allí, en principio se informaba de una adjudicación de la Consejería de Políticas Sociales  la cadena de hoteles Room Mate por un importe de 565.749,58 euros con IVA incluido. 

En el contrato ya modificado el nombre de la adjudicataria es ahora la Coordinadora del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid y el importe se reduce a 240.443,57 euros IVA incluido.

Sin embargo, Rafael Escudero, representante de la Coordinadora del Tercer Sector, una plataforma social que defiende los intereses de las pequeñas y medianas ONG en la Comunidad de Madrid, ha negado en conversación con El Diario haber cobrado esos 240.000 euros. Escudero explica que la Coordinadora del Tercer Sector sí tiene un contrato con la Comunidad de Madrid por la gestión de un hotel de Room Mate que aloja desde principios de abril a ancianos de residencias de mayores, pero por un importe mensual de 77.000 euros. Además, Escudero cuenta que el acuerdo con la administración madrileña es dejar el hotel el 31 de mayo. 

Además, la Cadena SER, que ha analizado los metadatos del archivo del contrato que envió la Comunidad de Madrid a los medios, informa de que el archivo del contrato se modificó el mismo martes 12 de mayo por la noche. 

Las explicaciones de la Comunidad de Madrid

Tras lo ocurrido, y como ha explicado el consejero de Políticas Sociales, Igualdad, Familias y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero (Cs), el Gobierno autonómico ha recabado la versión de todas las personas implicadas y ha podido constar que lo ocurrido "responde a un error humano de carácter administrativo". Para depurar responsabilidades, Reyero ha decidido cesar al máximo responsable de gestionar esta información, el secretario general técnico, Miguel Ángel Jiménez.

Respecto a la cuantía del contrato y su posterior modificación, la versión de la Comunidad de Madrid sostiene que la primera cantidad, la de 565.000 euros, "era una estimación" durante la declaración del estado de alarma, mientras que la segunda cifra –240.000 euros– es "una estimación más real". Este importe, dicen las fuentes oficiales, está destinado a la adaptación de habitaciones, la contratación de personal asistencial y determinados servicios puestos en marcha por la Comunidad en el único hotel que por el momento hay en marcha de los dos cedidos gratuitamente por Room Mate para personas mayores sin coronavirus.

Cabos sueltos

Pese a estas explicaciones, aún persisten varios cabos sueltos. Room Mate cedió a la Comunidad de Madrid sus seis hoteles en la capital al principio de la pandemia, cuatro para uso del personal sanitario y otros dos para que se alojaran personas mayores sin coronavirus. No obstante, fuentes de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, departamento que dirige Alberto Reyero, del partido Ciudadanos, reconocen que actualmente solo está operativo uno de los dos hoteles destinados a albergar a personas mayore, el hotel Room Mate Alicia que la semana pasada contaba con 21 residentes.

Además, la propia consejería ha informado de que la referencia publicada en el Portal de Transparencia de aproximadamente de medio millón de euros corresponde al gasto que habrían supuesto los servicios de Room Mate, incluido el hotel que aún no se ha puesto en marcha.

La empresa hotelera afirma que no tiene ningún contrato firmado con la Comunidad de Madrid y que tampoco ha recibido cantidad de dinero alguna. Su dueño, Kike Sarasola, ha estado en el programa Todo es Mentira donde se ha reafirmado en lo que su empresa ha dicho antes en el comunicado de prensa: que la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid introdujo "por error" en el Portal de Transparencia una adjudicación de contrato a su empresa, pero este acto fue rectificado "de inmediato" y que en todo caso se paga a quien está gestionando y atendiendo la estancia de los sanitarios y de los mayores en sus hoteles, pero nunca a Room Mate.

Licitación de urgencia

Pero la revista Vanity Fair, el medio que adelantó que Ayuso estaba confinada en un apartamento de lujo, también informa de que el pasado 6 de mayo la Comunidad de Madrid licitó de forma urgente 806.193,15 euros para los hoteles sanitarios en Madrid. Curiosamente, la suma de la presunta adjudicación a Room Mate (565.749,58 euros, exactamente), que ahora niegan tanto la Comunidad de Madrid como la propia empresa, y de la adjudicación a la Coordinadora del Tercer Sector (240.443,57 euros) da exactamente la cifra exacta de 806.193,15 euros, la cifra de la licitación aprobada de urgencia la semana pasada.

La coincidencia de las cifras y el hecho de que la Comunidad de Madrid sólo reconozca un contrato, induce a sospechar que el Gobierno de Ayuso pretende ocultar su relación con Room Mate. Kike Sarasola ha mostrado su enfado durante la entrevista con Risto Mejide con la Comunidad de Madrid por verse involucrado en este asunto y ha reconocido que ha alquilado no uno, sino dos apartamentos a Díaz Ayuso.

Kike Sarasola ha alquilado no uno, sino dos apartamentos a Díaz Ayuso

El propio vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, se ha referido al asunto tras la reunión del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Aguado se ha negado a entrar a fondo en la cuestión y se ha limitado a afirmar que hay "ruido interesado" porque en la Comunidad de Madrid se están haciendo "las cosas bien". Aguado ha repetido en varias ocasiones que el lugar en el que se hospeda Ayuso "es un asunto personal". "No tengo nada más que opinar. Si tuviera que dar más explicaciones, tendría que ser ella", ha añadido.

Aguado también ha querido dejar claro que "ni un solo euro de los madrileños" ha ido a sufragar la suite de lujo en la que se hospeda la presidenta. Tampoco ha sabido explicar, sin embargo, por qué la web oficial de la Comunidad de Madrid publicó el contrato de una adjudicación de 565.000 euros en favor de Room Mate, para poco después cambiar el contrato. "No conozco los detalles", ha esgrimido como única respuesta. 

Más noticias de Política y Sociedad