Público
Público

Orgullo 2019 El Orgullo recorrerá el centro de Madrid aunque la derecha llegue al Ayuntamiento

Los promotores del MADO’19 tienen todos los permisos para celebrar la manifestación central y los actos culturales y festivos previstos para la primera semana de julio.

Imagen de una manifestación del Orgullo en Madrid. MADO'19

Se han despejado las dudas, si es que alguna vez alguien las tuvo. Los actos de celebración del Orgullo se desarrollarán como vienen haciéndolo últimamente en la capital madrileña, después de que los organizadores hayan cumplimentado todo el papeleo administrativo y hayan recibido los permisos oportunos.

La incertidumbre política surgida tras los comicios municipales del 26-M, el más que probable cambio de gobierno en el Palacio de Cibeles y las declaraciones de algunos candidatos sobre la ubicación que debería tener el Orgullo habían planteado algunas incógnitas, pero finalmente el MADO’19 será similar al de años anteriores.

Así lo ha confirmado a Público Santiago Rivero, responsable de Comunicación del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM), una de las organizaciones del MADO’19, la gran fiesta del Orgullo LGTB, que se celebrará en el barrio de Chueca y algunas de las principales calles de Madrid, del 28 de junio al 7 de julio.

Durante la pasada campaña electoral de los comicios municipales y autonómicos, los candidatos de Vox a la Alcaldía y a la Comunidad, Javier Ortega Smith y Rocío Monasterio, respectivamente, se mostraron partidarios de trasladar las fiestas del Orgullo a la Casa de Campo.

Ortega Smith justificó la medida en que los vecinos de Chueca tenían derecho a descansar y a no sufrir problemas de suciedad, alcohol y exhibicionismo, mientras que su compañera de formación aseguró que de esa manera no se bloquearía el centro de Madrid.

Frente a estos planteamientos, el portavoz de COGAM tiene muy claro que, si el Orgullo salió adelante cuando eran alcaldes los populares Alberto Ruiz-Gallardón o Ana Botella, este año no va a ser una excepción.

Consenso en torno a la diversidad

“Nosotros”, resalta, “llevamos organizando el Orgullo 30 años y casi todos han sido con gobiernos del PP. Además, antes no existía un consenso político como el que hay ahora en torno a la diversidad. En los años ochenta, ni siquiera el PSOE o el PCE eran partidarios de esto. Si lo sacamos con Ana Botella, creo que lo podemos seguir haciendo ahora”.

“Si lo sacamos con Ana Botella, lo haremos también ahora. Madrid no va a dejar al Ayuntamiento que toque el Orgullo”

Rivero considera que el Orgullo es “el evento más grande que se hace en la ciudad de Madrid” y son muchas las personas que, con independencia de que voten a Ciudadanos o al PP, asisten y participan en la manifestación central y en las diferentes actividades culturales que se organizan en la capital.

“El Orgullo”, sostiene, “no se puede llevar a la Casa de Campo. El Ayuntamiento no puede decirle a una organización social donde tiene que manifestarse, porque ése es un derecho constitucional y la corporación municipal no tiene competencial alguna. La propia ciudad de Madrid no va a dejar al Ayuntamiento que toque el Orgullo”.

En su opinión, no tiene sentido que se quiera mover el Orgullo a otro sitio distinto al que quieren sus promotores, cuando se organizan y celebran otros acontecimientos deportivos que ocupan los mismos espacios, generan el mismo ruido y la misma basura, y, sin embargo, el Ayuntamiento los permite.

Rivero cree que, si finalmente accede a la Alcaldía un gobierno de derechas (la constitución de los ayuntamientos está prevista para el próximo 15 de este mes), puede que haya una menor presencia en los actos institucionales relacionados con el Orgullo.

Bandera arcoíris en el Ayuntamiento

En este sentido, la primera piedra de toque será el próximo 28 de junio, fecha en la que está previsto que se despliegue en el Palacio de Correos, sede del gobierno municipal de Madrid, una inmensa bandera arcoirirs, símbolo del orgullo gay, lésbico, bisexual y trans desde finales de los años 70 del siglo pasado.

Una mujer se fotografía junto a la fachada del Ayuntamiento de Madrid donde hoy se ha desplegado la bandera del orgullo gay en una semana en la que tendrá lugar la celebración del World Pride 2017, en la capital española. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Una mujer se fotografía junto al Ayuntamiento de Madrid donde se ha desplegado la bandera del orgullo gay. EFE

“Ciudadanos”, recuerda Rivero, “ha estado todos los años en ese despliegue de bandera, y confiamos en que no permita que el PP o Vox, en el caso de que entren en el gobierno municipal, vayan a paralizar ese acto. Además, el PP tampoco se ha opuesto nunca a que se desplegara la bandera. No han asistido, no han participado, pero tampoco han hecho declaraciones en contra. Han sido muy neutros en ese sentido”.

El acto central de la programación del MADO’19 es la manifestación estatal del Orgullo LGTB, que se celebrará el 6 de julio, entre la glorieta de Atocha y la plaza de Colón, y en cuya cabecera, según subrayan los convocantes, marcharán “representantes de las entidades organizadoras, así como de las instituciones que colaboran y creen en el Orgullo”.

El representante de COGAM reconoce que durante el mandato de Manuela Carmena, y con el apoyo institucional y económico que les ha brindado, el Orgullo ha potenciado enormemente la imagen de Madrid como ciudad de la diversidad, y se ha podido hacer una programación de más calidad.

“Todos los trámites complicados y engorrosos que había que superar en la etapa de Ana Botella desaparecieron con la llegada de Carmena, que siempre ha procurado coordinar desde la Alcaldía a todos los servicios municipales para que el Orgullo salga lo mejor posible. Ahí hemos ganado en calidad y en gestión”, subraya Rivero.

Más noticias