Público
Público

Tensión en el Gobierno Malestar en Unidas Podemos por las palabras de Marlaska sobre migración

Primeras fricciones en el seno del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos por la política migratoria defendida por el ministro del Interior el pasado lunes en el Congreso.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso. (BALLESTEROS | EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso. (BALLESTEROS | EFE)

Público 

Primeras fricciones en el seno del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. Fuentes del grupo parlamentario de Unidas Podemos han mostrado públicamente su malestar por las declaraciones del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre política migratoria durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso el pasado lunes. 

En Unidas Podemos no comparten el endurecimiento del discurso de Marlaska sobre esta cuestión ni tampoco están muy de acuerdo con el ministro en algunas cuestiones polémicas como son las deportaciones forzosas de potenciales refugiados a Mauritania y la reciente sentencia del Tribunal de Estrasburgo que avala las devoluciones en caliente.

Al respecto de esta polémica sentencia, Marlaska hizo unas declaraciones el lunes que han molestado especialmente a los de Pablo Iglesias: "La violencia es un límite al ejercicio de los derechos fundamentales", dijo el ministro en referencia a la supuesta violencia utilizada por los inmigrantes para saltar las vallas de Ceuta y Melilla. 

"Esperamos que el Ministerio del Interior aclare cuanto antes el malentendido. Apostar por endurecer la ley contra las personas que vienen a trabajar a nuestro país huyendo del hambre y de la guerra o elogiar sentencias que avalan la violación de sus derechos humanos no sólo es lo contrario de lo que figura en el acuerdo de gobierno de coalición, es además lo contrario de lo que desean la inmensa mayoría de los votantes del PSOE y de Unidas Podemos", han declarado fuentes del Grupo Parlamentario. 

Marlaska no quiso aclarar el pasado lunes si se mantendrán las devoluciones en caliente de inmigrantes irregulares y se limitó a asegurar que España aplica la normativa internacional protectora de los derechos fundamentales.

Durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso, Marlaska fue muy escueto pese a que la mayoría de los grupos, incluido el de Unidas Podemos, le interrogaron a fondo sobre el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) que ha avalado esas devoluciones.

Más noticias de Política y Sociedad